La me­di­da de un to­do­te­rreno

Todos los TT del Mundo - - Cómo -

Don­de un TT de­ja ver sus cua­li­da­des teó­ri­cas es en las de­no­mi­na­das ‘Co­tas TT’, di­men­sio­nes que de­ter­mi­nan, al me­nos so­bre el pa­pel, la ha­bi­li­dad po­ten­cial de afron­tar obs­tácu­los: Án­gu­lo de ata­que. Se mi­de en­tre la ho­ri­zon­tal y el plano que va des­de la ba­se de las rue­das a la par­te más pro­mi­nen­te ba­jo el vo­la­di­zo de­lan­te­ro. Más de 45º es un ánf­gu­lo ex­cep­cio­nal.

Lo for­man los pla­nos des­de el cen­tro de la par­te in­fe­rior de la ca­rro­ce­ría a la ba­se de las rue­das de­lan­te­ras y tra­se­ras. Cuan­to más agu­do sea es­te án­gu­lo, me­jor la ca­pa­ci­dad pa­ra co­ro­nar lo­mas pro­mi­nen­tes. 150º ya es­tá muy bien.

Co­mo el de ‘ata­que’, pe­ro me­di­do res­pec­to al vo­la­di­zo tra­se­ro del vehícu­lo. El peor de los dos es el que real­men­te cuen­ta.

Cuan­to más al­to, me­jor pa­ra agi­li­zar el pa­so so­bre su­per­fi­cies irre­gu­la­res, pedregosas o con ro­de­ras pro­fun­das.

La de­ter­mi­na la al­tu­ra de la to­ma de ai­re del mo­tor o de ele­men­tos eléc­tri­cos o elec­tró­ni­cos no pro­te­gi­dos.

Unos re­co­rri­dos ge­ne­ro­sos tam­bién ayu­dan a ase­gu­rar el con­tac­to de las rue­das con el sue­lo y ga­ran­ti­zar la trac­ción, pe­ro es­to es nor­mal­men­te in­com­pa­ti­ble con las ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras (por otra par­te muy efi­cien­tes en as­fal­to). A no ser que dis­pon­ga­mos de ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras des­co­nec­ta­bles. En es­te ca­so, nues­tro TT se com­por­ta­rá de ma­ne­ra muy efi­cien­te en ca­rre­te­ra y se mo­ve­rá con la agi­li­dad de un ga­to cuan­do to­que sa­lir al cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.