El ma­gis­tra­do que lle­vó a Ra­joy al juicio de Gür­tel

Ju­lio de Die­go juez de la sa­la pe­nal de la au­dIen­cIa na­cIo­nal

Tiempo - - ZOOM - Ilus­tra­cIón: luIs gra­ñe­na por an­to­nio rodríguez

Una comparecencia his­tó­ri­ca. La pre­sen­cia de Ma­riano Ra­joy en el juicio so­bre la pri­me­ra eta­pa de Gür­tel no te­nía pre­ce­den­tes. Nin­gún pre­si­den­te del Go­bierno en ejer­ci­cio se ha­bía vis­to en la te­si­tu­ra de com­pa­re­cer co­mo tes­ti­go. Y la cul­pa de ello la tie­ne el ma­gis­tra­do con­ser­va­dor Ju­lio de Die­go, quien de­can­tó la balanza al ali­near­se en es­te asun­to con el pro­gre­sis­ta Jo­sé Ri­car­do de Pra­da en con­tra del po­si­cio­na­mien­to del pre­si­den­te del tri­bu­nal, Án­gel Hur­ta­do. El tán­dem Hur­ta­do-De Die­go sal­tó por los ai­res ha­ce un año y me­dio con el epi­so­dio de las re­cu­sa­cio­nes. La pe­ti­ción de apar­tar a dos de los ma­gis­tra­dos que ini­cial­men­te iban a in­te­grar el tri­bu­nal –Enrique Ló­pez y Con­cep­ción Es­pe­jel– ge­ne­ró una enor­me ten­sión en­tre los miem­bros de la Sa­la Pe­nal de la Au­dien­cia, en­car­ga­dos de de­ci­dir si sus dos com­pa­ñe­ros no es­ta­ban en con­di­cio­nes de ce­le­brar el juicio por su pro­xi­mi­dad al PP. De Die­go vo­tó a fa­vor de las re­cu­sa­cio­nes y las ten­sio­nes ju­rí­di­cas sal­ta­ron al plano per­so­nal.

Ami­go de Es­pe­jel. Siem­pre dis­cre­to, es el más ve­te­rano de la sa­la y con­si­de­ra­do co­mo el más in­de­pen­dien­te del tri­bu­nal. Per­so­na muy cer­ca­na a la ci­ta­da Es­pe­jel, al fi­nal el caso Gür­tel ha ro­to la amis­tad que man­te­nían am­bos. De Die­go in­sis­tió du­ran­te me­ses a Es­pe­jel en que se apar­ta­ra vo­lun­ta­ria­men­te del caso ya que su as­cen­so al CGPJ se lo de­bía al PP an­tes de ser nom­bra­da pre­si­den­ta de la Sa­la Pe­nal de la Au­dien­cia. Es­pe­jel no se ple­gó y De Die­go op­tó por se­cun­dar la re­cu­sa­ción pre­sen­ta­da con­tra ella por la Aso­cia­ción de Abo­ga­dos De­mó­cra­tas por Eu­ro­pa. Mar­ca­do por el caso Fai­sán. El ma­gis­tra­do se in­cor­po­ró a la Sa­la de lo Pe­nal de la Au­dien­cia en no­viem­bre de 2006 pro­ce­den­te del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro 23 de Ma­drid. De Die­go que­dó mar­ca­do por otro juicio me­diá­ti­co, el del caso Fai­sán. — Su vo­to en con­tra de la ad­mi­sión del chi­va­ta­zo con­di­cio­nó el res­to del juicio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.