Por qué la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria es, aún, al­go del pa­sa­do

El sec­tor in­mo­bi­lia­rio es­pa­ñol va re­co­bran­do el pul­so y su­ben las com­pra­ven­tas de vi­vien­das y los pre­cios. Pe­ro aún es­tán le­jos de las lo­cu­ras de 2001 a 2007

Tiempo - - NEWS - por mar­ta Vi­llaen­ci­na

Los re­pun­tes en el nú­me­ro de vi­vien­das ven­di­das y en el pre­cio de al­gu­nas zo­nas co­mo Ma­drid o Ca­ta­lu­ña han des­per­ta­do las alar­mas de al­gu­nos ob­ser­va­do­res, que han co­men­za­do a ha­blar de la po­si­bi­li­dad de una nue­va bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria. De mo­men­to, sin em­bar­go, no se dan las cir­cuns­tan­cias ne­ce­sa­rias pa­ra ello.

Es cier­to que, co­mo re­cuer­da el Co­le­gio de Re­gis­tra­do­res de la Pro­pie­dad en su úl­ti­mo in­for­me so­bre el sec­tor, en­tre el fi­nal del pri­mer se­mes­tre de 2016 y la mis­ma fe­cha de 2017, han cam­bia­do de ma­nos en Es­pa­ña 429.624 vi­vien­das, “lo cual su­po­ne el ma­yor re­sul­ta­do in­ter­anual de los úl­ti­mos seis años”. Pe­ro aho­ra lle­gan los ma­ti­ces. De to­das esas vi­vien­das, so­lo son de nue­va cons­truc­ción un to­tal de 74.210 uni­da­des (un 17,3% del to­tal). Ello lle­va a que si bien el cre­ci­mien­to in­ter­anual pa­ra el con­jun­to de vi­vien­da ha si­do del 11,86%, el in­cre­men­to de las nue­vas se ha que­da­do en un 1,98% mien­tras que el de la usa­da ha al­can­za­do el 14,17%.

¿Tie­ne es­to mu­cha im­por­tan­cia a la ho­ra de va­lo­rar si Es­pa­ña se di­ri­ge ha­cia una nue­va bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria? Ca­te­gó­ri­ca­men­te sí. Du­ran­te el pe­rio­do en el que se ges­tó la an­te­rior bur­bu­ja (20012007), “fren­te a un cre­ci­mien­to del PIB no­mi­nal del 67%, el cré­di­to al sec­tor pri­va­do au­men­tó un 221%, con­cen­tra­do es­pe­cial­men­te en el sec­tor in­mo­bi­lia­rio, que re­gis­tró un cre­ci­mien­to del 250% en el cré­di­to pa­ra ad­qui­si­ción de vi­vien­da y del 513% en el ca­so del cré­di­to a las em­pre­sas de cons­truc­ción y ser­vi­cios in­mo­bi­lia­rios”. Son da­tos apor­ta­dos por el go­ber­na­dor del Ban­co Es­pa­ña, Luis Lin­de, quien aña­de que “el ma­yor cre­ci­mien­to del cré­di­to se al­can­zó en los años 2005 y 2006. En es­tos dos años, el cré­di­to al sec­tor pri­va­do cre­ció un 60%; el des­ti­na­do a ad­qui­si­ción de vi­vien­da, un 65%; y el cré­di­to a em­pre­sas de cons­truc­ción y ser­vi­cios in­mo­bi-

Du­ran­te los años del boom in­mo­bi­lia­rio se cons­truían en Es­pa­ña ca­si sie­te ve­ces más pi­sos al año que aho­ra

lia­rios, ca­si un 100%; es de­cir, prác­ti­ca­men­te se do­bló en dos años”.

Y, ¿a dón­de iba a pa­rar to­da esa can­ti­dad de di­ne­ro? Pues el mis­mo Lin­de des­en­tra­ña el des­tino. “Du­ran­te ese mis­mo pe­rio­do, 2001-2007, se cons­tru­ye­ron, en me­dia, 570.000 nue­vas vi­vien­das al año; el pre­cio de la vi­vien­da se mul­ti­pli­có por dos en tér­mi­nos rea­les, y por 2,5 en tér­mi­nos no­mi­na­les [te­nien­do en cuen­ta la in­fla­ción]”.

