El Opus des­pués del ba­ta­ca­zo del Po­pu­lar

La es­truc­tu­ra de fun­da­cio­nes y otras en­ti­da­des li­ga­das al Opus Dei se re­sien­te tras el des­ca­la­bro del ban­co más cer­cano a la Obra de Es­cri­vá

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por Javier otero jo­te­ro.tiem­po@gru­po­ze­ta.es

el des­ca­la­bro del Ban­co Po­pu­lar, iden­ti­fi­ca­do du­ran­te años co­mo la en­ti­dad fi­nan­cie­ra con la­zos más fuer­tes con el Opus Dei, ha adel­ga­za­do la po­ten­cia eco­nó­mi­ca de los que son miem­bros o es­tán cer­ca­nos a la Obra que fun­dó Jo­sé Ma­ría Es­cri­vá de Ba­la­guer. Sin em­bar­go, ini­cia­ti­vas que cuen­tan con el res­pal­do di­rec­to del Opus, co­mo los co­le­gios, van vien­to en po­pa y man­tie­nen un crecimiento cons­tan­te.

El pre­la­do del Opus Dei, Fer­nan­do Ocáriz, aca­ba de rea­li­zar su pri­me­ra vi­si­ta a Es­pa­ña co­mo tal muy po­co des­pués del desas­tre del Po­pu­lar. En Bar­ce­lo­na ha vi­si­ta­do el cen­tro Bra­val, de la ONG Ini­cia­ti­ves de So­li­da­ri­tat i Pro­mo­ció que da apo­yo a niños del ba­rrio del Ra­val, es­pe­cial­men­te in­mi­gran­tes. Se tra­ta de una de las lla­ma­das “ini­cia­ti­vas apos­tó­li­cas”, las que lle­van ade­lan­te miem­bros de la Obra por de­ci­sión pro­pia. Otras ini­cia­ti­vas de miem­bros del Opus Dei son fun­da­cio­nes que se en­cuen­tran tras las so­cie­da­des ac­cio­nis­tas del Ban­co Po­pu­lar y, por lo tan­to, di­rec­ta­men­te afec­ta­das por su des­ca­la­bro.

Ha­ce cin­co años, la va­lo­ra­ción del ban­co era de cua­tro eu­ros por ac­ción. Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes era pro­pie­ta­ria en­ton­ces del 3,7% de las ac­cio­nes, que te­nían un va­lor de 1.254 millones de eu­ros. La Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas, un gru­po en el que se in­clu­yen tí­tu­los de Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, te­nía el 7,5% de las ac­cio­nes, que va­lían 2.524 millones de eu­ros.

El efec­to di­rec­to de la caí­da del Po­pu­lar en el Opus, di­cen en es­ta en­ti­dad, son unos escasos 6.000 eu­ros. Otras ins­ti­tu­cio­nes, co­mo la Fun­da­ción de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra, han per­di­do 558.000 eu­ros en el ba­ta­ca­zo ban­ca­rio, se­gún han se­ña­la­do. Los pro­ble­mas fi­nan­cie­ros van a afec­tar a los pro­yec­tos que per­so­nas y otras fun­da­cio­nes de la ór­bi­ta del Opus fi­nan­cia­ban y que se han vis­to per­ju­di­ca­dos por la caí­da del Po­pu­lar. En­tre los pro­yec­tos afec­ta­dos pue­den es­tar fon­dos de­di­ca­dos a la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra pa­ra be­cas o pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción, re­co­no­cen en el Opus, que ha­brán de in­ten­tar cu­brir con nue­vos pa­tro­ci­nios o ayu­das pú­bli­cas.

Des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co, las es­truc­tu­ras y di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas del Opus es-

tán or­ga­ni­za­das de for­ma au­tó­no­ma. El nú­cleo lo cons­ti­tu­ye la Pre­la­tu­ra Per­so­nal (ver re­cua­dro

a la de­re­cha), en­ca­be­za­da por el su­ce­sor de Jo­sé Ma­ría Es­cri­vá de Ba­la­guer. Lue­go, los nu­me­ra­rios, los miem­bros de la Obra cé­li­bes que de­ci­den vi­vir en pe­que­ñas re­si­den­cias, se sos­tie­nen a sí mis­mos, pe­ro apor­tan el res­to de su di­ne­ro a las di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas li­ga­das al Opus Dei. Do­nan­tes, evi­den­te­men­te, pue­den ser to­dos, in­clui­dos otros miem­bros de la Obra co­mo pue­den ser los su­per­nu­me­ra­rios y los agre­ga­dos.

