La im­por­tan­cia del agua

Sin agua no ha­bría vi­da en nues­tro pla­ne­ta, tan­to es así que nues­tro cuer­po, así co­mo la de to­dos los ma­mí­fe­ros, se com­po­ne prin­ci­pal­men­te de es­te pre­cia­do ele­men­to.

Todo Perros - - Sumario -

Cuan­do se tra­ta de co­mi­da pa­ra pe­rros, que por lo ge­ne­ral tien­den a con­si­de­rar­se so­lo lo que co­men nues­tros ami­gos o de­ben co­mer, en lu­gar de dar una pro­mi­nen­cia mu­cho ma­yor a lo que de­be­rían be­ber, o be­ben. Ca­da uno de no­so­tros sa­be lo im­por­tan­te que es el agua pa­ra el cuer­po de cual­quier ser vi­vo: la prue­ba es que la muer­te por sed se pro­du­ce mu­cho an­tes que por ham­bre. In­clu­so la sus­tan­cia vi­va que com­po­ne nues­tro cuer­po, así co­mo tam­bién la de los ani­ma­les, es en gran par­te re­pre­sen­ta­da por el agua (apro­xi­ma­da­men­te 2/3) y, por es­ta ra­zón, es esen­cial que nues­tros ami­gos ca­ni­nos siem­pre pue­dan te­ner a su dis­po­si­ción un bol de agua fres­ca, lim­pia y po­ta­ble. De he­cho, el au­ga no so­lo es un ele­men­to esen­cial pa­ra la exis­ten­cia, sino tam­bién, y más en ge­ne­ral pa­ra la vi­da en nues­tro pla­ne­ta. La in­tro­duc­ción de agua en el cuer­po sirve pa­ra fa­ci­li­tar el ade­cua­do desem­pe­ño de mu­chas fun­cio­nes fi­sio­ló­gi­cas, pa­ra re­po­ner las pér­di­das que tie­nen lu­gar a dia­rio por va­rias ra­zo­nes, así co­mo pa­ra pro­mo­ver la diu­re­sis y la eli­mi­na­ción de sus­tan­cias de desecho que se for­man en el in­te­rior del “or­ga­nis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.