Con la lle­ga­da del ca­lor...

Todo Perros - - Editorial - Y María Lo­ren­te Di­rec­to­ra To­do Pe­rros

a te­ne­mos aquí el ve­rano. Des­pués de un mes de abril llu­vio­so, ines­ta­ble y ca­si in­ver­nal, ma­yo vie­ne de­ci­di­do a ha­cer­nos re­cor­dar que el ca­lor está a la vuel­ta de la es­qui­na. Por ello es im­por­tan­te que em­pe­ce­mos a to­mar las pri­me­ras pre­cau­cio­nes pa­ra que nues­tros pe­rros no su­fran los es­tra­gos de la lle­ga­da de los pri­me­ros “ca­lo­res”. Y es que a lo lar­go de las pró­xi­mas se­ma­nas ha­rán apa­ri­ción las pul­gas y ga­rra­pa­tas, las cua­les po­drían ha­cer pa­sar al­gún que otro mal ra­to a nues­tras mas­co­tas pe­lu­das. Es re­co­men­da­ble, por tan­to, que nos “ar­me­mos” con los pro­duc­tos ne­ce­sa­rios pa­ra re­pe­ler su ata­que. Y se los su­mi­nis­tre­mos en el mo­men­to pre­ci­so pa­ra evi­tar su apa­ri­ción. En nues­tros paseos por el cam­po ten­dre­mos que te­ner es­pe­cial cui­da­do con que nues­tros ami­gos pe­lu­dos no su­fran la pi­ca­du­ra de mos­qui­tos o de oru­gas, así co­mo con­tro­lar que nin­gu­na es­pi­ga pue­da que­dar­se en­re­da­da en­tre su pe­lo, en es­pe­cial si se tra­ta de pe­rros de pe­lo lar­go. Pero tam­bién de­be­re­mos vi­gi­lar la ali­men­ta­ción que le ofre­ce­mos du­ran­te es­tos días de ca­lor “pre-ve­ra­nie­go”, ya que nues­tras mas­co­tas ten­de­rán a be­ber más agua y esto, jun­to con una ali­men­ta­ción ex­ce­si­va, po­dría cau­sar­les al­gún que otro pro­ble­ma di­ges­ti­vo. Me­jor que des­can­sen un­po­co des­pués de co­mer, así evi­ta­re­mos te­ner que ha­cer vi­si­tas ur­gen­tes a nues­tro ve­te­ri­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.