Lue­go, miem­bros del Opus han pues­to en mar­cha sus pro­pias ini­cia­ti­vas, que no de­pen­den de la Pre­la­tu­ra, pe­ro los prin­ci­pios de la Obra de Es­cri­vá de Ba­la­guer se en­cuen­tran de­trás. El ejem­plo más cla­ro es el de los co­le­gios de Fo­men­to. Es­tos, por cier­to, tie­nen unos in­gre­sos anua­les de 73,5 millones de eu­ros, fren­te a los 63 millones de ha­ce una dé­ca­da. Aun­que en el pro­pio Opus Dei se con­si­de­ran es­tas ini­cia­ti­vas cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­bles con la Obra, las co­lo­can des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co co­mo en­tes com­ple­ta­men­te autónomos. En la misma lí­nea, pe­ro abrien­do más el círcu­lo, lo que ha­gan los miem­bros del Opus, las empresas de las que sean due­ños o par­ti­ci­pen en su ac­cio­na­ria­do, no pue­den ser con­si­de­ra­dos co­mo par­te de la es­truc­tu­ra del Opus Dei, se­gún su pun­to de vis­ta.

La Uni­ver­si­dad de Na­va­rra es la ini­cia­ti­va di­rec­ta más im­por­tan­te del Opus. Se tra­ta de lo que ellos cla­si­fi­can co­mo una “obra cor­po­ra­ti­va”. Su ac­ti­vo es de 285 millones de eu­ros y en el úl­ti­mo ejer­ci­cio tu­vo unos in­gre­sos de 354 millones y unas pérdidas de 2,1 millones de eu­ros. La uni­ver­si­dad in­clu­ye la pres­ti­gio­sa es­cue­la de ne­go­cios IESE y la Clí­ni­ca Uni­ver­si­ta­ria. La apor­ta­ción de en­ti­da­des pri­va­das ba­jó has­ta los 980.000 eu­ros en 2016. En las cuen­tas del úl­ti­mo ejer­ci­cio des­ta­ca que la uni­ver­si­dad te­nía con­ce­di­do un aval del Ban­co Po­pu­lar por 8,9 millones de eu­ros.

FUN­DA­CIO­NES EN EL PO­PU­LAR

Ade­más de es­tas ini­cia­ti­vas, los miem­bros del Opus han te­ni­do gran re­le­van­cia en el mun­do em­pre­sa­rial. Qui­zá la más des­ta­ca­da ha sido la pro­yec­ción en el Ban­co Po­pu­lar, que aho­ra des­apa­re­ce. La his­to­ria del Po­pu­lar es­tá li­ga­da a la fi­gu­ra de Luis Valls Ta­ber­ner, nu­me­ra­rio del Opus Dei, y que fue pre­si­den­te de la en­ti­dad de 1972 a 2004. En el ban­co han par­ti­ci­pa­do en­ti­da­des, fun­da­cio­nes y per­so­nas li­ga­das de al­gu­na ma­ne­ra a la Obra.

Den­tro del ban­co, la Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas, con si­lla en el con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción, era el prin­ci­pal ac­cio­nis­ta del ban­co, con el 9,5% de sus derechos de vo­to. A su vez, el due­ño de Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas es la So­cie­dad Ge­ne­ral Fi­nan­cie­ra y Fi­du­cia­ria (So­ge­fi). Co­mo pre­si­den­te de Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas se en­cuen­tra Car­los Fi­gue­ro, ge­ren­te de To­rre­ciu­dad, el santuario con­ver­ti­do en el gran cen­tro de pe­re­gri­na­ción del Opus Dei. El santuario, por cier­to, tie­ne unos gas­tos anua­les de 1,3 millones de eu­ros y tu­vo que rea­li­zar una co­lec­ta ex­tra de do­na­cio­nes a tra­vés de fun­da­cio­nes pa­ra cu­brir un dé­fi­cit de 500.000 eu­ros.

