Éti­ca edu­ca­ti­va

Ne­ce­sa­ria re­fle­xión

Todo Perros - - Educación -

¿ Qué es más éti­co, apli­car co­rrec­cio­nes pun­tua­les an­te de­ter­mi­na­das ex­pre­sio­nes o de­jar a un pe­rro sin co­mer por­que se nos aca­ban los re­cur­sos pa­ra la evo­lu­ción en su edu­ca­ción? ¿ Qué es más éti­co, que el pe­rro man­ten­ga un con­flic­to con­ti­nuo con el due­ño por­que és­te no es ca­paz de po­ner lí­mi­tes a de­ter­mi­na­das con­duc­tas - con la ines­ta­bi­li­dad emo­cio­nal, el es­trés y la an­sie­dad que eso le ge­ne­ra-, o apli­car co­rrec­cio­nes y es­ta­ble­cer lí­mi­tes lle­van­do al pe­rro a un es­ta­do de cal­ma? ¿ Qué es más éti­co, es­ta­ble­cer lí­mi­tes a un pe­rro erra­di­can­do com­por­ta­mien­tos agre­si­vos y evi­tan­do ac­ci­den­tes, o que el pe­rro aca­be sa­cri­fi­ca­do víc­ti­ma de su tem­pe­ra­men­to? Se­gún yo lo veo, ben­di­tas las co­rrec­cio­nes que es­ta­ble­cen lí­mi­tes, pre­vie­nen ac­ci­den­tes y evi­tan el sa­cri­fi­cio de de­ter­mi­na­dos ejem­pla­res; y mal­di­ta la ig­no­ran­cia que, a ve­ces, lle­va las me­to­do­lo­gías a ex­tre­mos ab­sur­dos. Es muy fá­cil re­ga­lar el oí­do a per­so­nas inex­per­tas con ar­gu­men­tos sa­ca­dos de con­tex­to, y es in­jus­to que se quie­ran cri­mi­na­li­zar de­ter­mi­na­das ac­cio­nes que, en de­ter­mi­na­dos tem­pe­ra­men­tos, son fun­da­men­ta­les pa­ra una bue­na con­vi­ven­cia y sir­ven pa­ra evi­tar aban­do­nos, ac­ci­den­tes y sa­cri­fi­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.