LAS OBRAS DE AR­TE DESAPARECIDAS DEL MU­SEO DEL PRADO

TIEM­PO des­ve­ló que en la pri­me­ra pi­na­co­te­ca na­cio­nal se ex­tra­via­ron 926 obras de ar­te y que el ca­so es­ta­ba en ma­nos de la Fis­ca­lía. Al­gu­nas de esas obras fue­ron ven­di­das en subas­tas. Gue­rras, in­cen­dios y el des­con­trol en de­pó­si­tos fue­ra del mu­seo es­tán de

Tiempo - - LAS MEJORES EXCLUSIVAS -

No­ve­cien­tas vein­ti­séis obras del Mu­seo del Prado no apa­re­cen. El da­to se ha he­cho ofi­cial en una fis­ca­li­za­ción del Tri­bu­nal de Cuen­tas. Es­te or­ga­nis­mo, a su vez, ha pues­to el asun­to en ma­nos de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do pa­ra de­pu­rar po­si­bles res­pon­sa­bi­li­da­des pe­na­les. De­trás se en­cuen­tra una his­to­ria en la que se mez­clan gue­rras, re­vo­lu­cio­nes, in­cen­dios, ex­tra­víos por ig­no­ran­cia y la ten­ta­ción de sa­car a la ven­ta al­gu­nas de ellas en el mer­ca­do del ar­te. Al­gu­nas han apa­re­ci­do y vuel­ven al con­trol del Prado.

El Tri­bu­nal de Cuen­tas ha re­mi­ti­do al Con­gre­so de los Dipu­tados el in­for­me so­bre la fis­ca­li­za­ción del Mu­seo del Prado co­rres­pon­dien­te al ejer­ci­cio de 2005. El Par­la­men­to no ha es­tu­dia­do aún es­te in­for­me que fue apro­ba­do por el pleno del Tri­bu­nal de Cuen­tas el pa­sa­do mes de oc­tu­bre. En es­te do­cu­men­to se re­la­ta el aná­li­sis rea­li­za­do so­bre los pro­ce­di­mien­tos apli­ca­dos por el mu­seo en la ges­tión y con­trol de las obras de ar­te y se da cuen­ta de que “den­tro del con­jun­to de obras ca­ta­lo­ga­das cu­ya ti­tu­la­ri­dad co­rres­pon­de al mu­seo ha­bía un to­tal de 926 cu­ya exis­ten­cia y ti­tu­la­ri­dad se co­no­cen por me­dio de los in­ven­ta­rios his­tó­ri­cos, pe­ro se ig­no­ra­ba su lo­ca­li­za­ción”.

Es­ta si­tua­ción ha te­ni­do co­mo con­se­cuen­cia que la Fis­ca­lía del Tri­bu­nal de Cuen­tas ha­ya pues­to en ma­nos de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do el asun­to pa­ra de­pu­rar las po­si­bles res­pon­sa­bi­li­da­des pe­na­les, co­mo apa­re­ce re­fle­ja­do en la me­mo­ria de es­ta úl­ti­ma. Has­ta el mo­men­to, la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do no se ha di­ri­gi­do al Mu­seo del Prado pa­ra re­ca­bar más in­for­ma­ción ni ha de­sig­na­do un fis­cal pa­ra el ca­so.

Aun­que es inú­til ha­cer una va­lo­ra­ción de las obras que no se lo­gran lo­ca­li­zar, bas­te de­cir que ha­ce años una de las que se creía per­di­da tu­vo un pre­cio de sa­li­da en una subas­ta de 27.000 eu­ros. Lien­zos de au­to­res in­clui­dos en el lis­ta­do de obras que no apa­re­cen, co­mo Carlos de Haes, han al­can­za­do pre­cios de en­tre 20.000 y 45.000 eu­ros en subas­tas re­cien­tes. De otros no se en­cuen­tra ape­nas obra a la ven­ta en el mer­ca­do, por lo que, por su ex­cep­cio­na­li­dad, la va­lo­ra­ción es más di­fí­cil. Por ejem­plo, no se lo­ca­li­za una obra de Ca­sa­do del Ali­sal, que es el au­tor del gran óleo que de­co­ra el sa­lón de ple­nos del Con­gre­so de los Dipu­tados, que re­pre­sen­ta el ju­ra­men­to de las Cor­tes de 1810 en la Igle­sia Ma­yor de San Fer­nan­do (Cá­diz) y uno de los pin­to­res en­car­ga­dos de de­co­rar la ba­sí­li­ca de San Fran­cis­co el Gran­de en Ma­drid.

En la ins­ti­tu­ción a cu­yo fren­te se en­cuen­tra el fis­cal ge­ne­ral Cán­di­do Con­dePum­pi­do han cons­ta­ta­do que en 1978 se ini­cia­ron unas ac­tua­cio­nes so­bre un con­jun­to de obras del Mu­seo del Prado que no es­ta­ban lo­ca­li­za­das. La in­ves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía en esos años, que con­tó con la co­la­bo­ra­ción del Mu­seo del Prado, su­pu­so la re­vi­sión del in­ven­ta­rio y la lo­ca­li­za­ción de las pri­me­ras obras. El asun­to que­dó pen­dien­te en 1980 de que fi­na­li­za­ra el tra­ba­jo de re­vi­sión del in­ven­ta­rio y de lo­ca­li­za­ción de obras. Trein­ta años des­pués, la cul­mi­na­ción de los tra­ba­jos ha lle­va­do a ce­rrar prác­ti­ca­men­te una ci­fra de 926 obras sin lo­ca­li­zar, lo que

ha pro­vo­ca­do que el Tri­bu­nal de Cuen­tas tras­la­de el ca­so a la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do.

