In­te­li­gen­cia emo­cio­nal

La cien­cia ha de­mos­tra­do que los pe­rros tam­bién tie­nen in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. Y es que son ca­pa­ces de en­ten­der de mo­do em­pá­ti­co nues­tro es­ta­do de áni­mo.

Todo Perros - - Sumario -

Los pe­rros, co­mo los hu­ma­nos, tie­nen emo­cio­nes. Es­to ha­ce que sean ca­pa­ces de en­ten­der nues­tras reac­cio­nes con so­lo mi­rar­nos, lo que les per­mi­te es­ta­bla­cer una reac­ción em­pá­ti­ca se­gún sea nues­tro es­ta­do de áni­mo. Es lo que se lla­ma in­te­li­gen­cia emo­cio­nal. No en vano, co­mo los se­res hu­ma­nos y otros ma­mí­fe­ros, el pe­rro es un ani­mal que tie­ne es­cri­to en su có­di­go ge­né­ti­co una cier­ta va­rie­dad de com­por­ta­mien­tos, pe­ro es­tos pue­den ser mo­di­fi­ca­dos por la ex­pe­rien­cia y por la ob­ser­va­ción del en­torno. Y es que la ma­yo­ría

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.