Fe­bre­ro, el mes de los hé­roes

Todo Perros - - Editorial -

Fe­bre­ro es un mes com­pli­ca­do pa­ra al­gu­nas ra­zas. A lo lar­go de es­tos días ter­mi­na la tem­po­ra­da de ca­za de la lie­bre con gal­go, y mu­chos de es­tos ejem­pla­res son aban­do­na­dos o, peor aún, ase­si­na­dos. Y es que mu­chas ve­ces es­tos son vis­tos úni­ca­men­te como má­qui­nas de co­rrer y de ca­zar, y cuan­do la má­qui­na se rom­pe, sim­ple­men­te se ti­ra. Así lo de­nun­cia­ba ha­ce al­gún tiem­po un con­tro­ver­ti­do do­cu­men­tal, del que que­re­mos ha­cer­nos eco pa­ra reivin­di­car el res­pe­to ha­cia to­das las ra­zas, in­clui­da los gal­gos. Nin­gu­na de ellas pue­de ser con­si­de­ra­da como sim­ples ob­je­tos o ju­gue­tes de usar y ti­rar. Al­go que con­vie­ne re­cor­dar un año más des­pués de las na­vi­da­des, ya que en mu­chas ca­sas ha­brán lle­ga­do ca­cho­rros en for­ma de re­ga­lo. Con el pa­so del tiem­po es­tos se con­vir­ti­rán en pe­rros adul­tos, que ha­brá que se­guir cui­dan­do y mi­man­do como el pri­mer día, y no aban­do­nar­los a la pri­me­ra de cam­bio por­que se con­vier­tan en un es­tor­bo pa­ra nues­tras vi­das. Com­prar o adop­tar a un pe­rro de­be ser siem­pre una de­ci­sión cons­cien­te y con­se­cuen­te. Es tan fá­cil como mi­rar a los ojos de nues­tra mas­co­ta pa­ra ver su gran no­ble­za y el amor in­con­di­cio­nal que nos pro­fe­sa. Ellos da­rían la vi­da por no­so­tros, sin du­dar­lo. Tal y como de­mues­ran los tes­ti­mo­nios que in­clui­mos en es­te nú­me­ro. Ellos nun­ca lo ha­rían.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.