Co­mo re­cor­da­ba ha­ce po­cas fe­chas el ex­mi­nis­tro y eco­no­mis­ta Miguel Se- bas­tián, en los años de la bur­bu­ja, que él de­no­mi­na de “fal­sa bo­nan­za”, se ven­dían en Es­pa­ña del or­den de 60.000 vi­vien­das men­sua­les. Es­ta­mos ha­blan­do, pues, de más de 700.000 al año, de las que 570.000 –se­gún los da­tos del Ban­co de Es­pa­ña– eran nue­vas. Aho­ra, prác­ti­ca­men­te to­do el mun­do coin­ci­de en que tan­to la ci­fra de com­pra­ven­tas co­mo la de nue­va cons­truc­ción van a ser mu­cho más mo­de­ra­das.

Ci­fra ra­zo­na­ble

Así, por ejem­plo, los eco­no­mis­tas de BBVA Re­search va­ti­ci­nan unas ven­tas de vi­vien­das que al­can­za­rán las 500.000 ope­ra­cio­nes en 2017, un in­cre­men­to del 10% res­pec­to al año an­te­rior, y que los pre­cios su­birán en torno al 3% en pro­me­dio anual, ce­rran­do el año en 1.570 eu­ros por me­tro cua­dra­do; unos pre­cios si­mi­la­res a los del año 2004, cuan­do aún fal­ta­ban tres años de in­ten­sas subidas has­ta 2007. El mis­mo in­for­me se­ña­la que los pro­mo­to­res se­gui­rán res­pon­dien­do al avan­ce de la de­man­da y se es­pe­ra que en 2017 se vi­sen unas 80.000 nue­vas vi­vien­das. Es­ta ci­fra, que su­po­ne un au­men­to del 20% so­bre 2016, se en­cuen­tra aún le­jos de las ci­fras de la bur­bu­ja an­te­rior.

En es­te mis­mo sen­ti­do, Ma­nuel Gan­da­rias, di­rec­tor del Ga­bi­ne­te de Es­tu­dios de pi­sos.com, se­ña­la que “es muy po­si­ble que la com­pra­ven­ta to­tal de 2017 cie­rre en torno al me­dio mi­llón de vi­vien­das ven­di­das. Se tra­ta de una ci­fra que, com­pa­ra­da con los má­xi­mos al­can­za­dos años atrás, po­dría re­sul­tar des­alen­ta­do­ra. Sin em­bar­go, es una ci­fra ra­zo­na­ble que sim­bo­li­za el fin a los ex­ce­sos y la sos­te­ni­bi­li­dad del sec­tor”.

Hay tam­bién un ma­tiz im­por­tan­te en to­das es­tas ci­fras. Cuan­do los re­gis­tra­do­res de la pro­pie­dad ha­blan de vi­vien­das usa­das se re­fie­ren a que ya han si­do pro­pie­dad de al­guien dis­tin­to del pro­mo­tor que las cons­tru­yó. Y en ese capítulo en­tran, por ejem­plo, los mi­les de pi­sos que se que­da­ron los ban­cos cuan­do mu­chos de esos pro­mo­to­res que­bra­ron. El San­tan­der se des­hi­zo de mu­chos de ellos re­ba­jan­do pre­cios, por ejem­plo en las pro­mo­cio­nes de Se­se­ña (To­le­do), y aho­ra BBVA ha anun­cia­do la co­lo­ca­ción de 2.500 pi­sos ba­ra­tos.

la ex­plo­sión El go­ber­na­dor del Ban­co de Es­pa­ña, Luis Lin­de, ha pues­to ci­fras a la an­te­rior bur­bu­ja. fo­to: J. M. Prats

me­nos car­ga El BBVA, pre­si­di­do por Fran­cis­co Gon­zá­lez, ven­de pi­sos por me­nos de 50.000 eu­ros. fo­to: J. Lizón/efe

fue­ra Ana Bo­tín, pre­si­den­ta del San­tan­der, en­ti­dad que ti­ró los pre­cios pa­ra ven­der pi­sos. fo­to: J. Me­Di­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.