Do­go Ca­na­rio

Un guar­dián ex­cep­cio­nal y un for­mi­da­ble de­fen­sor, es­tos son los ras­gos ca­rac­te­rís­ti­cos del Do­go Ca­na­rio, una ra­za es­pa­ño­la con un gran ho­ri­zon­te.

Todo Perros - - Sumario -

El Do­go Ca­na­rio es po­co co­no­ci­do fue­ra de Es­pa­ña, mien­tras que en nues­tro país ha ha­bi­do, en los úl­ti­mos años, va­rios mi­les de ins­crip­cio­nes. Su his­to­ria es es­ta: en 1982, ba­jo el con­trol de la RS­CE (Real Sociedad Ca­ni­na de Es­pa­ña) y con pa­tro­ci­nio del Go­bierno de Ca­na­rias, se lle­vó a ca­bo un pro­yec­to de stan­dard re­pre­sen­ta­ti­vo de la po­bla­ción de la ra­za en ese mo­men­to. Des­de en­ton­ces, su evo­lu­ción ha si­do no­ta­ble y ha da­do lu­gar a la eli­mi­na­ción del stan­dard de co­lo­res co­mo el blan­co y el ne­gro. ¿Có­mo de­ri­vó su nom­bre de Pe­rro de Pre­sa a Do­go Ca­na­rio? Pa­ra el juez Pas­cual Asensi Pei­na­do, “la FCI no po­día in­cluir a un pe­rro cu­yo nom­bre ex­pre­sa­ra al­go ne­ga­ti­vo ( pre­sa, mor­di­da), así que se bus­có un nom­bre que ga­ran­ti­za­se su ori­gi­na­li­dad y pu­die­ra acep­tar­se ofi­cial­men­te en el mun­do de la ci­no­fi­lia. Y el ele­gi­do fue Do­go Ca­na­rio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.