Ga­lle­tas de Na­vi­dad

Lle­ga la Na­vi­dad y los ho­ga­res se inun­dan de dul­ces sa­bo­res... co­mo las ga­lle­tas de jen­gi­bre, que a nues­tros pe­rros tam­bién les fas­ci­nan.

Todo Perros - - Sumario -

La Na­vi­dad es una fes­ti­vi­dad que en nues­tro país se dis­fru­ta mu­cho, pe­ro a al­gu­nos tam­bién nos es­tre­sa por­que de­be­mos pre­pa­rar co­mi­das, dul­ces, ador­nar la casa, es­cri­bir la car­ta a los Re­yes Ma­gos si no que­re­mos que­dar­nos sin re­ga­los y, los que te­ne­mos hi­jos, in­ge­niár­nos­las pa­ra ha­cer mil co­sas con ellos. Bien, pues al igual que a no­so­tros, a nues­tras mas­co­tas tam­bién les ape­te­ce zam­par­se al­gún dul­ce na­vi­de­ño, pe­ro ob­via­men­te no es na­da re­co­men­da­ble dar­les dul­ces de con­su­mo hu­mano. Lo que os pro­pon­go es un plan muy di­ver­ti­do, en el que po­dréis ma­tar dos pá­ja­ros de un ti­ro: por un la­do sa­tis­fa­cer a nues­tros pe­rros con una go­lo­si­na que les vol­ve­rá lo­cos y por otro te­ner en­tre­te­ni­dos a los pe­ques de la casa ( si se co­men al­gu­na ga­lle­ta no pa­sa na­da, se­gu­ro que les en­can­tan y son muy sa­nas). Se­gu­ra­men­te habréis oí­do ha­blar de las fa­mo­sas ga­lle­tas de jen­gi­bre, tí­pi­cas en las fe­chas na­vi­de­ñas en mu­chos si­tios. Si no las ha­béis pro­ba­do, os in­vi­to a ello. Real­men­te son una de­li­cia: cuan­do co­mes una, no pue­des pa­rar, son un vi­cio...No se no­ta que me fas­ci­nan, ¿ver­dad? Es­tas ga­lle­tas, ade­más de con­te­ner jen­gi­bre en­tre sus in­gre­dien­tes, lle­van me­la­za. La me­la­za, o miel de ca­ña, es un pro­duc­to na­tu­ral de­ri­va­do de la ca­ña de azú­car. Su ela­bo­ra­ción se rea­li­za co­cien­do el ju­go de la ca­ña has­ta eva­po­rar el agua que con­tie­ne. Su as­pec­to es muy si­mi­lar al de la miel, pe­ro de un co­lor par­dus­co muy os­cu­ro, ca­si ne­gro, y su sa­bor es muy ca­rac­te­rís­ti­co, dul­ce pe­ro con un pe­que­ño re­gus­to amargo, si­mi­lar al re­ga­liz. La me­la­za apor­ta car­bohi­dra­tos di­ge­ri­bles, por lo que es una bue­na fuen­te de ener­gía, so­bre todo pa­ra pe­rros que tie­nen mu­cha ac­ti­vi­dad fí­si­ca, co­mo los ca­za­do­res. Es ri­ca en vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les, so­bre todo en vi­ta­mi­nas del gru­po B (me­nos la B1), y más con­cre­ta­men­te en B6, que ayu­da a in­cre­men­tar el ren­di­mien­to mus­cu­lar y la pro­duc­ción de ener­gía, pues fa­vo­re­ce a la li­be­ra­ción de glu­có­geno. Tam­bién es ne­ce­sa­ria pa­ra un ni­vel óp­ti­mo de an­ti­cuer­pos y eri­tro­ci­tos en el or­ga­nis­mo. Es­te ali­men­to con­tie­ne mi­ne­ra­les co­mo hie­rro, po­ta­sio, cal­cio, mag­ne­sio y co­bre. Es un com­ple­men­to ideal pa­ra aque­llos ejem­pla­res que ten­gan ba­jos los ni­ve­les de hie­rro. El mag­ne­sio, equi­li­bran­do al cal­cio, ayu­da a re­gu­lar tan­to los ner­vios co­mo el tono mus­cu­lar. El apor­te de po­ta­sio es gran­de, y es­te es muy im­por­tan­te en la die­ta, ya que tie­ne un pa­pel muy im­por­tan­te en la con­trac­ción mus­cu­lar y en trans­mi­sión ner­vio­sa, y desem­pe­ña un pa­pel im­por­tan­te en el al­ma­ce­na­mien­to de car­bohi­dra­tos. Ade­más es una bue­na fuen­te de pro­teí­nas ve­ge­ta­les muy sa­lu­da­bles. Sed bue­nos y no os ol­vi­déis de es­cri­bir vues­tra car­ta a los Re­yes Ma­gos. ¡Fe­liz Na­vi­dad!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.