Mé­xi­co con­quis­ta la eco­no­mía es­pa­ño­la

FCC, Cam­po­frío, Avan­za, Bim­bo, Rea­lia... las in­ver­sio­nes me­xi­ca­nas en Es­pa­ña cre­cen co­mo la es­pu­ma en to­dos los sec­to­res

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por mi­guel Ci­fuen­tes

Es­pa­ña es la se­gun­da pa­tria de los mi­llo­na­rios me­xi­ca­nos. Des­de ha­ce diez años han in­ver­ti­do en nues­tro país más de 31.000 millones de eu­ros, se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Es­pa­ñol de Co­mer­cio Ex­te­rior (ICEX). Las pio­ne­ras fue­ron la pe­tro­le­ra Pe­mex, que en­tró en Repsol en 1987 co­mo ac­cio­nis­ta de re­fe­ren­cia y la ce­men­te­ra Ce­mex, que com­pró en 1992 Va­len­cia­na de Ce­men­tos. Aque­lla flo­ti­lla de bar­cos es na­da com­pa­ra­do con la Ar­ma­da me­xi­ca­na des­em­bar­ca­da en Es­pa­ña en los úl­ti­mos diez años. “Des­de 2008 los in­ver­so­res me­xi­ca­nos han apro­ve­cha­do el fuer­te ajus­te ba­jis­ta del pre­cio de los ac­ti­vos por la cri­sis.

Es­pa­ña es la en­tra­da en Eu­ro­pa pa­ra las mul­ti­na­cio­na­les la­ti­nas y un mer­ca­do ex­ce­len­te pa­ra su di­ver­si­fi­ca­ción”, di­ce Al­mu­de­na Se­mur, di­rec­to­ra ge­ren­te del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos. El ar­gu­men­to lo re­fuer­za Ra­món Casilda, ex­per­to y consultor es­tra­té­gi­co pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na, pro­fe­sor del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios Bur­sá­ti­les y de la Es­cue­la Di­plo­má­ti­ca y ca­te­drá­ti­co de la Uni­ver­si­dad de Al­ca­lá de He­na­res, au­tor de La cri­sis y la rein­ven­ción del ca­pi­ta­lis­mo: “Mé­xi­co y Es­pa­ña son un caso cla­ro de fer­ti­li­za­ción cru­za­da. En 1965 ate­rri­zó en Es­pa­ña Au­rre­rá, la ca­de­na de su­per­mer­ca­dos de la fa­mi­lia Aran­go, que hoy es due­ña de la ca­de­na Vips. El in­te­rés de Mé­xi­co por Es­pa­ña es muy an­ti­guo, so­mos la puer­ta de Eu­ro­pa y un mer­ca­do muy in­tere­san­te pa­ra su di­ver­si­fi­ca­ción. Ha­cer ne­go­cios en el mis­mo idio­ma es la mi­tad del ca­mino del éxi­to en la in­ver­sión”.

Casilda va­lo­ra el alu­vión in­ver­sor, pe­ro du­da que ha­yan in­ver­ti­do 31.000 millones de eu­ros. “Hay mu­chas in­ver­sio­nes so­lo fi­nan­cie­ras. Lo que im­por­ta es la in­ver­sión pro­duc­ti­va, y pue­de ser me­nor”. Él va­lo­ra las in­ver­sio­nes en 25.259 millones, de los cua­les 17.000 han sido in­ver­ti­dos a tra­vés de vehícu­los/so­cie­da­des en los Paí­ses Ba­jos. Con to­do, cer­ti­fi­ca que “los me­xi­ca­nos sa­ben lo que ha­cen en Es­pa­ña, so­mos un país de opor­tu­ni­da­des. Mu­chos son hi­jos o nie­tos de es­pa­ño­les. So­mos un buen país pa­ra in­ver­tir, pa­ra no de­pen­der tan­to del dó­lar, su di­vi­sa de re­fe­ren­cia”.

