In­tere­san­tes y sor­pren­den­tes

Todo Perros - - Sumario -

Si da­mos por bueno el di­cho: “quien tie­ne un ami­go, tie­ne un te­so­ro”, na­die me­jor pa­ra con­fir­mar­lo que Joan­na Me­llor, una mu­jer in­gle­sa de vein­ti­cua­tro años que ha so­bre­vi­vi­do a un pa­ro car­dia­co gra­cias a la in­ter­ven­ción de su pe­rro, un La­bra­dor de nom­bre Leo, un ver­da­de­ro ami­go de cua­tro pa­tas de va­lor in­cal­cu­la­ble. Mien­tras dor­mía, la jo­ven su­frió un ata­que al co­ra­zón, pe­ro Leo, al dar­se cuen­ta de in­me­dia­to de que su que­ri­da due­ña es­ta­ba en­fer­ma, co­men­zó a la­drar, des­per­tan­do así a su no­vio, que pu­do pe­dir ayu­dad a tie­mi po. La tragedia frus­tra­da ter­mi­nó de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble: la opor­tu­na in­ter­ven­ción de los pa­ra­mé­di­cos sal­vó a la mu­jer y evi­tó da­ños irre­ver­si­bles. A Joan­na le diag­nos­ti­ca­ron el sín­dro­me de Wolf Par­kin­son Whi­te, que no sa­bía que pa­de­cía, y hoy es cons­cien­te de que si­gue con vida gra­cias a Leo y a su no­vio. El La­bra­dor, de cin­co años, gra­cias a su sen­ti­do del ol­fa­to y a su com­pe­ne­tra­ción con su due­ña, fue ca­paz de en­ten­der la si­tua­ción de emer­gen­cia. Joan­na lo con­si­de­ra un ver­da­de­ro hé­roe: “Es­toy vi­va gra­cias a mi pe­rro y a mi no­vio”, di­jo Me­llor. “Si Leo no hu­bie­ra la­dra­do con tan­ta fuer­za, des­per­tan­do a An­drew, yo no es­ta­ría aquí hoy pa­ra con­tar­lo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.