His­to­ria

Todo Perros - - Razas Al Microscopio -

El Pe­ki­nés y el Te­rrier Ti­be­tano es­tán, sin du­da, em­pa­ren­ta­dos, y am­bos tie­nen co­mo an­te­pa­sa­dos a los pe­que­ños pe­rros que vi­vían en las re­gio­nes del Tí­bet y se con­si­de­ra­ban sím­bo­los re­li­gio­sos. Des­de en­ton­ces, el Pe­qui­nés se con­vir­tió en el pe­rro de los em­pe­ra­do­res y los cor­te­sa­nos, que se en­car­ga­ron de su se­lec­ción y ve­la­ron por ella con mu­cha aten­ción. Tan­to era así que el que hi­cie­ra da­ño a uno de es­tos ani­ma­les po­día in­clu­so pa­gar­lo con su vi­da. El Te­rrier Ti­be­tano fue, por su par­te, un ob­je­to de cul­to en los mo­nas­te­rios de los La­mas, así co­mo el guar­dián es­cru­pu­lo­so de la ciu­dad sa­gra­da de Lha­sa. Pe­ro es­te Te­rrier tam­bién desem­pe­ñó el pa­pel de guar­dián y pas­tor de ove­jas. Dis­tin­tos son los orí­ge­nes del Pe­rro Cres­ta­do Chino, del

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.