La UE de Macron

El pre­si­den­te fran­cés cree que ha lle­ga­do el mo­men­to de sal­var a Eu­ro­pa del po­pu­lis­mo

Tiempo - - SUMARIO - Al­fon­so s. pa­lo­ma­res @as­pa­lo­ma­res

Des­pués del bre­xit la Unión Eu­ro­pea es­tá vi­vien­do una in­ten­sa cri­sis y tra­ta de su­pe­rar­la di­bu­jan­do un fu­tu­ro que la cohe­sio­ne. El más ac­ti­vo for­mu­lan­do pro­pues­tas es­tá sien­do el pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Macron, una vez que An­ge­la Mer­kel ha que­da­do de­bi­li­ta­da por los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les que la obli­gan a for­mar Go­bierno con unos

par­ti­dos sin de­ma­sia­dos fer­vo­res eu­ro­peís­tas. La pa­sión eu­ro­pea de Macron es an­ti­gua y lo de­jó cla­ro en la cam­pa­ña que le lle­vó a la pre­si­den­cia. Des­de en­ton­ces ha ha­bla­do mu­chas ve­ces so­bre la ar­ti­cu­la­ción de una nue­va Eu­ro­pa, lle­gan­do a plan­tear co­mo ob­je­ti­vo una es­pe­cie de Es­ta­dos Uni­dos de Eu­ro­pa. Es­co­gió co­mo es­ce­na­rio de sus pro­po­si­cio­nes la Uni­ver­si­dad de La Sor­bo­na, una de las más an­ti­guas y pres­ti­gio­sas del mun­do. Pien­sa que es el mo­men­to de sal­var a Eu­ro­pa pa­ra que no cai­ga en po­pu­lis­mos ex­tre­mis­tas, de uno y otro la­do.

Los na­cio­na­lis­mos exa­cer­ba­dos car­ga­dos de su­pre­ma­cía ra­cial han en­cen­di­do las ho­gue­ras en las que Eu­ro­pa ar­dió en el pa­sa­do y pue­de vol­ver a que­mar­se en el fu­tu­ro si se en­tre­ga a un iden­ti­ta­ris­mo dog­má­ti­co y pa­sio­nal. Con voz en­tu­sias­ma­da Macron de­jó cla­ro que pa­ra re­fun­dar o re­lan­zar la UE te­nía: que de­fi­nir un ver­da­de­ro pre­su­pues­to de la Eu­ro­zo­na, un su­per­mi­nis­tro de fi­nan­zas pa­ra ges­tio­nar­lo y un Par­la­men­to de esa mis­ma zo­na con el fin de ejer­cer un con­trol de­mo­crá­ti­co. La apues­ta de Macron tie­ne co­mo fi­na­li­dad lo­grar una Eu­ro­pa fuer­te con gran pre­sen­cia mundial en unos mo­men­tos en los que los Es­ta­dos Uni­dos de Trump se re­plie­gan so­bre sus in­tere­ses y tan­to Chi­na co­mo Ru­sia tra­tan de ju­gar fuer­te en el es­ce­na­rio In­ter­na­cio­nal. Por eso tam­bién el pre­si­den­te fran­cés ha­bla de la crea­ción de una fuer­za de in­ter­ven­ción rá­pi­da que dis­pon­ga de una doc­tri­na mi­li­tar co­mún. Ve la Eu­ro­pa ac­tual de­ma­sia­do len­ta, dé­bil e in­efi­caz. Sa­be que pa­ra lle­gar a ese ob­je­ti­vo tie­ne que con­tar con Ale­ma­nia, y la se­ño­ra Mer­kel no vi­ve sus me­jo­res mo­men­tos, aun­que si­ga sien­do el re­fe­ren­te de la so­li­dez eu­ro­pea, pe­ro da­da la si­tua­ción in­te­rior es­tá cen­tra­da en las po­lí­ti­cas mi­gra­to­rias, la ges­tión de los re­fu­gia­dos den­tro de sus fron­te­ras y los desafíos de la po­lí­ti­ca di­gi­tal a cor­to pla­zo.

Los di­ri­gen­tes y los paí­ses eu­ro­peos han re­ci­bi­do las pro­pues­tas de Macron de ma­ne­ra dis­tin­ta. El pre­si­den­te de la Co­mi­sión, Jean-Clau­de Junc­ker, sos­tie­ne que en el fon­do lo que pro­po­ne Macron ya es­tá en mar­cha por­que la fun­ción de su­per­mi­nis­tro de Fi­nan­zas la desa­rro­lla en cier­ta ma­ne­ra el Co­mi­sa­rio Eu­ro­peo de Asun­tos Eco­nó­mi­cos, que se­ría tam­bién pre­si­den­te del Eurogrupo, una fun­ción ac­tual­men­te di­fe­ren­te. De al­gu­na ma­ne­ra, Junc­ker y Macron po­dían es­tar de acuer­do. El pri­mer mi­nis­tro ho­lan­dés, re­fi­rién­do­se al pre­si­den­te fran­cés, sol­tó: “El que ten­ga vi­sio­nes que va­ya al ocu­lis­ta”, lo que no de­ja de ser una in­ge­nio­sa bou­ta­de. La ma­yor re­sis­ten­cia a los pla­nes de Macron le ha ve­ni­do del lla­ma­do gru­po de Vi­so­gra­do, que en­glo­ba a Po­lo­nia, Hun­gría, Re­pú­bli­ca Che­ca y Es­lo­va­quia, que con­si­de­ran una in­je­ren­cia en sus asun­tos in­ter­nos al­gu­nas di­rec­ti­vas eu­ro­peas. Son paí­ses con di­ri­gen­tes con plan­tea­mien­tos na­cio­na­lis­tas cas­po­sos y re­tar­da­ta­rios. Las ideas de Macron so­lo ca­ben en una Eu­ro­pa a dos o tres ve­lo­ci­da­des, li­be­ra­da de las­tres.

Los na­cio­na­lis­mos exa­cer­ba­dos han en­cen­di­do la ho­gue­ra en la que Eu­ro­pa ar­dió en el pa­sa­do

Los lí­de­res de la UE en Ta­llín (Es­to­nia) el 29 de sep­tiem­bre. Foto: Il­mars ZNo­tINs/aFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.