EL DE­SIER­TO DES­DE DEN­TRO

Todo Terreno - - SOLIDARIDAD_TT -

Nun­ca me ima­gi­né que ir al de­sier­to se­ría tan im­pre­sio­nan­te. Cuan­do mis pa­dres me di­je­ron que la Se­ma­na San­ta la pa­sa­ría­mos en Ma­rrue­cos, me que­dé un po­co sor­pren­di­do. No me atraía mu­cho... pe­ro aho­ra es­toy desean­do vol­ver. Me lo he pa­sa­do ge­nial, du­ran­te la ru­ta he he­cho de na­ve­gan­te a mi pa­dre, ma­ne­jan­do el GPS y le­yen­do el li­bro de ru­ta. Cuan­do he­mos lle­ga­do a ca­da una de las pa­ra­das, he­mos ju­ga­do jun­to a los ni­ños de allí y les he­mos lle­va­do un mo­tón de ma­te­rial pa­ra las es­cue­las de los más pe­que­ños, que es­ta­ban to­do el ra­to son­rien­do. Ju­ga­mos al fút­bol con ellos; mu­chos lo ha­cían des­cal­zos y es­ta­ban muy fe­li­ces de po­der pa­sar un ra­to con no­so­tros, siem­pre es­ta­ban dán­do­nos la mano, son­rien­do sin pa­rar y ha­cien­do bro­mas. No les en­ten­día cuan­do me ha­bla­ban, pe­ro por ges­tos nos acla­rá­ba­mos to­dos. Ha si­do una ex­pe­rien­cia muy bo­ni­ta, el país me ha gus­ta­do mu­cho, y ayu­dar a ni­ños que no tie­nen las mis­mas opor­tu­ni­da­des ni me­dios que no­so­tros y no por ello son in­fe­li­ces, me ha en­se­ña­do mu­cho. _Tex­to: Ale­jan­dro Cor­de­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.