mo­tor. Volks­wa­gen T6

La nue­va fur­go­ne­ta de la mar­ca in­cor­po­ra más lu­jo, equi­pa­mien­to y ca­li­dad

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - por Juan ma­nuel Gar­cía ru­bio

Lle­van tiempo avan­zan­do en op­cio­nes a sus con­duc­to­res. Nos re­fe­ri­mos a las fur­go­ne­tas que se “pa­san de ban­do”. Ca­da vez más, y el au­men­to es no­ta­ble, lo que co­no­ce­mos co­mo fur­go­ne­tas ex­pe­ri­men­tan de­ri­va­cio­nes a vehícu­lo to­do uso y de to­do ti­po. Es el ca­so de la Volks­wa­gen Trans­por­ter, la Mul­ti­van o la Ca­li­for­nia que aho­ra van por la de­no­mi­na­ción T6. Su ni­vel en car­ga, y tam­bién en trans­por­te de pa­sa­je­ros y ocio, es muy al­to por ca­li­dad de cons­truc­ción, con­duc­ción, po­li­va­len­cia y equi­pa­mien­to. Qui­zás por ello, tam­po­co sea en su seg­men­to de los vehícu­los más eco­nó­mi­cos.

El éxi­to de es­te vehícu­lo de Volks­wa­gen es tal que es­tá re­co­no­ci­da co­mo una de las me­jo­res en to­dos los mer-

ca­dos. Es­te año, en­tre sus no­ve­da­des, la mar­ca ale­ma­na ha in­cor­po­ra­do a la ga­ma la Trans­por­ter Mix­to Plus, con una zo­na de car­ga o ma­le­te­ro in­men­so –4,4 me­tros cú­bi­cos–, y trans­por­te de has­ta seis ocu­pan­tes, y la Mul­ti­van Out­door Pa­na­me­ri­ca­na, de­di­ca­da es­pe­cial­men­te a clien­tes que de­man­dan más lu­jo, equi­pa­mien­to, ca­li­dad, et­cé­te­ra. Si­guen exis­tien­do tam­bién, por ejem­plo, las ver­sio­nes Ca­li­for­nia, con ma­yor o me­nor equi­pa­ción cam­per, muy apre­cia­das en es­te ni­cho de mer­ca­do. Hay in­clu­so ba­ta­lla cor­ta y lar­ga.

El cam­bio mar­ca de la ca­sa

Pa­ra ha­cer­se una idea de la es­pe­cia­li­za­ción y gra­do de ca­li­dad de es­te Volks­wa­gen, en­tre la ofer­ta me­cá­ni­ca de la ci­ta­da Out­door, por ejem­plo, exis­te la dis­po­ni­bi­li­dad de la me­cá­ni­ca tur­bo­dié­sel de 204 ca­ba­llos, ya sea con cam­bio ma­nual de 6 ve­lo­ci­da­des, o del au­to­má­ti­co, mar­ca de la ca­sa, DSG.

Un cam­bio es­te úl­ti­mo ca­rac­te­ri­za­do por­que me­cá­ni­ca­men­te se com­po­ne de do­ble em­bra­gue y que en la prác­ti­ca, en con­duc­ción, re­sul­ta muy rá­pi­do y có­mo­do.

Ha­ce un dé­ca­da, qui­zá hu­bie­ra re­sul­ta­do im­pen­sa­ble que un vehícu­lo de es­te ti­po lo tu­vie­ra en su ofer­ta me­cá­ni­ca, y no por­que an­tes no hu­bie­ra exis­ti­do un cam­bio ma­nual en una fur­go­ne­ta, sino por la no­ve­dad y avan­ce tec­no­ló­gi­co que más o me­nos en­ton­ces su­pu­so su im­ple­men­ta­ción en los Vol ks­wa­gen de turno.

Lo mis­mo su­ce­de en el apar­ta­do de equi­pa­mien­to. Sen­ci­lla­men­te, pue­de te­ner lo mis­mo, o prác­ti­ca­men­te lo mis­mo, que lo que po­de­mos en­con­trar en cual­quier tu­ris­mo del mer­ca­do. Una op­ción, por tan­to, que re­sul­ta más que in­tere­san­te.

En equi­pa­mien­to, la T6 pue­de te­ner prác­ti­ca­men­te lo mis­mo que cual­quier tu­ris­mo del mer­ca­do

La al­ta ca­li­dad de cons­truc­ción de la

T6 y su po­li­va­len­cia jus­ti­fi­can su pre­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.