en­tre­vis­ta. Harry Sty­les

De la mú­si­ca al ci­ne

Tiempo - - SUMARIO - por por phi­lip Deth­lefs Foto: Fra­nçois Lo pres­ti/Getty

“Ch­ris­top­her No­lan ha­ce fil­mes real­men­te in­te­li­gen­tes”

Con el gru­po ju­ve­nil One Di­rec­tion, Harry Sty­les con­quis­tó lis­tas de éxi­tos y co­ra­zo­nes ado­les­cen­tes an­tes de em­pe­zar una ca­rre­ra en so­li­ta­rio. A sus 23 años ha de­bu­ta­do co­mo ac­tor en la pe­lí­cu­la bé­li­ca

Dunkerque, di­ri­gi­da por Ch­ris­top­her No­lan. P_ ¿Quie­re se­guir tra­ba­jan­do co­mo ac­tor en el fu­tu­ro o la mú­si­ca tie­ne pa­ra us­ted prio­ri­dad?

R_ Pa­ra ser sin­ce­ro, no he pen­sa­do mu­cho en ello. Es­ta ex­pe­rien­cia fue ge­nial pa­ra mí y es­toy in­creí­ble­men­te fe­liz. Siem­pre he te­ni­do suer­te de po­der ha­cer la­bo­ral­men­te lo que me gus­ta, es­toy muy agra­de­ci­do por ello. Lo dis­fru­té mu­cho. P_ ¿Lle­va­ba mu­cho tiem­po desean­do ser ac­tor? R_ Soy un enor­me fan del ci­ne y veo mu­chas pe­lí­cu­las. Tam­bién soy gran fan de Ch­ris No­lan y de su tra­ba­jo. Cuan­do su­pe que que­ría ha­cer es­te fil­me, me des­per­tó in­te­rés. Sen­ci­lla­men­te, que­ría par­ti­ci­par.

P_ En su opi­nión, ¿qué ha­ce a Ch­ris­top­her No­lan un di­rec­tor ex­tra­or­di­na­rio?

R_ Que es muy per­se­ve­ran­te. Pien­so que no ha­ría nin­gu­na pe­lí­cu­la si no es­tu­vie­ra con­ven­ci­do de po­der ha­cer el me­jor tra­ba­jo del que es ca­paz. La in­ves­ti­ga­ción pre­via que rea­li­za es el mo­ti­vo por el que no rue­da una pe­lí­cu­la por año, sino que se to­ma su tiem­po. En mi pri­mer día en el set me di­jo que me ha­bía ata­do mal los cor­do­nes y que los bri­tá­ni­cos se los ata­ban en­ton­ces de otra for­ma. En ca­da de­ta­lle tan pe­que­ño co­mo es­te él sa­be lo que quie­re

(...) enor­me Ha­ce fan pe­lí­cu­las­de Me­men­to. real­men­te in­te­li­gen­tes. Soy un P_ ¿Tu­vo que ha­cer una au­di­ción o re­ci­bió di­rec­ta­men­te la ofer­ta pa­ra ha­cer el pa­pel?

R_ Tu­ve que ha­cer una au­di­ción co­mo los otros. En­vié una cin­ta y fui in­vi­ta­do des­pués a una au­di­ción en Lon­dres. P_ El ro­da­je en Dunkerque fue fí­si­ca­men­te ago­ta­dor. ¿Te­nía fuer­zas por la no­che pa­ra dis­fru­tar del tiem­po li­bre con el equi­po y los 13.000 ex­tras?

R_ ¡Ce­le­bra­mos a lo gran­de [se ríe]!. Por su­pues­to, fui­mos a co­mer y a to­mar­nos al­go. Pe­ro to­dos es­tá­ba­mos tan ago­ta­dos que la ma­yo­ría se iba a la ca­ma. P_ ¿Es más ago­ta­dor que su tra­ba­jo co­mo mú­si­co?

R_ Fue un es­fuer­zo mu­cho más con­cen­tra­do. Pe­ro si no hu­bie­se si­do así, no po­dría­mos ha­ber trans­mi­ti­do la his­to­ria tan bien. Y ca­da uno de no­so­tros lo que­ría así, por­que uno in­ten­ta po­ner­se en el lu­gar de los per­so­na­jes.

P_ ¿Qué se sien­te cuan­do el re­sul­ta­do no de­pen­de so­lo de us­ted?

R_ Fue es­tu­pen­do for­mar par­te de ese gran equi­po y ayu­dar a con­tar esa his­to­ria. Lo más im­por­tan­te era siem­pre la his­to­ria, por eso no pen­sé de­ma­sia­do en mí.

P_ ¿Se sin­tió pre­sio­na­do por com­par­tir cá­ma­ra con al­gu­nos gran­des ac­to­res co­mo Ken­neth Bra­nagh y Mark Ry­lan­ce?

R_ No. Cuan­do uno pue­de tra­ba­jar con per­so­nas de las que uno es fan, in­ten­ta ab­sor­ber lo más po­si­ble en su cer­ca­nía y apren­der de ellos. Eso es fan­tás­ti­co. Lo sien­to co­mo un pri­vi­le­gio ab­so­lu­to. Fue muy bo­ni­to. P_ ¿Hay al­gún pa­pel que le gus­ta­ría en­car­nar? R_ De ver­dad que no he pen­sa­do en eso. Mmmh, pe­ro qui­zás Le­gally Blon­de 3 [se ríe]. Me en­can­ta­ría [DPA]— ser el asis­ten­te de Ree­se Wit­hers­poon.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.