El al­mi­ran­te de la Ar­ma­da me­xi­ca­na es el mi­llo­na­rio Car­los Slim, con una for­tu­na de más de 60.000 millones de dó­la­res (52.000 millones de eu­ros), se­gún For­bes. Es una de las tres pri­me­ras for­tu­nas del mun­do, tras Bill Ga­tes (Mi­cro­soft) y Amancio Ortega (In­di­tex). En 2008 ini­cia sus ne­go­cios con La Cai­xa me­dian­te una aso­cia­ción fi­nan­cie­ra y ban­ca­ria, cuan­do en Es­pa­ña ape­nas se olía la cri­sis .El mag­na­te se hi­zo con Fo­men­to de Cons­truc­cio­nes y Con­tra­tas (61,11% del ca­pi­tal), la em­ble­má­ti­ca fir­ma de la fa­mi­lia Ko­plo­witz, la cuar­ta cons­truc­to­ra es­pa­ño­la. FCC es­tá go­ber­na­da hoy por Car­los Jar­que, un eje­cu­ti­vo de Slim, que es­tá dan­do la vuel­ta a los nú­me­ros, y en abril vol­vió a be­ne­fi­cios tras años de pérdidas. Slim es tam­bién due­ño de la in­mo­bi­lia­ria Rea­lia y la ce­men­te­ra Portland Val­de­rri­vas, am­bas con­tro­la­das por la fa­mi­lia Ko­plo­witz. Es ac­cio­nis­ta mi­no­ri­ta­rio de Cai­xa­banc, que a su vez tie­ne una par­ti­ci­pa­ción del 9,1%, a tra­vés de Cri­te­riaCai­xa (primer ac­cio­nis­ta del ban­co ca­ta­lán), en In­bur­sa, el ban­co del me­xi­cano. Su aso­cia­ción fue más fuer­te al prin­ci­pio pe­ro si­gue sien­do só­li­da. La no­ta pin­to­res­ca del mag­na­te es la com­pra del Real Ovie­do Club de Fút­bol, don­de es ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio, con el 71%. La fo­to de Slim con la ca­mi­se­ta del Real Ovie­do dio la vuel­ta al mun­do.

Slim es­tá en me­dios de co­mu­ni­ca­ción co­mo Pri­sa, edi­to­ra del dia­rio El País. Hoy so­lo tie­ne un por­cen­ta­je mí­ni­mo (me­nos del 3%), tras va­rias am­plia­cio­nes de ca­pi­tal. En Pri­sa es­tá tam­bién su pai­sano Ro­ber­to Alcántara, primer ac­cio­nis­ta in­di­vi­dual de la edi­to­ra, con un 9,3 % del ca­pi­tal, tras des­em­bol­sar 100 millones de eu­ros en 2014. Alcántara es due­ño del Gru­po To­lu­ca y la lí­nea aé­rea Aé­ro­bus. Co­mo di­ce Casilda,“las mul­ti­la­ti­nas sa­ben lo que ha­cen. Tie­ne sen­ti­do lo que ha­ce Slim en cons­truc­ción, in­mo­bi­lia­rio, ban­ca, co­mu­ni­ca­ción, re­pli­ca su im­pe­rio me­xi­cano. Sa­be que so­mos un mer­ca­do al­ter­na­ti­vo a sus ne­go­cios en La­ti­noa­mé­ri­ca”. So­lo en la com­pra de FCC y Rea­lia, Slim in­vir­tió 7.800 millones de eu­ros en el primer semestre de 2016. Ca­na­li­za sus in­ver­sio­nes a tra­vés de In­mo­bi­lia­ria Car­so, des­de don­de con­tro­la su im­pe­rio, en el que des­ta­ca Amé­ri­ca Mó­vil, primer ope­ra­dor la­ti­noa­me­ri­cano de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Es cier­to que Slim no ha he­cho más que po­ner di­ne­ro en Es­pa­ña des­de que ate­rri­zó, y ha te­ni­do pérdidas, pe­ro FCC ha sido sal­va­da y ya ga­nó 21,4 millones de eu­ros en

Em­pre­sa­rios az­te­cas han in­ver­ti­do en los úl­ti­mos diez años 31.000 millones de eu­ros en nues­tro país, se­gún el icEx

el primer tri­mes­tre de es­te año, fren­te a 16,7 millones de pérdidas en el primer tri­mes­tre de 2016. FCC pa­só años du­ros en 2013 y 2014, pe­ro no es­tá le­jos el año en que vuel­va a dar di­vi­den­do y ten­ga be­ne­fi­cios ne­tos en to­das sus empresas.

