Edi­sar­mo­nio­so,

Todo Perros - - Noticias -

l enanis­mo, tan­to ar­mo­nio­so co­mo si

es una ano­ma­lía ca­rac­te­ri­za­da por la de­ten­ción del cre­ci­mien­to. Mu­chas ra­zas pe­que­ñas tie­nen su ori­gen en la ex­pe­ri­men­ta­ción hu­ma­na rea­li­za­da des­de tiem­pos re­mo­tos, pe­ro la adap­ta­ción in­co­rrec­ta pue­de dar lu­gar a sig­nos pro­nun­cia­dos de enanis­mo, ta­les co­mo crá­neos de­ma­sia­do re­don­dea­dos, ojos pro­mi­nen­tes, ho­ci­co de­ma­sia­do pun­tia­gu­do, man­dí­bu­la re­traí­da, ano­ma­lías den­ta­les y fra­gi­li­dad ósea. La acon­dro­pla­sia, el ti­po de enanis­mo

Lmás co­mún, pue­de mos­trar­se de di­fe­ren­tes mo­dos. Es el ca­so del Dachs­hund, en el que la ca­be­za y el tron­co son de ta­ma­ño nor­mal, mien­tras que sus ex­tre­mi­da­des son muy cor­tas. Por su par­te, el enanis­mo eu­mé­tri­co ha­ce re­fe­ren­cia a aque­llos pe­rros de ta­ma­ño pe­que­ño pe­ro de di­men­sio­nes pro­por­cio­na­das. Por úl­ti­mo, el enanis­mo hi­po­fi­sa­rio es una en­fer­me­dad con­gé­ni­ta con ba­ja in­ci­den­cia cau­sa­da por la fal­ta de la hor­mo­na GH (la del cre­ci­mien­to) que pro­vo­ca una ta­lla in­fe­rior a la nor­mal. os pe­rros per­se­gui­do­res de pre­sa son fa­mo­sos por los rui­dos que emi­ten en di­fe­ren­tes eta­pas de la ca­za. Pe­ro no to­dos tie­nen la mis­ma voz. Los pe­rros de ca­za, de he­cho, se di­vi­den en dos ca­te­go­rías: los gri­to­nes, que se ca­rac­te­ri­zan por un la­dri­do pro­fun­do y se­co, muy se­rio; y los de se­ña­li­za­ción, que emi­ten un so­ni­do más agu­do. El pri­mer gru­po in­clu­ye gran can­ti­dad de ra­zas de pe­rros de ca­za fran­ce­ses, co­mo el Poi­te­vino, el pe­rro Por­ce­la­na, la Arie­geo­is o el Pe­que­ño Sa­bue­so Azul de Gas­cu­ña, en­tre otros, así co­mo el Sa­bue­so Ita­liano de pe­lo cor­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.