ASÍ VA EL MUN­DIAL

CON LOS PEU­GEOT FUE­RA DEL MUN­DIAL, NAS­SER AL-AT­TI­YAH CUEN­TA SUS PAR­TI­CI­PA­CIO­NES POR VIC­TO­RIAS, DE­DI­CÁN­DO­SE A GA­NAR CON SU HILUX Y CON MATTHIEU BAUMEL DE NAVEGANTE, SIN NE­CE­SI­TAR EM­PLEAR­SE REAL­MEN­TE A FON­DO. _

Todo Terreno - - SUMARIO - ÁNGEL MON­TAL­BÁN

Las dos úl­ti­mas ci­tas de la mi­ni-tem­po­ra­da eu­ro­pea (Hun­gría y Po­lo­nia) tam­bién han si­do pa­ra Nas­ser. Tras Ita­lia y Es­pa­ña, la ca­ra­va­na pu­so rum­bo a zo­nas más me­ri­dio­na­les de Eu­ro­pa. En Hun­gría, a me­dia­dos de agos­to, se dispu­taron cer­ca de 500 ki­ló­me­tros con­tra el cro­no­me­tro di­vi­di­dos en una pró­lo­go de diez el vier­nes, una es­pe­cial de 130 el sá­ba­do a dos pa­sa­das y otra el do­min­go de 100 que tam­bién se de­bía abor­dar dos ve­ces. El re­co­rri­do es­ta­ba más blan­do de los es­pe­ra­do, in­clu­so con zo­nas muy em­ba­rra­das por las llu­vias caí­das en el área del la­go Ba­la­tón, lu­gar de ce­le­bra­ción ha­bi­tual de la ca­rre­ra.

Al-At­ti­yah ga­nó sin pro­ble­mas, mar­can­do siem­pre los me­jo­res tiem­pos par­cia­les, te­nien­do co­mo prin­ci­pa­les ri­va­les a los Mi­ni de Hir­vo­nen-Schulz, se­gun­do en me­ta, y Przy­gons­ki-Col­soul, quie­nes ce­rra­ron el po­dio y man­tie­nen as­pi­ra­cio­nes de ha­cer­se con el tí­tu­lo si el pi­lo­to de Ca­tar… des­apa­re­ce del ma­pa. Sus dis­tan­cias en tiem­po res­pec­to de los ven­ce­do­res fue­ron es­ca­sas, pe­ro nun­ca es­tu­vie­ron en con­di­cio­nes de ser un enemi­go de ver­dad. A con­ti­nua­ción se cla­si ca­ron los Ford de Pro­kov y Za­ple­tal, de­mos­tran­do una bue­na evo­lu­ción de es­te pro­to­ti­po, que pa­re­ce pun­te­ro co­mo pa­ra des­ta­car.

Dos se­ma­nas des­pués, en Po­lo­nia, el Hilux de Nas­ser Al At­ti­yah vol­vió a im­po­ner­se es­ta vez en una prue­ba que era más un rally que un raid, ya que el es­que­ma de ca­rre­ra in­cluía una pro­lo­go el vier­nes y más de 200 ki­ló­me­tros de ca­rre­ra el sá­ba­do. Pe­ro el do­min­go ha­bía pro­gra­ma­dos dos tra­mos de 10 y 18 ki­ló­me­tros. No se po­dían si­quie­ra con­si­de­rar tra­mos cro­no­me­tra­dos, sino un par de pró­lo­gos. Es di­fí­cil po­ner en mar­cha una prue­ba, y más mun­dia­lis­ta, pe­ro la FIA de­be­ría ser más ri­gu­ro­sa a la ho­ra de dar pun­tua­bi­li­dad a una ca­rre­ra, aun­que so­lo sea por agra­vio com­pa­ra­ti­vo con otros or­ga­ni­za­do­res que po­nen en mar­cha com­pe­ti­cio­nes de mu­chos mas ki­ló­me­tros.

Nas­ser ata­có en el tra­mo lar­go y ad­mi­nis­tró su ven­ta­ja en los “ ecos” del do­min­go. Przy­gons­ki, con el se­gun­do pues­to a bor­do del Mi­ni, si­gue sin ren­dir­se en la lu­cha por el tí­tu­lo, que se de­ci­di­rá en las dos úl­ti­mas ci­tas (Ma­rrue­cos y Por­ta­le­gre). El ter­cer es­ca­lón del po­dio fue pa­ra otro Hilux, el de Ten Brin­ke-Pre­vert.

En un cer­ta­men tan ca­ro de se­guir, en el que so­lo un pu­ña­do de pi­lo­tos con po­si­bles lo si­gue con asi­dui­dad, no es­ta­ría de más re­du­cir el nú­me­ro de ca­rre­ras pun­tua­bles, y las que se ha­gan, que ten­gan unas fe­chas ra­zo­na­bles pa­ra que no so­lo se ani­men más los par­ti­ci­pan­tes, sino pa­ra ha­cer­lo atrac­ti­vo a las mar­cas, que de for­ma o cial, sal­vo el Afri­ca Ra­ce, el Dakar ame­ri­cano o el Ru­ta de la Se­da (prue­bas que no pun­túan pa­ra la Co­pa del Mun­do), no ha­cen ac­to de pre­sen­cia. Otra op­ción se­ría lle­var a ca­bo un Mun­dial con las ca­rre­ras lar­gas y vol­ver a po­ner en mar­cha el Tro­feo FIA de Ba­jas, que que­da­ría co­mo pa­so in­ter­me­dio res­pec­to de los cer­tá­me­nes na­cio­na­les, de los que Es­pa­ña y Por­tu­gal, sin per­der pun­tua­bi­li­dad mun­dia­lis­ta, se com­ple­men­ta­ran con otras ci­tas en Eu­ro­pa. TT

NAS­SER AL-ATIYAH CUEN­TA SUS PAR­TI­CI­PA­CIO­NES POR VIC­TO­RIAS. A FAL­TA DE DOS PRUE­BAS, EL CAM­PEO­NA­TO ES PRÁC­TI­CA­MEN­TE SU­YO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.