Tam­bién blan­co ....

Son ge­ne­ral­men­te pe­rros sa­nos, pe­ro hay al­gu­nas en­fer­me­da­des ge­né­ti­cas que pue­den ata­car­le es­pe­cial­men­te.

Todo Perros - - Setter Irlandés -

spo­si­ción ge­né­ti­ca a la ce­lía­ca, es de­cir, la in­to­le­ran­cia al glu­ten,n la ra­za ca­ni­na es la de­fi­cien­cia de ad­he­sión leu­co­ci­ta­ria (CLAD). La ra­za tam­bién pue­de pre­sen­tar pro­ble­mas de des­pig­men­ta­ción de la na­riz, la atro­fia pro­gre­si­va de la re­ti­na e hi­po­pla­sia pan­creá­ti­ca con­gé­ni­ta, una en­fer­me­dad par­ti­cu­lar en la que hay un desa­rro­llo anor­mal del pán­creas». El Set­ter ir­lan­dés es muy in­te­li­gen­te. Por ello, no de­be­mos de­jar­nos en­ga­ñar por sus en­can­tos y por sus oji­tos de cor­de­ro por­que si su­cum­bi­mos a sus exi­gen­cias y le da­mos siem­pre lo que quie­re por no ver su mi­ra­da tris­te, se con­ver­ti­rá en un in­co­rre­gi­ble. Me­jor no acos­tum­brar­lo, por lo tan­to, a re­ci­bir ali­men­tos de nues­tro pla­to.

Aun­que es mu­cho me­nos co­no­ci­da y ex­ten­di­da, tam­bién exis­te una ti­po­lo­gía de Set­ter ir­lan­dés que mez­cla en su pe­la­je el co­lor ro­jo y el blan­co. Pa­ra mu­chos en­ten­di­dos de es­ta ra­za, es­ta ti­po­lo­gía es sim­ple­men­te el “pri­mo” del Set­ter ir­lan­dés ori­gie­nal. Su tem­pe­ra­men­to es más tran­qui­lo y tie­ne una ma­yor vi­si­bi­li­dad en­tre los co­lo­res del oto­ño, al­go que tam­bién es un dis­tin­ti­vo a la ho­ra de ca­zar. Por ello, es es­pe­cial­men­te cria­do pa­ra la ca­za en lla­nu­ras. Mien­tras que en Es­pa­ña se con­si­de­ra una ra­re­za, en otros paí­ses, co­mo Gran Bre­ta­ña o Es­ta­dos Uni­dos, es­ta ti­po­lo­gía de Set­ter ir­lan­dés tie­ne su pro­pio club, ya que po­see una se­ñas de iden­ti­dad pro­pia, tal y co­mo anun­ciá­ba­mos. Es un pe­rro no­ble, vi­vaz e in­te­li­gen­te, así co­mo ama­ble y sim­pá­ti­co, y con cier­to ca­rác­ter va­lien­te y de­ci­di­do. Fí­si­ca­men­te es muy fuer­te y po­ten­te, sin ser pe­sa­do, ar­mo­nio­so y equi­li­bra­do. Su pe­lo es lar­go y se­do­so en la par­te pos­te­rior de las pier­nas y en el pa­be­llón de la ore­ja, y muy abun­dan­te por los la­te­ra­les. Se ex­tien­de has­ta el pe­cho y la gar­gan­ta y to­ma for­ma de plu­ma en la co­la. El co­lor es­tá mar­ca­do en ro­jo, pe­ro com­bi­na con man­chas blan­cas, ha­cien­do que los dos co­lo­res des­ta­quen y con­vi­van en per­fec­ta ar­mo­nía. La al­tu­ra a la cruz en los ma­chos os­ci­la en­tre los 62 y los 66 cm, y en las hem­bras en­tre los 57 cm y los 61 cm. Su pe­so os­ci­la en­tre los 9 y los 14 kg. No es muy fre­cuen­te en­con­trar un Set­ter blan­co, pe­ro no se tra­ta de un de­fec­to, sino de una pe­cu­lia­ri­dad tam­bién acep­ta­da por la nor­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.