San Ber­nar­don ar­do

El desa­rro­llo de téc­ni­cas de res­ca­te ca­da vez más so­fis­ti­ca­das, ha des­pla­za­do a es­te co­lo­so sui­zo, aun­que no por su fal­ta de va­lía.

Todo Perros - - Sumario -

El que fue pe­rro de res­ca­te al­pino por an­to­no­ma­sia, es aho­ra guar­dián de ca­sas y jar­di­nes; aun­que no por su fal­ta de va­lía a la ho­ra de res­ca­tar a un des­apa­re­ci­do en la nie­ve, sino por­que las téc­ni­cas de res­ca­te son ca­da vez más so­fis­ti­ca­das, ya que cuen­tan con he­li­cóp­te­ros, ra­dio­te­lé­fo­nos, de­tec­to­res, etc., de mo­do que el tra­ba­jo del San Bernardo se ha con­ver­ti­do en me­nos ne­ce­sa­rio. Cuan­do el res­ca­te al­pino es­ta­ba en pa­ña­les, nin­gún pe­rro po­día com­pe­tir con él gra­cias a su ins­tin­to na­tu­ral pa­ra el res­ca­te, su gran ca­pa­ci­dad de orien­ta­ción, un ol­fa­to ca­paz de oler a un hombre a ki­ló­me­tros de dis­tan­cia y una re­sis­ten­cia que le ha­cía po­der bus­car du­ran­te un día en­tro. El pe­rro de res­ca­te “mo­derno” se trans­por­ta en he­li­cóp­te­ro has­ta el lu­gar, y por lo tan­to, es un pe­rro más li­ge­ro, ágil y ade­cua­do al li­mi­ta­do es­pa­cio de las ae­ro­na­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.