Pors­che Ca­yen­ne

Lle­gó, vio y ven­ció

Todos los TT del Mundo - - Catálogo -

Fue el mo­de­lo más con­tro­ver­ti­do de la his­to­ria re­cien­te de Pors­che, al­go que no le im­pi­dió con­ver­tir­se en un gran éxi­to des­de su lan­za­mien­to. Desa­rro­lla­do a la par que el Volks­wa­gen Toua­reg, en sus ini­cios era un au­tén­ti­co to­do­te­rreno, ya que ofre­cía la po­si­bi­li­dad de mon­tar una ca­ja re­duc­to­ra. La­men­ta­ble­men­te, es­ta ca­rac­te­rís­ti­ca se per­dió en la se­gun­da ge­ne­ra­ción que, pe­se a to­do, si­gue man­te­nien­do unas ex­ce­len­tes cua­li­da­des en con­duc­ción fue­ra del as­fal­to. Pe­ro si hay que bus­car un te­rreno don­de el Ca­yen­ne bri­lle con luz pro­pia, es en el as­fal­to, don­de pre­sen­ta un agi­li­dad inusual pa­ra un vehícu­lo de se­me­jan­te ta­ma­ño, con in­de­pen­den­cia del mo­tor que se ocul­te ba­jo el capó.

En es­te sen­ti­do, nos en­con­tra­mos con una ofer­ta de mo­to­res real­men­te am­plia y va­ria­da, con po­ten­cias que van des­de los 262 CV del Ca­yen­ne Die­sel has­ta los 570 CV del Tur­bo S. To­das cuen­tan con trac­ción to­tal per­ma­nen­te y sus­pen­sión de mue­lles he­li­coi­da­les, sal­vo los Tur­bo y Tur­bo S, que dis­po­nen de una neu­má­ti­ca, dis­po­ni­ble en op­ción pa­ra el res­to. Es­ta per­mi­te al­can­zar una al­tu­ra li­bre al sue­lo de ca­si 27 cen­tí­me­tros, un da­to no­ta­ble pa­ra no tra­tar­se de un to­do­te­rreno pu­ro. Por otra par­te, exis­te la po­si­bi­li­dad de con­tar con un di­fe­ren­cial tra­se­ro ac­ti­vo que, ade­más, pue­de blo­quear­se por com­ple­to pa­ra la prác­ti­ca del off-road, au­men­tan­do las po­si­bi­li­da­des de sa­lir con éxi­to de si­tua­cio­nes com­pli­ca­das.

n La prác­ti­ca to­ta­li­dad de la ga­ma Ca­yen­ne equi­pa un sis­te­ma de trac­ción to­tal per­ma­nen­te me­dian­te un em­bra­gue mul­ti­dis­co ges­tio­na­do elec­tró­ni­ca­men­te, que re­gu­la la dis­tri­bu­ción de la fuer­za mo­triz en­tre am­bos ejes de for­ma NOS GUS­TA No hay otro mo­de­lo que com­bi­ne tan bien es­ti­lo y efi­ca­cia en as­fal­to y fue­ra de él.

con­ti­nua mo­ni­to­ri­zan­do los da­tos pro­por­cio­na­dos por los sen­so­res del con­trol de trac­ción ASR y del sis­te­ma an­ti­blo­queo de fre­nos ABS. La ex­cep­ción se da en los Ca­yen­ne Die­sel y en el hí­bri­do en­chu­fa­ble S E-Hybrid, que re­cu­rren a un di­fe­ren­cial cen­tral de ti­po Tor­sen con efec­to au­to­blo­can­te. Su fun­cio­na­mien­to es más sen­ci­llo, ya que en con­di­cio­nes normales, tras­la­da el 60 por cien­to del par al eje tra­se­ro y un 40 por cien­to al de­lan­te­ro, y si la rue­da de un eje co­mien­za a pa­ti­nar, tras­la­da la trac­ción la ex­tre­mo opues­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.