IN­FOR­ME

EL FU­TU­RO DE­FEN­DER

Todo Terreno - - TT_SUMARIO - _TEXTO: PA­BLO J. POZA

EN LA GA­MA LAND ROVER, A LOS HABITABLES DISCOVERY Y LU­JO­SOS RANGE ROVER SE UNIRÁN, PRÓXIMAMENTE, LOS EFI­CA­CES DE­FEN­DER

Ha­bla­mos de “los” De­fen­der, en plu­ral, por­que Land Rover ha pro­me­ti­do que ha­brá un am­plio ca­tá­lo­go de ver­sio­nes y ca­rro­ce­rías pa­ra sa­tis­fa­cer a to­dos los usua­rios de las ge­ne­ra­cio­nes pre­ce­den­tes, ya sean pro­fe­sio­na­les, aven­tu­re­ros o sim­ples en­tu­sias­tas. Y, por cierto, co­men­zan­do por el nom­bre, el fu­tu­ro De­fen­der se lla­ma­rá... De­fen­der. Fá­cil­men­te le­gi­ble en mul­ti­tud de idio­mas, car­ga­do de va­lo­res po­si­ti­vos co­mo la li­ber­tad, la re­sis­ten­cia, cier­ta re­mi­nis­cen­cia mi­li­tar y con más de un cuar­to de si­glo de tra­di­ción, el nom­bre del vehícu­lo ad­qui­ri­rá, de he­cho, el ran­go de fa­mi­lia de mo­de­los, al igual que Range Rover y Discovery.

Ha­brá, así, va­rias ca­rro­ce­rías cons­trui­das, pro­ba­ble­men­te, so­bre dos ba­ta­llas di­fe­ren­tes. La idea es res­pon­der a las de­man­das de to­dos los mer­ca­dos, lo que im­pli­ca crear ver­sio­nes de gran ca­pa del mun­do, pla­ta­for­mas ver­sá­ti­les pa­ra pro­fe­sio­na­les que usen el De­fen­der co­mo su he­rra­mien­ta per­so­na­li­za­da pa­ra el día a día y ca­jas más com­pac­tas pa­ra tria­lear y pre­ser­var el víncu­lo con el di­se­ño ori­gi­nal.

Des­de que en sep­tiem­bre de 2011 vié­ra­mos el pro­to­ti­po DC100 por vez pri­me­ra en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Fráncfort (Ale­ma­nia), re­bau­ti­za­do pos­te­rior­men­te co­mo De­fen­der Con­cept 100, Land Rover ha ido sa­can­do a la luz nu­me­ro­sas va­rian­tes, tan­to ce­rra­das co­mo des­cu­bier­tas, si bien siem­pre con ca­rro­ce­rías de dos puer­tas la­te­ra­les so­bre una pla­ta­for­ma de ba­ta­lla cor­ta. Pe­ro es­tas lí­neas maes­tras no se trans­mi­ti­rán al mo­de­lo de pro­duc­ción con la mis­ma al Range Rover Evoque, ya que pa­re­ce ser que el DC100 no ha con­se­gui­do des­per - ras ex­hi­bi­cio­nes pú­bli­cas. No obs­tan­te, al­gu­nas de las soluciones, tan­to es­té­ti­cas co­mo de in­ge­nie­ría, em­plea­das en es­tos pro­to­ti­pos sí lle­ga­rán a la se­rie.

En cual­quier ca­so, no co­no­ce­re­mos ca­rac­te­rís­ti­cas has­ta 2018, y es pro­ba­ble que ten­ga­mos que es­pe­rar has­ta 2019 pa­ra po­ner­nos a sus man­dos por pri­me­ra vez. La idea ini­cial era que no hu­bie­ra exis­ti­do lap­so en­tre el des­apa­re­ci­do De­fen­der y su sus­ti­tu­to, pe­ro una se­rie de acon­te­ci­mien­tos ha obli­ga­do a re­tra­sar el re­em­pla­zo. Aun­que al­gu­nas fuen­tes ha­blan de un re­plan­tea­mien­to del pro­yec­to de­bi­do a la dis­par acep­ta­ción del nue­vo di­se­ño por par­te de la crí­ti­ca, las cau­sas de la de­mo­ra tie­nen más que ver con la ges­tión de los re­cur­sos pro­duc­ti­vos, que ha da­do prio­ri­dad al lan­za­mien­to de otros mo­de­los de ma­yor de­man­da, más “necesarios” y fá­ci­les de in­dus­tria­li­zar, co­mo los Jaguar F-Pace y E-Pace, el Discovery o el pro­pio Range Rover Ve­lar, ba­sa­dos to­dos ellos en desa­rro­llos ya del De­fen­der di­fí­cil­men­te su­pe­rará las 70.000 uni­da­des anua­les, y su pues­ta en mar­cha re­sul­ta re­la­ti­va­men­te com­ple­ja por la ya men­cio­na­da va­ria­da ofer­ta de - car­se aún más en una se­gun­da eta­pa de lan­za­mien­to con ver­sio­nes de al­to ren­di­mien­to en ca­rre­te­ra (SVR), en cam­po (SVX) y per­so­na­li­za­das con el má­xi­mo lu­jo a gus­to del clien­te (SVA), mer­ced al de­par­ta­men­to de Ope­ra­cio­nes Es­pe­cia­les de Land Rover.