Fi­gue­ro es tam­bién pre­si­den­te del pa­tro­na­to de la Fun­da­ción Fon­do de Aten­cio­nes Sociales y fue con­se­je­ro del Ban­co Po­pu­lar en re­pre­sen­ta­ción de So­ge­fi. La Fun­da­ción Fon­do de Aten­cio­nes Sociales, que te­nía un pa­tri­mo­nio ne­to y pa­si­vo de unos 24 millones de eu­ros en 2013, es el prin­ci­pal ac­cio­nis­ta de Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes. Es­ta úl­ti­ma so­cie­dad, que for­ma­ba par­te de la Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas, ha anun­cia­do se ha te­ni­do que di­sol­ver tras el co­lap­so del Po­pu­lar y se que­re­lla­rá con­tra los res­pon­sa­bles del mis­mo.

unión eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, don­de par­ti­ci­pan fun­da­cio­nes li­ga­das al opus, se li­qui­da tras la caí­da del po­pu­lar

los in­gre­sos de la uni­ver­si­dad de Na­va­rra son de 354 millones de eu­ros, y los de los co­le­gios de Fo­men­to, de 73,5 millones

So­ge­fi, ade­más, es due­ña de otras empresas, co­mo por ejem­plo Viviendas y Ofi­ci­nas, una so­cie­dad con un ba­lan­ce de 263 millones de eu­ros en 2015 y pre­si­di­da por el ya ci­ta­do Car­los Fi­gue­ro.

La re­la­ción tam­bién es sig­ni­fi­ca­ti­va en cuan­to a los do­mi­ci­lios sociales. La se­de so­cial his­tó­ri­ca del Po­pu­lar se en­con­tra­ba has­ta ha­ce muy po­co en la calle Ortega y Gas­set, 29, de Ma­drid. Ahí se en­cuen­tran tam­bién la Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas, So­ge­fi, Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes y has­ta la Fun­da­ción Fon­do de Aten­cio­nes Sociales. Muy cer­ca, en el nú­me­ro 17, se en­cuen­tra la se­de de otras so­cie­da­des vin­cu­la­das al Opus, co­mo la edi­to­rial Scrip­tor, que es la que pu­bli­ca las obras de San Jo­se­ma­ría Es­cri­vá. Al­gu­nas de las per­so­nas que apa­re­cen en es­tas empresas re­la­cio­na­das con el Ban­co Po­pu­lar se en­cuen­tran tam­bién re­la­cio­na­das a me­nu­do con ini­cia­ti­vas del Opus co­mo, por ejem­plo, los co­le­gios.

Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, que se en­con­tra­ba den­tro de la Sin­di­ca­tu­ra de Ac­cio­nis­tas de Ban­co Po­pu­lar y cu­yo ba­lan­ce as­cen­día a ca­si 300 millones de eu­ros en 2013, pe­ro que su­frió unas pérdidas de 195 millones de eu­ros en 2016, es otra de las claves. El se­gun­do de sus ac­cio­nis­tas es la Fun­da­ción IEISA, que man­te­nía los tí­tu­los a tra­vés de la em­pre­sa Ins­ti­tu­to de Educación e In­ves­ti­ga­ción. La fun­da­ción es do­nan­te de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra. El ins­ti­tut no se dedica tan­to a la educación co­mo a ser una so­cie­dad fi­nan­cie­ra ins­tru­men­tal, que cuen­ta in­clu­so con una si­cav. IEISA fue fun­da­da por uno de los lla­ma­dos tec­nó­cra­tas de los Go­bier­nos de Fran­co en los años 60, iden­ti­fi­ca­dos con miem­bros del Opus. Se tra­ta de Gre­go­rio Ló­pe­zB­ra­vo, ex­mi­nis­tro de In­dus­tria y de Ex­te­rio­res. En el ac­cio­na­ria­do de Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes se en­cuen­tra la Fun­da­ción Uni­ver­si­ta­ria de Na­va­rra, que re­co­no­ce ha­ber per­di­do 558.000 eu­ros con el Ban­co Po­pu­lar. Tam­bién des­ta­ca la Fun­da­ción pa­ra el Desa­rro­llo y la Coope­ra­ción In­ter­na­cio­nal, que es una de las do­nan­tes del pa­tro­na­to de To­rre­ciu­dad, el santuario del Opus Dei. El pre­si­den­te de Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes es Jo­sé Ma­ría Mon­tuen­ga Badía, her­mano del de­cano de la fa­cul­tad de Cien­cias de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra. Juan Fran­cis­co Mon­tuen­ga Agua­yo, ya fa­lle­ci­do, fue ad­mi­nis­tra­dor de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra. Jo­sé Ma­ría Mon­tuen­ga, ade­más, fue pre­si­den­te de la so­cie­dad Po­bla­do El To­zal del Gra­do, que fue due­ña de par­te del sue­lo don­de se cons­tru­yó el santuario de To­rre­ciu­dad, co­mo tam­bién Ar­ta­so­na. Am­bas com­par­ten do­mi­ci­lio con la edi­to­rial Scrip­tor y Gestión Fon­do Edu­ca­ti­vo, muy cer­ca de la se­de his­tó­ri­ca del Po­pu­lar.

