De­sas­tres y PIB

Tiempo - - ECONOMIA - Je­sús sán­chez-Qui­ño­nes Ren­ta 4

Exis­te un con­sen­so ge­ne­ra­li­za­do en con­si­de­rar el cre­ci­mien­to del PIB co­mo la va­ria­ble ma­cro­eco­nó­mi­ca ade­cua­da pa­ra me­dir la so­li­dez del cre­ci­mien­to de una economía. El PIB ex­pre­sa el con­jun­to de pro­duc­tos y ser­vi­cios pro­du­ci­dos en un país en un pe­rio­do de­ter­mi­na­do de tiem­po. Es una va­ria­ble de flu­jo, que no tie­ne en cuen­ta el stock de ri­que­za.

Así, con los de­sas­tres na­tu­ra­les se da la pa­ra­do­ja de un efec­to ini­cial ne­ga­ti­vo en la va­ria­ble PIB y un pos­te­rior efec­to muy po­si­ti­vo pa­ra el PIB. Los ac­tua­les hu­ra­ca­nes en EEUU ge­ne­ran pri­me­ro una re­duc­ción del PIB por la im­po­si­bi­li­dad de pro­du­cir du­ran­te los días en los que los fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos lo im­pi­den. Cu­rio­sa­men­te, cuan­to ma­yor ha­ya si­do la des­truc­ción oca­sio­na­da, ma­yor se­rá la in­ver­sión pú­bli­ca rea­li­za­da, que ha­rá au­men­tar el PIB. Ló­gi­ca­men­te es­to se apli­ca a los paí­ses con ca­pa­ci­dad pa­ra au­men­tar su in­ver­sión pú­bli­ca, co­mo es el ca­so de EEUU.

El PIB, al ser una va­ria­ble de flu­jo, no re­co­ge la des­truc­ción cau­sa­da por los de­sas­tres na­tu­ra­les o in­clu­so las gue­rras. Sin em­bar­go, la re­cons­truc­ción de lo des­trui­do, aun­que sea pa­ra que to­do que­de co­mo an­tes del desas­tre, sí apor­ta al PIB. Las pér­di­das ma­te­ria­les oca­sio­na­das por los hu­ra­ca­nes son cuan­tio­sas, pe­ro al mar­gen del agu­je­ro oca­sio­na­do a nu­me­ro­sas com­pa­ñías de se­gu­ros y al pa­tri­mo­nio de mu­chas fa­mi­lias, el efec­to so­bre el PIB es­ta­dou­ni­den­se se­rá po­si­ti­vo. El PIB no re­co­ge la des­truc­ción pe­ro sí la re­cons­truc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.