Ti­ti­na: la pe­rri­ta del Po­lo Nor­te

Todo Perros - - Sumario -

La his­to­ria de Ti­ti­na es ver­da­de­ra­men­te in­creí­ble: de pe­rra ca­lle­je­ra, que va­ga­ba por las ca­lles de Ro­ma bus­can­do cual­quier co­sa pa­ra co­mer, pa­só a ser uno de los pe­rros más fa­mo­sos de la his­to­ria. Su des­tino se cru­zó con el de Um­ber­to No­bi­le ( 1), el pio­ne­ro de los vue­los en di­ri­gi­ble; el en­cuen­tro en­tre am­bos fue "amor a pri­me­ra vis­ta", y los dos se hi­cie­ron in­se­pa­ra­bles, com­par­tien­do lo bueno y tam­bién los ma­los mo­men­tos. Cuan­do, en 1926, No­bi­le de­ci­de for­mar par­te del equi­po de Amund­sen, que te­nía pre­vis­to, con el di­ri­gi­ble Nor­ge ( 2), so­bre­vo­lar el Po­lo Nor­te, Ti­ti­na es­ta­ba con él. Y en el triun­fal re­gre­so a su pa­tria, se­guía con él, com­par­tien­do fa­ma y ho­no­res, en­con­trán­do­se con per­so­na­jes co­mo Benito Mus­so­li­ni o Ro­dol­fo Va­len­tino. Dos años más tar­de, No­bi­le de­ci­de vol­ver a in­ten­tar­lo, con un equi­po to­tal­men­te ita­liano. El di­ri­gi­ble Ita­lia des­pe­gó el 15 de abril de 1928. Es­ta vez, sin em­bar­go, la suer­te le aban­do­nó: las ad­ver­sas con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas hi­cie­ron com­pli­ca­do el via­je y, du­ran­te una tem­pes­tad, el Ita­lia gol­peó el sue­lo, arro­jan­do so­bre el hie­lo a No­bi­le, Ti­ti­na, otros ocho miem­bros de la tri­pu­la­ción y par­te de equi­po ( in­clu­yen­do la mí­ti­ca Tien­da Ro­ja). El di­ri­gi­ble, aho­ra de­ma­sia­do li­ge­ro, si­guió vo­lan­do con seis hom­bres a bor­do, que nun­ca fue­ron en­con­tra­dos. Pa­sa­rá un mes has­ta que lo­ca­li­cen a los su­per­vi­vien­tes ( 3), y Ti­ti­na y No­bi­le son los pri­me­ros en ser res­ca­ta­dos. Pre­ci­sa­men­te por es­te “pri­vi­le­gio” y, so­bre to­do, por el he­cho de que­rer lle­var con él a la pe­rra, No­bi­le fue acu­sa­do por la pren­sa so­bre to­do en Ita­lia, don­de su éxi­to ha­bía cau­sa­do mu­chas en­vi­dias y no po­cos enemi­gos. Ti­ti­na si­guió al la­do de su due­ño in­clu­so en es­tas cir­cuns­tan­cias, y ella mis­ma, en pri­me­ra per­so­na, cuen­ta su ex­tra­or­di­na­ria aven­tu­ra en el li­bro Ti­ti­na,his­to­ria

deun­pe­rro­no­ble, de Giu­sep­pe Car­fagno. Cuan­do la pe­rri­ta mu­rió, fue em­bal­sa­ma­da y aún hoy en día se con­ser­va en el Mu­seo Na­cio­nal de Ae­ro­náu­ti­ca Mi­li­tar ( Ita­lia).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.