hA­bLAn­Do DEL po­pU­LAr con Los qUE sA­bEn

Tiempo - - ACTUALIDAD - Ál­va­ro Nie­to anie­to.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

Bas­ta ha­blar con dos im­por­tan­tes di­rec­ti­vos de ban­ca, uno en ac­ti­vo y el otro ya apar­ta­do del sec­tor, pa­ra dar­se cuen­ta de que de­ma­sia­da gen­te ha­bla de­ma­sia­das co­sas so­bre la in­ter­ven­ción del Ban­co Po­pu­lar... y sin sa­ber ca­si na­da. Am­bos coin­ci­den en que la fór­mu­la ele­gi­da pa­ra sal­var la en­ti­dad ha si­do la me­jor, a pe­sar de que los ac­cio­nis­tas del ban­co ha­yan per­di­do to­do su di­ne­ro. “Ha si­do una gran so­lu­ción y se ha rea­li­za­do con enor­me trans­pa­ren­cia y ra­pi­dez”, se­ña­la el que es­tá en ac­ti­vo. “Se ha he­cho muy bien”, re­ma­ta el di­rec­ti­vo que ya es­tá re­ti­ra­do. Cuan­do uno ve que un ban­co que ha­ce unos me­ses va­lía mi­llo­nes de eu­ros se lo han ven­di­do por una so­la mo­ne­da a uno de sus prin­ci­pa­les com­pe­ti­do­res, lo fá­cil es pen­sar que se tra­ta de una gan­ga. En es­te pun­to hay cier­ta dis­cre­pan­cia en­tre nues­tros pro­ta­go­nis­tas. “Yo he vis­to los li­bros del Po­pu­lar y pue­do ase­gu­rar que es­to no es ni un pe­lo­ta­zo ni un cho­llo pa­ra el San­tan­der”, di­ce el pri­me­ro. “Es una ope­ra­ción ma­gis­tral pa­ra Ana Bo­tín”, ma­ti­za el se­gun­do. ¿Y quién tie­ne la cul­pa del fin del Po­pu­lar? El que es­tá en ac­ti­vo pre­fie­re guar­dar si­len­cio. El otro, sin em­bar­go, se­ña­la dos res­pon­sa­bles: el an­te­rior pre­si­den­te, Án­gel Ron, y su su­ce­sor, Emi­lio Sa­ra­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.