PE­RROS Los me­jo­res

Des­de los al­bo­res de la ci­vi­li­za­ción, el pe­rro ha es­ta­do siem­pre al la­do del hom­bre co­mo un va­lio­so e in­dis­pen­sa­ble com­pa­ñe­ro en mu­chos ofi­cios. Al­gu­nos de ellos han des­apa­re­ci­do, pe­ro no su im­pron­ta en cier­tas ra­zas.

Todo Perros - - Perros Útiles -

Hoy en día, el pe­rro es­tá al l ado del hom­bre en mu­chí­si­mas de sus ac­ti­vi­da­des, pe­ro se pue­de de­cir que és­te ha con­ta­do con su co­la­bo­ra­ción des­de siem­pre. Ori­gi­nal­men­te, tal vez, só­lo co­mo ayu­da en la ca­za y en la guar­dia de los ani­ma­les o de la pro­pie­dad; con pos­te­rio­ri­dad tam­bién en otros ti­pos de tra­ba­jo, mu­chos de los cua­les hoy han que­da­do en el ol­vi­do y, por tan­to, han de­ja­do ob­so­le­ta la ayu­da de nues­tros ami­gos. No obs­tan­te, la fi­gu­ra del pe­rro de tra­ba­jo si­gue sien­do vá­li­da en la ac­tua­li­dad, por mu­cho que sea prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble iden­ti­fi­car a un pe­rro con una la­bor es­pe­cí­fi­ca, co­mo cuan­do an­ti­gua­men­te, con i nde­pen­den­cia de l a ra­za, se ha­bla­ba de “los pe­rros de los le­che­ros”, “los pe­rros de los car­ni­ce­ros”, “los pe­rros de los ca­rre­te­ros”, etc. De­mos aho­ra un pa­so atrás en el tiem­po y re­des­cu­bra­mos jun­tos al­gu­nos ofi­cios rea­li­za­dos por los pe­rros del pa­sa­do.

El pe­rro “asa­dor”

En in­glés se les lla­ma­ba “turns­pit dogs” (pe­rros asa­dor) y, en la tie­rra de Al­bión fue so­bre to­do un te­rrier, el Glen of Imaal, el que cum­plió es­ta fun­ción. Pe­rros que gi­ra­ban los asa­do­res, hoy ex­tin­tos, y que, por ejem­plo, exis­tie­ron en Ita­lia has­ta fi­na­les del si­glo XIX, co­mo de­mues­tra el na­tu­ra­lis­ta Mi­che­le Les­so­ma en su obra El­pe­rro, de 1870, don­de cuen­ta: “En Ro­ma hu­bo, pa­ra ha­cer gi­rar la rue­da del asa­dor, un me­ca­nis­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.