y Tam­bién

Tiempo - - Carta del director -

Cristina Nar­bo­na

El re­cha­zo del PSOE, trans­for­ma­do lue­go en abs­ten­ción, a que Es­pa­ña apro­ba­ra el CETA (tra­ta­do de li­bre co­mer­cio con Ca­na­dá), tie­ne su ori­gen en el plan de Cristina Nar­bo­na, pre­si­den­te del par­ti­do, de que la formación po­lí­ti­ca que li­de­ra Pedro Sán­chez sea el par­ti­do de los eco­lo­gis­tas. De he­cho, los re­ce­los an­te el CETA, sur­gi­dos tras unas de­cla­ra­cio­nes de Nar­bo­na y que era un tra­ta­do prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­do en el par­ti­do –mu­cho más en­tre la mi­li­tan­cia–, es­tán im­pul­sa­dos di­rec­ta­men­te por el mo­vi­mien­to Green­pea­ce, que tie­ne mu­cha y muy di­rec­ta in­fluen­cia en la di­ri­gen­te so­cia­lis­ta.

aman­cio Or­te­ga

Uno de los ob­je­ti­vos del gru­po Santander, que pre­si­de Ana Bo­tín, en su pro­ce­so de in­te­gra­ción del Ban­co Po­pu­lar, tras el exi­to­so cie­rre de la ope­ra­ción de am­plia­ción de ca­pi­tal, es man­te­ner a Aman­cio Or­te­ga co­mo clien­te. El fun­da­dor de In­di­tex era, qui­zá, per­so­nal y so­cie­ta­ria­men­te, el ma­yor clien­te di­rec­to del Ban­co Po­pu­lar, una po­si­ción que en par­te pro­ce­día de su vin­cu­la­ción al Ban­co Pas­tor, fu­sio­na­do en su día por la en­ti­dad aho­ra ad­qui­ri­da por el Santander. Aman­cio Or­te­ga, no obs­tan­te, tam­bién ha man­te­ni­do his­tó­ri­cas re­la­cio­nes co­mer­cia­les –a ve­ces de ida y vuel­ta– con el Santander, más con­cre­ta­men­te, a tra­vés de Ba­nif.

inés arri­ma­das

Ciu­da­da­nos, el par­ti­do que li­de­ra Al­bert Ri­ve­ra, y que en Ca­ta­lu­ña en­ca­be­za Inés Arri­ma­das, cree que tie­ne su pró­xi­ma gran opor­tu­ni­dad en las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas ca­ta­la­nas, se ce­le­bren cuan­do se ce­le­bren. Los da­tos que ba­ra­jan Ri­ve­ra y Arri­ma­das in­di­can que Ciu­da­da­nos su­pe­raría al PDeCAT, la formación de Ar­tur Mas y Car­les Puig­de­mont si, co­mo pa­re­ce, no se re­pe­ti­rá la can­di­da­tu­ra co­mún de Junts pel Sí con ERC, al­go que pre­ten­de evi­tar Oriol Jun­que­ras, que quie­re que su par­ti­do acu­da en so­li­ta­rio a las ur­nas, se­gu­ro de una vic­to­ria am­plia, aun­que no su­fi­cien­te, pe­ro que le per­mi­ti­ría pre­si­dir la Ge­ne­ra­li­tat.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.