Cam­po­frío En El gru­po Sig­ma

A los in­ver­so­res me­xi­ca­nos les gus­ta la ban­ca es­pa­ño­la. Slim es­ta­ble­ció una fruc­tí­fe­ra re­la­ción con La Cai­xa en 2008, cuan­do la en­ton­ces caja com­pró el 20% de In­bur­sa, el ban­co del me­xi­cano, pa­ra co­la­bo­rar en ban­ca mi­no­ris­ta. En 2013 se re­du­jo su par­ti­ci­pa­ción al 10,1% ya co­mo Cai­xa­banc y cuan­do Cri­te­riaCai­xa era ya primer ac­cio­nis­ta de la en­ti­dad. Ac­tual­men­te Cri­te­riaCai­xa tie­ne una par­ti­ci­pa­ción de so­lo el 9,01% de In­bur­sa. Por su par­te, Slim tie­ne el 0,76% del ca­pi­tal de Cai­xa­banc, des­de septiembre de 2016. El me­xi­cano apro­ve­chó la co­lo­ca­ción pri­va­da el año pa­sa­do de un 9% del ca­pi­tal del ban­co ca­ta­lán y pa­gó 100 millones de eu­ros por esa mí­ni­ma par­ti­ci­pa­ción.El in­te­rés por la ban­ca al­can­za ape­lli­dos des­co­no­ci­dos, co­mo Ernesto Ti­na­je­ro, pro­pie­ta­rio del 7,2% de Li­ber­bank, el ban­co as­tu­riano. La com­pra la hi­zo a tra­vés de su so­cie­dad Ai­bi­llo. Otro me­xi­cano po­co conocido es Da­vid Mar­tí­nez, que con­tro­la el 4,94% de Ban­co Sa­ba­dell. La in­ver­sión la hi­zo su so­cie­dad Winth­rop Se­cu­ri­ties Li­mi­ted. Los me­xi­ca­nos han he­cho in­ver­sio-

las in­ver­sio­nes me­xi­ca­nas en nues­tro país abar­can des­de ce­men­te­ras has­ta sa­las de ci­ne, pasando por clu­bes de fút­bol

nes atí­pi­cas: 253 su­cur­sa­les de Ban­co Sa­ba­dell por par­te de Moisés El-Mann o el pro­pio Slim, que ad­qui­rió 439 su­cur­sa­les de Cai­xa­banc por 428 millones de eu­ros. Otros han sido des­gra­cia­dos en su aven­tu­ra ban­ca­ria en Es­pa­ña. An­to­nio del Valle era ac­cio­nis­ta de re­fe­ren­cia de Ban­co Po­pu­lar con un 4%, y ha per­di­do 550 millones de eu­ros por la li­qui­da­ción de la en­ti­dad. Del Valle es el gran cons­pi­ra­dor en la cri­sis del Po­pu­lar, cau­san­te del ce­se de Án­gel Ron co­mo pre­si­den­te del ban­co y su re­cam­bio por Emi­lio Sa­ra­cho. Es hi­jo de emi­gran­tes as­tu­ria­nos y la sép­ti­ma for­tu­na de Mé­xi­co, con in­ver­sio­nes en la quí­mi­ca y la cons­truc­ción. Po­see una pe­que­ña en­ti­dad fi­nan­cie­ra, el Ban­co BX+, en el que el Po­pu­lar es ac­cio­nis­ta con un 24,9%. Ve­re­mos qué ha­ce el San­tan­der con esa par­ti­ci­pa­ción, si la li­qui­da o la man­tie­ne. Aho­ra quie­re re­cu­pe­rar su di­ne­ro me­dian­te ac­cio­nes ju­di­cia­les en Es­pa­ña y en Eu­ro­pa.

Cam­po­frío En El gru­po Sig­ma

Cam­po­frío, la em­ble­má­ti­ca cár­ni­ca bur­ga­le­sa, es me­xi­ca­na des­de ju­nio de 2015. En esa fe­cha, Sig­ma Ali­men­tos com­pró el 100%. Se tra­ta de una fir­ma que es par­te del gru­po me­xi­cano Al­fa. Sig­ma ad­qui­rió el 37% del ca­pi­tal a los chi­nos de WH Group, por 312 millones de eu­ros, cuan­do ya te­nían el 63% de Cam­po­frío. Pe­dro Ball­vé, el úl­ti­mo pre­si­den­te, hi­jo del fun­da­dor de la com­pa­ñía, de­ja la em­pre­sa al me­xi­cano Ma­rio Páez. Sig­ma pro­du­ce car­nes fri­tas, lác­teos, re­fri­ge­ra­dos y con­ge­la­dos, fac­tu­ra 4.500 millones de eu­ros, tie­ne 71 plan­tas y 38.000 tra­ba­ja­do­res. Bim­bo, el fa­mo­so pan de mol­de, ha sido es­pa­ñol du­ran­te dé­ca­das y ha­ce seis años vol­vió a sus orí­ge­nes me­xi­ca­nos. En 2011 Bim­bo Mé­xi­co com­pró Bim­bo Es­pa­ña por 110 millones de eu­ros a la mul­ti­na­cio­nal ame­ri­ca­na Sa­ra Lee. No se pa­ró ahí y ad­qui­rió en 2015 otra mar­ca es­pa­ño­lí­si­ma, Pan­ri­co, que es­ta­ba ca­mino del cie­rre. Pa­gó al fon­do de in­ver­sión ame­ri­cano Oak­tree 209 millones de eu­ros y es­tá po­nién­do­la a flo­te. Bim­bo es el rey del pan de mol­de en Es­pa­ña y Por­tu­gal con más de 100 mar­cas. El nue­vo primer eje­cu­ti­vo de Bim­bo Es­pa­ña es Fer­nan­do Ler­do de Te­ja­da, nie­to del fun­da­dor de Bim­bo, el mí­ti­co em­pre­sa­rio D. Lo­ren­zo Ser­vit­je, que aca­ba de mo­rir a los 98 años en Mé­xi­co.

