Consejos pa­ra cui­dar a tu pe­rro du­ran­te el in­vierno

Todo Perros - - Noticias -

Una mas­co­ta es un re­ga­lo y una res­pon­sa­bi­li­dad. Tan­to si ya la te­ne­mos, co­mo si de­ci­di­mos adop­tar una en las pró­xi­mas fies­tas, es prio­ri­ta­rio co­no­cer sus ne­ce­si­da­des. No so­lo de ali­men­ta­ción, ejer­ci­cio y sa­lud, sino tam­bién de ca­ra a las dis­ti­nas es­ta­cio­nes. Con la lle­ga­da del in­vierno y el des­cen­so de las tem­pe­ra­tu­ras, nues­tros ani­ma­les de com­pa­ñía pue­den res­friar­se o sen­tir co­mo ba­jan sus de­fen­sas. Así que se de­be prio­ri­zar la pre­ven­ción du­ran­te los pró­xi­mos me­ses. En pri­mer lu­gar, es muy im­por­tan­te ele­gir de ma­ne­ra ade­cua­da el lu­gar don­de va a dor­mir nues­tro pe­rro. Si lo ha­ce den­tro de ca­sa, su ca­ma de­be ser acol­cha­da, no si­tuar­se en una zo­na de co­rrien­tes y pre­fe­ri­ble­men­te que al­go la se­pa­re del sue­lo, pa­ra que no sien­ta frío. En ca­so de que duer­ma en el ex­te­rior, hay que fi­jar­se en que su ca­se­ta sea ais­lan­te y el sue­lo sea de go­ma o de un ma­te­rial que no de­je pe­ne­trar el frío. Otro con­se­jo es no desechar la idea de com­prar al­gu­na pren­da a tu mas­co­ta. Es­pe­cial­men­te si es un pe­rro pe­que­ño o tie­ne po­co pe­la­je, ya que son los que más su­fren es­ta es­ta­ción. Al­gu­nas de las cos­tum­bres que man­te­ne­mos con nues­tros pe­rros, co­mo cor­tar­les el pe­lo y ju­gar con ellos al ai­re li­bre de­ben re­du­cir­se du­ran­te es­tas se­ma­nas. Se pue­de apro­ve­char pa­ra dis­fru­tar con ellos en el in­te­rior del ho­gar o sa­lir, más allá de los pa­seos, los días que ha­ga me­jor tiem­po. Ade­más, es muy re­co­men­da­ble que les va­cu­ne­mos y que con­sul­te­mos cual­quier du­da a nues­tro ve­te­ri­na­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.