AM­BOS MO­DE­LOS CUEN­TAN CON LA PO­SI­BI­LI­DAD DE BLO­QUEAR EL EM­BRA­GUE MULTIDISCO QUE CON­TRO­LA EL RE­PAR­TO IN­TER­AXIAL

Todo Terreno - - QASHQAI & SPORTAGE -

En los sis­te­mas de trac­ción to­tal hay bas­tan­tes si­mi­li­tu­des. El fun­cio­na­mien­to es bá­si­ca­men­te el mis­mo, con prio­ri­dad pa­ra el eje de­lan­te­ro en con­di­cio­nes de ad­he­ren­cia óp­ti­ma, aun­que el tren tra­se­ro siem­pre es­tá re­ci­bien­do un pe­que­ño por­cen­ta­je de la fuer­za. En los dos ca­sos es po­si­ble blo­quear ma­nual­men­te el em­bra­gue, de for­ma que el re­par­to sea si­mé­tri­co en am­bos ejes; blo­queo que se pue­de man­te­ner has­ta los 40 km/h en el Spor­ta­ge y has­ta 50 km/h en el Qash­qai. In­clu­so con él co­nec­ta­do, nin­guno de los dos mo­de­los lo­gró su­pe­rar una tria­le­ra no de­ma­sia­do exi­gen­te.

Den­tro de las es­ca­sas po­si­bi­li­da­des de am­bos mo­de­los, el sis­te­ma de trac­ción del Qash­qai res­pon­de con ma­yor efi­ca­cia que el co­reano, li­mi­ta­do tam­bién por una me­nor al­tu­ra li­bre al sue­lo (17,2 cm fren­te a los 20 de su ri­val). Por el con­tra­rio, cuen­ta con un gad­get que no es­tá pre­sen­te en el ja­po­nés: un con­trol de des­cen­so de pen­dien­tes que re­sul­ta es­pe­cial­men­te útil da­do el lar­go desa­rro­llo de la pri­me­ra ve­lo­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.