Gen­te. La cró­ni­ca se­ma­nal de Ire­ne Por­te­ro

Tiempo - - CARTA DEL DIRECTOR - ire­ne por­te­ro

Di­cen los ex­per­tos que es­ta­mos más cer­ca que nunca del fin del mun­do; que el re­lo­ji­to del Apo­ca­lip­sis es­tá a dos mi­nu­tos de la ca­tás­tro­fe. Cau­sas: pri­me­ra, Trump y el porky lo­co ese de Co­rea del Nor­te, que se pei­na con un te­lé­fono ne­gro en la ca­be­za. Se­gun­da, el cam­bio cli­má­ti­co. Bien has­ta ahí. Ter­ce­ra, que mi pri­ma Ire­ne lle­va seis días sin chi­llar­le a na­die en pú­bli­co, lo cual es signo evi­den­te de que, o bien el mun­do se aca­ba, o bien mi pri­mi, tras de­vo­rar el ca­dá­ver de Bes­can­sa, se ha uni­do a la mi­gra­ción anual de los ñus, que an­dan cru­zan­do el río Ma­ra, chof, pa­ta­chof, ay, un co­co­dri­lo. Y cuar­ta, aña­do yo: ¿vie­ron lo que se pu­so

Kar­me­le pa­ra ir a la ga­la So­par Es­port So­li­da­ri de Bar­ce­lo­na? ¿Es­ta­mos o no es­ta­mos an­te la in­mi­nen­cia del fin del mun­do? ¿O se­rá un ata­que de so­li­da­ri­dad? Mu­cho ha­bría que con­tar de lo que lle­va­ban Gi­se­la, El­sa

An­ka, Lu­cre­cia y has­ta Mi­reia La­la­gu­na, pero cla­ro, des­pués de ver a Kar­me­le dis­fra­za­da de cu­ña­da mos­to­le­ña de la prin­ce­sa Leia, que so­lo le fal­ta­ban los ro­de­tes en las ore­jas, ¿có­mo vas a de­cir na­da de na­die, mi vi­da?

Don­de se ven co­sas de mu­cha ri­sa es en los fes­ti­va­les de ci­ne. En el de Se­vi­lla, por ejem­plo, que se aca­ba de inau­gu­rar, vi­mos a las her­ma­nas Ho­yos,

Lu­cía y Mer­ce­des, pre­pa­ra­dí­si­mas por si las lla­man pa­ra una nue­va en­tre­ga de El Hob­bit.

Ruth Ga­briel, ideal de la muer­te pa­ra Va­ca­cio­nes en Ro­ma.

Ber­to Ro­me­ro, ves­ti­do per­fec­to pa­ra ro­dar Ber­to Ro­me­ro: el re­torno, jun­to con dos ami­gos que van al mis­mo co­le­gio; Ire­ne Es­co­lar y Sa­mu Fuen­tes, y ya por fin, Sil­via Abril, se­ño­ra de Bue­na­fuen­te, la pre­sen­ta­do­ra, que yo no sé de qué se dis­fra­zó pa­ra la inau­gu­ra­ción y, la verdad, pre­fie­ro que no se me ocu­rra na­da por­que no creo que le gus­ta­se.

Y más ci­ne

Se es­tá po­nien­do de mo­da que una fir­ma de ro­pa no ha­ga ya un anun­cio sino una pe­li en­te­ra, y lo pa­ga to­do, lle­va a los fa­mo­sos, ha­ce su show y se pa­sa #es­tu­pen­ding to­pic. Wo­men’se­cret, la fir­ma más co­ol de ro­pa in­te­rior de se­ño­ra,

pa­tro­ci­nó el es­treno de Wan­ted, que en reali­dad es un fas­hion film pa­ra ha­cer mar­ke­ting de los tops y los bra y los pan­ties, a ver si lo­gran ser tren­ding gra­cias a los in­fluen­cers. La pro­ta­go­nis­ta es El­sa Pa­taky, gua­pí­si­ma. Ha­bía mu­chí­si­ma gen­te ves­ti­da su­per­won­der. Cris­ti­na Pe­dro­ching, sin ir más away, sa­lió ves­ti­da (o no) de ga­lac­tic, qué bien. Las de­más, pues what I know. Des­de la be­lle­za de Ro­cío Crus­set al look neo­cua­ter­nary de Fa­bio­la To­le­do. Tam­bién es­ta­ban Eu­ge­nia Or­tiz, Pa­lo­ma La­go, Die­go Mata­moros y Es­te­la Gran­de. Pero yo me des­ma­yé con Juan

Be­tan­court. Lle­va­ba el guy un es­mo­quin de ca­ma­re­ro, pero a mí ese ti­pa­zo me di­ce ven y lo de­jo to­do. Así ven­ga Kar­me­le con el fin del mun­do.

El­sa Pa­taky

Ro­cío Crus­set

Juan Be­tan­court

Eu­ge­nia Or­tiz

Ber­to Ro­meX­roxx­coxnxxd­xoxs­xaxmx igos

Mi­reia La­la­gu­na

El­sa An­ka

Lu­cre­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.