DEL EJE Rí­GI­DO AL FUE­LLE

Todos los TT del Mundo - - Cómo -

DE LAS CLA­VES QUE DE­TER­MI­NAN LA EFI­CA­CIA DE UN TO­DO­TE­RRENO ES LA SUS­PEN­SIóN. Lo ideal: un sis­te­ma de lar­go re­co­rri­do que per­mi­ta el má­xi­mo con­tac­to de las rue­das con el sue­lo, por irre­gu­lar que es­te sea.

El más tra­di­cio­nal es el eje rí­gi­do. Un di­no­sau­rio en vías de ex­tin­ción, muy apre­cia­do por los to­do­te­rre­ne­ros más pu­ros por su gran sim­pli­ci­dad, pe­ro so­bre to­do por su ro­bus­tez y al­tu­ra cons­tan­te so­bre el te­rreno.

En el eje rí­gi­do, la sus­pen­sión pue­de ser de mue­lles (lo que con­lle­va la uti­li­za­ción de bra­zos lon­gi­tu­di­na­les y una ba­rra Pan­hard trans­ver­sal pa­ra su guia­do), o pue­de ser de ba­lles­tas, ele­men­tos elás­ti­cos es­pe­cial­men­te ro­bus­tos que sue­len em­plear­se en los TT orien­ta­dos al tra­ba­jo du­ro. Los mue­lles son más có­mo­dos, más pro­gre­si­vos y per­mi­ten ma­yor re­co­rri­do de sus­pen­sión; las ba­lles­tas, de com­por­ta­mien­to más re­cio, re­sul­tan más in­có­mo­das pa­ra los ocu­pan­tes, so­bre to­do cuan­do el vehícu­lo va con po­ca car­ga. La so­lu­ción más con­for­ta­ble y la que me­jor es­ta­bi­li­dad pro­por­cio­na en ca­rre­te­ra es la sus­pen­sión in­de­pen­dien­te. Hay va­rios ti­pos: la po­pu­lar, sen­ci­lla y li­ge­ra MacP­her­son; el ro­bus­to y efec­ti­vo pa­ra­le­lo­gra­mo de­for­ma­ble (de trián­gu­los su­per­pues­tos); o el mul­ti­bra­zo, la so­lu­ción más so­fis­ti­ca­da, que per­mi­te una os­ci­la­ción de la rue­da per­fec­ta­men­te cal­cu­la­da y has­ta con li­ge­ro efec­to di­rec­cio­nal.

Y el com­ple­men­to per­fec­to es, sin du­da, la sus­pen­sión neu­má­ti­ca. No só­lo per­mi­te una adap­ta­ción al es­ti­lo de con­duc­ción me­dian­te el ajus­te de la du­re­za; re­gu­lan­do la pre­sión del ai­re en el in­te­rior del sis­te­ma tam­bién pue­de mo­di­fi­car la al­tu­ra del ci­lin­dro o fue­lle y ele­var la ca­rro­ce­ría pa­ra fa­ci­li­tar el fran­queo de obs­tácu­los y me­jo­rar án­gu­los y co­tas to­do­te­rreno. Uti­li­ce­mos es­tas pis­tas pa­ra ayu­dar­nos a dar ese pri­mer pa­so: la elec­ción de nues­tro nue­vo vehícu­lo. Más ade­lan­te ten­dre­mos que pen­sar en cues­tio­nes co­mo equi­pa­mien­to, neu­má­ti­cos, qui­zás al­gún ex­tra tec­no­ló­gi­co... Pe­ro eso ya es otra his­to­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.