«S

Todo Perros - - Conducta -

u ins­tin­to de ca­za si­gue in­tac­to y, si se le deja li­bre en el cam­po, lo de­mos­tra­rá ol­fa­tean­do la pis­ta de un ani­mal o lle­ván­do­lo a la vis­ta (in­clu­so la­gar­tos). Por eso su ca­rác­ter se re­ve­la ac­ti­vo y re­sis­ten­te, y aun­que ama la co­mo­di­dad de la vi­da do­més­ti­ca, pue­de con­ver­tir­se en un in­can­sa­ble com­pa­ñe­ro du­ran­te los lar­gos pa­seos o las ex­cur­sio­nes a la mon­ta­ña. El ca­za­dor de ma­dri­gue­ra pue­de te­ner un tem­pe­ra­men­to fo­go­so, y a ve­ces, fren­te a sus se­me­jan­tes pue­de ex­pre­sar co­ra­je y es­pí­ri­tu de lu­cha. Nor­mal­men­te, el Tec­kel de pe­lo lar­go (he­ren­cia del cru­ce con los Spa­niel) mues­tra un ca­rác­ter más dul­ce, más cal­ma­do y me­nos agre­si­vo que el de pe­lo cor­to o pe­lo du­ro. El Tec­kel tie­ne una per­so­na­li­dad muy mar­ca­da y, aun­que es pe­que­ño, se sien­te su pre­sen­cia; te con­ta­gia su ale­gría muy rá­pi­da­men­te, y quie­re ser par­te de la vi­da fa­mi­liar, de la que es di­fí­cil ex­cluir­lo (ade­más de que se­ría muy ma­lo pa­ra él). Su tem­pe­ra­men­to re­quie­re un pro­pie­ta­rio con ca­rác­ter, que le ha­ga en­ten­der de in­me­dia­to su pa­pel con fir­me­za y cohe­ren­cia. Con la fa­mi­lia tien­de a crear un víncu­lo muy fuer­te, y con los ex­tra­ños a ve­ces se mues­tra des­con­fia­do. Es un pe­rro muy ac­ti­vo, ca­paz de res­pon­der rá­pi­da­men­te a los es­tí­mu­los ex­ter­nos, la­dran­do con de­ter­mi­na­ción fren­te a cual­quier ame­na­za».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.