Tes­ti­go de ex­cep­ción

Tiempo - - ZOOM -

Em­pe­zó al­go ner­vio­so, pe­ro el pre­si­den­te ga­nó con­fian­za en­se­gui­da en su de­cla­ra­ción co­mo tes­ti­go en el juicio de la Gür­tel. Ne­gó co­no­cer la exis­ten­cia de una caja B en el PP o ha­ber per­ci­bi­do las can­ti­da­des plas­ma­das en los pa­pe­les de Bár­ce­nas, “ab­so­lu­ta­men­te fal­sos”. A pre­gun­tas de acu­sa­cio­nes po­pu­la­res, An­ti­co­rrup­ción y de­fen­sas, ex­pli­có que no co­no­ció a dos de los ca­be­ci­llas de la tra­ma, Fran­cis­co Co­rrea y Ál­va­ro Pé­rez, el Bi­go­tes, y que in­clu­so en 2004 or­de­nó que el PP de­ja­ra de con­tra­tar a Co­rrea. De­cla­ró que en­car­gó a Es­pe­ran­za Agui­rre com­pro­bar las sos­pe­chas so­bre va­rios ayun­ta­mien­tos ma­dri­le­ños. Reite­ró que sus res­pon­sa­bi­li­da­des “son po­lí­ti­cas, no de con­ta­bi­li­dad” y se des­vin­cu­ló de la pre­sun­ta fi­nan­cia­ción ile­gal del PP. Sus ri­va­les po­lí­ti­cos es­pe­ra­ban po­ner­lo con­tra las cuer­das, pe­ro Ra­joy sa­lió más que ai­ro­so de la de­cla­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.