Ford Ku­ga

Todos los TT del Mundo - - Catálogo -

Más gran­de, más ele­gan­te y con más em­pa­que, la se­gun­da ge­ne­ra­ción del Ku­ga ha ga­na­do en to­dos los apar­ta­dos de uso co­mo vehícu­lo fa­mi­liar, gra­cias a su ma­yor am­pli­tud y ca­pa­ci­dad de ma­le­te­ro. Aho­ra in­cor­po­ra mu­chas más so­fis­ti­ca­cio­nes que ha­cen más fá­cil la vi­da a bor­do, co­mo su sis­te­ma mul­ti­me­dia SYNC u otras tan vis­to­sas co­mo el por­tón tra­se­ro de aper­tu­ra au­to­má­ti­ca con só­lo pa­sar un pie por de­ba­jo del pa­ra­gol­pes pos­te­rior. Pe­ro en esen­cia si­gue sien­do igual que su an­te­ce­sor, un vehícu­lo muy agra­da­ble y equi­li­bra­do en to­dos los te­rre­nos y pa­ra cual­quier ti­po de uso, des­de el más fa­mi­liar has­ta el com­pa­ñe­ro pa­ra de­por­tes al ai­re li­bre.

En ca­rre­te­ra ofre­ce un com­por­ta­mien­to ex­tra­or­di­na­rio, có­mo­do, ágil y pre­ci­so, mien­tras que en pis­ta se desen­vuel­ve bien gra­cias a unas sus­pen­sio­nes fle­xi­bles y un sis­te­ma de trac­ción to­tal que ac­túa con ra­pi­dez, una ma­yor efi­ca­cia y me­jor ca­pa­ci­dad de aga­rre que la me­dia del seg­men­to. En zo­nas más com­pli­ca­das no le po­de­mos pe­dir gran co­sa por­que no tie­ne ayu­das que pue­dan com­pen­sar la au­sen­cia de re­duc­to­ra, por lo que me­jor evi­tar los te­rre­nos de­ma­sia­do abrup­tos. To­dos los mo­to­res son tur­boa­li­men­ta­dos, tan­to ga­so­li­na co­mo Diesel, con una bue­na ci­fra de par des­de po­cas vuel­tas, al­go esen­cial. El cam­bio au­to­má­ti­co Po­wers­hift de do­ble em­bra­gue ro­bo­ti­za­do es una ayu­da en cual­quier te­rreno, aun­que no re­sul­ta tan rá­pi­do y efi­caz co­mo otros de es­te ti­po.

n Los in­ge­nie­ros de de­sa­rro­llo del Ku­ga no han bus­ca­do com­pli­ca­cio­nes pa­ra el clien­te. La trac­ción to­tal uti­li­za un em­bra­gue cen­tral mul­ti­dis­co con con­trol elec­tró­ni­co que pri­ma el uso de la trac­ción de­lan­te­ra en con­di­cio­nes de bue­na ad­he­ren­cia. El con­duc­tor no tie­ne nin­gún man­do pa­ra blo­quear ese em­bra­gue y esa fun­ción es­tá en­co­men­da­da al “ce­re­bro” elec­tró­ni­co del sis­te­ma cuan­do con­si­de­ra que las con­di­cio­nes del fir­me lo re­quie­ren. No hay ni si­quie­ra un sis­te­ma de con­trol de des­cen­so de pen­dien­tes o cual­quier otra ayu­da o pro­gra­ma de los con­tro­les de es­ta­bi­li­dad y trac­ción pa­ra uso fue­ra del as­fal­to. El con­duc­tor pue­de ver el re­par­to de fuer­za en­tre ca­da eje me­dian­te un grá­fi­co en la pan­ta­lla si­tua­da en­tre los re­lo­jes del salpicadero.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.