El pro­pie­ta­rio

«Una ra­za dul­ce y tran­qui­la que ama los abra­zos»

Todo Perros - - Volpino Italiano - Clau­dio de Be­ni­to, Alicante

¿Cuál es su ex­pe­rien­cia vi­tal con un Coc­ker Ame­ri­cano?

«Ten­go 29 años, soy pe­lu­que­ro pro­fe­sio­nal y sien­to una pa­sión des­me­di­da por los pe­rros y los ga­tos. Ele­gí es­ta ra­za por­que des­cu­brí su na­tu­ra­le­za dul­ce y tran­qui­la. Es­pe­ra­ba que mi pe­rri­to fue­ra así, pe­ro real­men­te ha si­do una ex­plo­sión de ale­gría y vi­ta­li­dad. Po­ker es de co­lor cho­co­la­te, un co­lor muy es­pe­cial y po­co co­mún. Tie­ne el de­seo na­tu­ral y es­pon­tá­neo de sa­ber todo lo que se mue­ve, de sa­lu­dar a ca­da per­so­na que co­no­ce sal­tan­do so­bre ella con vehe­men­cia y, cuan­do pa­sa al la­do de un co­che que él cree que co­no­ce, se po­ne so­bre dos pa­tas y es­cru­ta al con­duc­tor. Po­ker tie­ne dos ca­rac­te­rís­ti­cas bá­si­cas: siem­pre pi­de mi­mos y ca­si nun­ca la­dra. Cuan­do se acer­ca a un si­tio don­de hay un pe­rro la­dran­do, él mue­ve la co­la y se co­lo­ca de­lan­te uti­li­zan­do só­lo el len­gua­je cor­po­ral. Ra­ra vez la­dra, sal­vo cuan­do no re­co­no­ce, en me­dio de la os­cu­ri­dad, exac­ta­men­te quién o qué se es­tá acer­can­do. En casa es aún más cor­tés y aten­to. No pi­de na­da de la me­sa, pe­ro se lan­za a cual­quier pe­da­zo de co­mi­da que se en­cuen­tra en el sue­lo. Es ca­se­ro, pe­ro muy ac­ti­vo al mis­mo tiem­po. A am­bos nos gus­ta ca­mi­nar al ai­re li­bre. Tam­bién ado­ra olis­quear todo lo que se en­cuen­tra».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.