IN­VEN­TA­RIOS E IN­FOR­MÁ­TI­CA

Es­tas 926 obras se re­fie­ren a 2007, ya que el sis­te­ma in­for­má­ti­co que ges­tio­na el in­ven­ta­rio no ofre­cía la po­si­bi­li­dad de agru­par las obras no lo­ca­li­za­das has­ta ese año. Se­gún cons­ta en los in­ven­ta­rios, la ma­yo­ría de las obras en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do for­man par­te de aque­llas que el Prado man­te­nía de­po­si­ta­das en otros mu­seos e ins­ti­tu­cio­nes. Tam­bién hay un por­cen­ta­je im­por­tan­te de obras que des­apa­re­cie­ron du­ran­te acon­te­ci­mien­tos bé­li­cos e in­cen­dios, aun­que no se ha po­di­do cer­ti­fi­car de for­ma feha­cien­te su des­truc­ción. Fi­nal­men­te, otra par­te de es­tas obras cons­ta en los in­ven­ta­rios de co­lec­cio­nes co­mo la del Mu­seo de la Tri­ni­dad, que se ads­cri­bie­ron al Prado, aun­que no exis­te cons­tan­cia de que la ma­yo­ría de esas obras lle­ga­ran a in­gre­sar efec­ti­va­men­te en el Prado, ex­pli­can los res­pon­sa­bles de es­te mu­seo. La co­lec­ción del Prado es­tá for­ma­da por unas 7.600 pin­tu­ras, 1.000 es­cul­tu­ras, 3.000 es­tam­pas y 6.400 di­bu­jos. De ellas, al­re­de­dor de 3.100 obras, so­bre to­do pin­tu­ras y es­cul­tu­ras, for­man par­te del lla­ma­do Prado dis­per­so, en de­pó­si­to en otras ins­ti­tu­cio­nes y mu­seos.

Pe­ro ni los in­cen­dios ni las gue­rras ex­pli­can to­das las des­apa­ri­cio­nes. En 1915 se pro­du­jo un in­cen­dio en el edi­fi­cio del Tri­bu­nal Su­pre­mo y el Co­le­gio de Abo­ga­dos de Ma­drid don­de re­sul­ta­ron que­ma­das o per­di­das 51 pin­tu­ras de las 106 que el mu­seo te­nía de­po­si­ta­das en ese edi­fi­cio. Ca­si 80 años des­pués, en 1994, una de las obras que se creía con­ver­ti­da en ce­ni­zas fue des­cu­bier­ta en el ca­tá­lo­go ex­tra­or­di­na­rio de Na­vi­dad de la sa­la de subas­tas Du­rán, de Ma­drid, con un pre­cio de sa­li­da de 4,5 mi­llo­nes de pe­se­tas. Se tra­ta­ba de Abraham y los tres án­ge­les del pintor del si­glo XVII Juan An­to­nio de Frías y Es­ca­lan­te. La Po­li­cía re­qui­só el cua­dro, que fue de­vuel­to al Prado.

En al­gu­nos ca­sos, el Es­ta­do ha in­dem­ni­za­do al due­ño con el pre­cio de sa­li­da de subas­ta, al con­si­de­rar que se tra­ta de com­pra­do­res de bue­na fe mu­chos años des­pués de la de­sa­pa­ri­ción. De he­cho, ha­bía re­fe­ren­cias de que ha­bía apa­re­ci­do en el mer­ca­do ma­dri­le­ño en 1970. otra pin­tu­ra que fi­gu­ra­ba co­mo des­apa­re­ci­da en ese in­cen­dio, El rey go­do Ala­ri­co, de Carlos Ma­ría Es­qui­vel, fue lo­ca­li­za­da en 2003 en los al­ma­ce­nes del mu­seo de Se­go­via y se en­cuen­tra ex­pues­ta en el Con­gre­so de los Dipu­tados des­de 2006.

Tam­bién se en­con­tra­ba des­apa­re­ci­do El ar­co del rey Cas­to, de Jo­sé Uría, de 1887. El cua­dro ha­bía des­apa­re­ci­do del Go­bierno Ci­vil de Bar­ce­lo­na don­de es­ta­ba de­po­si­ta­do des­de 1904 y apa­re­ció en una ca­sa de subas­tas en 1980. Hoy se en­cuen­tra en el Mu­seo de Be­llas Ar­tes de As­tu­rias, en ovie­do.

lien­zos de carlos de Haes, al­guno de cu­yos cua­dros no apa­re­cen, co­ti­zan en el mer­ca­do a 45.000 eu­ros el mu­seo in­ter­po­ne de­nun­cia an­te la po­li­cía cuan­do lo­ca­li­za obras per­di­das a la ven­ta

Los fon­dos del Mu­seo del Prado su­man unas 7.600 pin­tu­ras y 1.000 es­cul­tu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.