CARGOS Y LA­ZOS

To­das las per­so­nas que tie­nen cargos en Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes tie­nen la­zos con otras empresas de la red cer­ca­na al Opus. Ese es el caso de Jo­sé Ra­mí­rez Olle­ro con Po­bla­do El To­zal del Gra­do, Ar­ta­so­na, Rialp, IEISA, Ins­ti­tu­to de Educación e In­ves­ti­ga­ción, An­za­res, Viviendas y Ofi­ci­nas. En­tre los ape­lli­dos pre­sen­tes en es­ta es­truc­tu­ra se en­cuen­tran los Mo­ra Fi­gue­roa, tan­to en Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, co­mo en la em­pre­sa Fo­men­to de Cen­tros de En­se­ñan­za o Re­ta­mar. Ra­món Mo­ra-Fi­gue­roa Do­mecq es vo­cal de la Fun­da­ción IEISA y li­ga­do a la fa­mi­lia bo­de­gue­ra je­re­za­na. En­tre los con­se­je­ros del Ban­co Po­pu­lar des­ta­can por sus la­zos con el Opus Fran­cis­co Apa­ri­cio Valls, que fue pre­si­den­te de So­ge­fi, se­cre­ta­rio de la Rialp, con­si­de­ra­da la edi­to­rial de la Obra. He­le­na Re­vo­re­do, una de las gran­des for­tu­nas del país gra­cias a Pro­se­gur, tam­bién es­ta­ba en el con­se­jo. Re­vo­re­do ob­tu­vo un post­gra­do en la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra y es miem­bro del con­se­jo ase­sor del IESE. Jo­sé Ma­ría Arias Mos­que­ra, por su par­te, es miem­bro del con­se­jo en re­pre­sen­ta­ción de la Fun­da­ción Ba­rrié de la Ma­za, nú­cleo del que fue­ra Ban­co Pas­tor y li­ga­da tam­bién al Opus. Luis He­rran­do Prat de la Ri­ba fue con­se­je­ro has­ta ha­ce po­co más de un año y es­tu­vo li­ga­do a Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes, Fun­da­ción IEISA e Ins­ti­tu­to de Educación e In­ves­ti­ga­ción. Ra­món He­rran­do Prat de la Ri­ba fue pre­si­den­te en su día de la edi­to­rial Scrip­tor. Jor­ge Oro­vio­goi­coe­chea fue pre­si­den­te de Unión Eu­ro­pea de In­ver­sio­nes de 2011 a 2012, e igual­men­te con­se­je­ro del Ins­ti­tu­to de Educación e In­ves­ti­ga­ción así co­mo de So­ge­fi de 2010 a 2011.

fo­to: Ser­gio Ba­rre­ne­cHea/efe

His­tó­ri­co Luis Valls Ta­ber­ner, miem­bro nu­me­ra­rio del Opus y pre­si­den­te del Po­pu­lar de 1972 a 2004.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.