Lo lar­go de las dos pri­me­ras se­ma­nas de vi­da el ca­cho­rro es cie­go. En es­ta eta­pa, la vis­ta no es im­por­tan­te, ya que los pe­que­ños se mue­ven muy po­co y nun­ca se ale­jan de la ma­dre. Siem­pre per­ma­ne­cen cer­ca de sus her­ma­nos, por­que es aquí don­de es­tá la co­mid

Todo Perros - - Actualidad -

A

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.