Pit Bull en el pun­to de mira

¡ Aquí va­mos de nue­vo! Pe­rió­di­ca­men­te se rea­li­za una “ca­za de bru­jas” que, en el mun­do ci­no­fi­lo, sig­ni­fi­ca siem­pre lo mis­mo: de­cla­rar ile­gal al Pit­bull.

Todo Perros - - Sumario -

Es­ta vez le to­ca a Venezuela: en es­te país, ver a un ca­cho­rro de Pit­bull dor­mir con un be­be se­rá den­tro de po­co im­po­si­ble. Ello se de­be a la ley “pa­ra la pro­tec­ción de la fau­na do­més­ti­ca li­bre y en cau­ti­ve­rio”. Se tra­ta de una ley que, en el que ar­ticu­lo 33, es ca­te­gó­ri­ca: has­ta el 31 de di­ciem­bre de 2014, aque­llos que ten­gan pe­rros de ra­za Pit­bull y de ti­po Bull ( Staf­fords­hi­re Bull y Ame­ri­can Staf­fords­hi­re) se­rán ob­je­to de res­tric­cio­nes es­pe­cia­les, de­be­rán te­ner­los siem­pre en jau­las, y quie­nes no cum­plan la ley, po­drán ver a sus pe­rros cas­tra­dos o in­clu­so muer­tos. Des­pués del 1 de enero de 2015, es­ta­rá com­ple­ta­men­te prohi­bi­do adop­tar Pit­bulls, re­pro­du­cir­los, im­por­tar­los o ven­der­los. El Go­bierno ha apro­ba­do es­ta ley en res­pues­ta a in­ci­den­tes y agre­sio­nes en las que se ha vis­to im­pli­ca­do un Pit­bull.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.