au­to rES, En ma­noS dE ado

Los via­je­ros de Avan­za (Au­to Res) a Va­len­cia, Cas­te­llón, Ex­tre­ma­du­ra y Cas­ti­lla y León, ya sa­ben que es una com­pa­ñía me­xi­ca­na. El due­ño es ADO, se­gun­do ope­ra­dor de au­to­bu­ses de Mé­xi­co y el pri­me­ro en La­ti­noa­mé­ri­ca en el sec­tor de trans­por­te ur­bano e in­ter­ur­bano de via­je­ros. La com­pra de Avan­za cos­tó 881 millones de dó­la­res (762 millones de eu­ros) en agos­to de 2013. Los es­pec­ta­do­res de las sa­las de ci­ne Yelmo sa­ben que el gru­po me­xi­cano Ci­né­po­lis, uno de los tres ma­yo­res ope­ra­do­res de ocio de La­ti­noa­mé­ri­ca, es el nue­vo pro­pie­ta­rio. El pre­cio no se ha re­ve­la­do, se sos­pe­cha que es la deu­da ban­ca­ria de 50 millones. Los me­xi­ca­nos se han he­cho con el se­gun­do ope­ra­dor de sa­las de ci­ne de Es­pa­ña, pre­sen­te en 20 ciu­da­des con 414 pan­ta­llas. Por ta­qui­lla pa­san al año 11 millones de es­pec­ta­do­res. Pe­mex, la pio­ne­ra de la in­ver­sión me­xi­ca­na en Es­pa­ña, ha vuel­to a nues­tro país. Aca­ba de hacerse con los As­ti­lle­ros de Hi­jos de Ba­rre­ras, el primer as­ti­lle­ro pri­va­do de Es­pa­ña, con ins­ta­la­cio­nes en Vi­go. Por otra par­te, es po­co conocido el gru­po me­xi­cano Ze­naAl­sea, primer ope­ra­dor la­ti­noa­me­ri­cano de res­tau­ra­ción, co­mi­da rá­pi­da y ca­sual, que tie­ne una fuer­te im­plan­ta­ción en Es­pa­ña. La fir­ma Al­sea es pro­pie­ta­ria de en­se­ñas y fran­qui­cias co­mo Fos­ter’s Holly­wood, Piz­za’s Do­mi­nó, La Va­ca Ar­gen­ti­na, Ca­ñas y Ta­pas y has­ta 14 en­se­ñas di­fe­ren­tes en Es­pa­ña, Mé­xi­co, Co­lom­bia, Bra­sil y Ar­gen­ti­na. Hay me­xi­ca­nos en el mun­do edi­to­rial. Ha­bla­mos de Ber­nar­do Do­mín­guez, due­ño de la nue­va edi­to­rial Mal­pa­so, con se­de en Bar­ce­lo­na. La fir­ma es muy in­no­va­do­ra y ha edi­ta­do tí­tu­los de éxi­to co­mo la bio­gra­fía del fut­bo­lis­ta del Bar­ce­lo­na CF, An­drés Inies­ta. Fi­nal­men­te hay in­ver­so­res me­xi­ca­nos des­co­no­ci­dos en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio. Han com­pra­do edi­fi­cios em­ble­má­ti­cos en Ma­drid, co­mo Gran Vía 14, sin des­ve­lar su iden­ti­dad, y hay di­ne­ro me­xi­cano en cen­tros co­mer­cia­les que no tie­ne ape­lli­dos to­da­vía. Su­ma y si­gue del río de pe­sos a eu­ros que cru­za el Atlán­ti­co en las dos di­rec­cio­nes.

in­ver­so­res De iz­quier­da a de­re­cha y de arri­ba aba­jo: Da­vid Mar­tí­nez, Ma­rio Páez, Moisés El-Mann y Fer­nan­do Ler­do de Te­ja­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.