To­do ello ha­ce que a día de hoy ni si­quie­ra se co­noz­ca el em­pla­za­mien­to de su lí­nea de mon­ta­je, que in­clu­so po­dría aban­do­nar Reino Uni­do pa­ra re­ca­bar en Es­lo­va­quia o Aus­tria, una de­ci­sión que po­dría te­ner bas­tan­te que ver con el Bre­xit, ya que el grue­so de la pro­duc­ción del De­fen­der se des­ti­na­ría a la ex­por­ta­ción. To­do de­pen­de, en gran me­di­da, de la pla­ta­for­ma em­plea­da.

ADIÓS AL CHA­SIS DE LARGUEROS

Di­ver­sas fuen­tes ha­blan de una ca­rro­ce­ría au­to­por­tan­te de alu­mi­nio ba­sa­da en las de los ac­tua­les Range Rover, Range Rover Sport, Range Rover Ve­lar y Jaguar F-pace, lo que fa­ci­li­ta­ría el em­pla­za­mien­to de mo­to­res lon­gi­tu­di­na­les (con el dié­sel In­ge­nium 2.0 co­mo ba­se) y ca­ja tráns­fer con re­duc­to­ra, si bien es­ta so­lu­ción en­ca-

EL DE­FEN­DER PERDERÁ LOS EJES RÍGIDOS Y EL CHA­SIS DE LARGUEROS EN FA­VOR DE UNA CA­RRO­CE­RÍA AU­TO­POR­TAN­TE, POSIBLEMENTE DE ALU­MI­NIO

re­ce­ría un pro­duc­to cu­yas ver­sio­nes de ac­ce­so no de­be­rían su­pe­rar las 25.000 li­bras (unos 28.500 eu­ros). Lo que sí es se­gu­ro es que tan­to el cha­sis de largueros co­mo los ejes rígidos des­apa­re­ce­rán pa­ra siem­pre del De­fen­der, co­mo ya lo hi­cie­ran con los Discovery y Range Rover, sus­ti­tui­dos por sus­pen­sio­nes in­de­pen­dien­tes que se­rían op­cio­nal­men­te neu­má­ti­cas pa­ra per­mi­tir la ele­va­ción tem­po­ral de la ca­rro­ce­ría.

Un plan­tel de ayu­das elec­tró­ni­cas a la cir­cu­la­ción por cam­po (al­gu­nas de ellas iné­di­tas) se­rá, pro­ba­ble­men­te, el prin­ci­pal re­cla­mo del fu­tu­ro De­fen­der, si bien el le­ga­do que arras­tra su nom­bre se­rá en uno de los lan­za­mien­tos más im­por­tan­tes de los pró­xi­mos años.

TEC­NO­LÓ­GI­CO. El De­fen­der po­drá dis­po­ner de cámaras fron­tal, tra­se­ra y la­te­ra­les, una pul­se­ra su­mer­gi­ble con un trans­pon­de­dor que se co­mu­ni­ca con el vehícu­lo y nos da in­for­ma­ción a tra­vés de dos pan­ta­llas LCD, un cua­dro de man­dos con­fi­gu­ra­ble, po­si­bi­li­dad de gra­bar nues­tras ru­tas co­mo si se tra­ta­ra de una pe­lí­cu­la, sen­sor de va­deo, re­co­no­ci­mien­to del te­rreno y un lar­go et­cé­te­ra de ayu­das.

LOS INI­CIOS. Mi­ni­ma­lis­ta y mo­du­lar, el in­te­rior pre­sen­ta al­gu­nas bue­nas ideas, co­mo los asi­de­ros del sal­pi­ca­de­ro o un trasportín aba­ti­ble en­tre las pla­zas de­lan­te­ras, di­fí­cil de ho­mo­lo­gar en Eu­ro­pa pe­ro muy prác­ti­co en otros mer­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.