Land Ro­ver De­fen­der Pick Up

El aven­tu­re­ro eterno

Todos los TT del Mundo - - Catálogo -

Lle­va­mos ca­si dos dé­ca­das ha­blan­do de la sus­ti­tu­ción del Land Ro­ver por ex­ce­len­cia, pe­ro pa­re­cía que el más ve­te­rano de la ga­ma bri­tá­ni­ca se las iba arre­glan­do pa­ra que­dar­se eter­na­men­te. Pe­ro el De­fen­der aho­ra sí se va. A fi­na­les de enero de 2016 la pro­duc­ción del mí­ti­co mo­de­lo ce­sa en to­das sus va­rian­tes y so­lo que­dan dis­po­ni­bles las uni­da­des fa­bri­ca­das que for­men par­te del stock de la fac­to­ría y de los con­ce­sio­na­rios por lo que el De­fen­der pa­sa a en­gro­sar la lis­ta de los “clá­si­cos desea­dos”. Y se­gu­ro que con un pre­cio que se irá re­va­lo­ri­zan­do con el tiem­po. Si nos ate­ne­mos a lo que ha su­ce­di­do en los úl­ti­mos años con los con­cepts de Land Ro­ver, el sus­ti­tu­to del De­fen­der de­be­ría ser muy si­mi­lar al DC100, el mo­de­lo que se ha pa­sea­do por los sa­lo­nes del au­to­mó­vil. Du­ran­te 2015 han apa­re­ci­do va­rias edi­cio­nes es­pe­cia­les del De­fen­der a mo­do de des­pe­di­da, como el He­ri­ta­ge que lu­cía or­gu­llo­so en sus ale­tas una re­pro­duc­ción de la ma­trí­cu­la de aquel pri­mer Land Ro­ver de 1948: HUE 166.

Las va­rian­tes más lu­jo­sas han cul­mi­na­do con la edi­ción es­pe­cial fir­ma­da por el di­se­ña­dor bri­tá­ni­co de mo­da Paul Smith, con una cu­rio­sa com­bi­na­ción de co­lo­res en la ca­rro­ce­ría del mo­de­lo cor­to. Pre­ci­sa­men­te esas se­ries es­pe­cia­les, con equi­pa­mien­to de lu­jo pa­ra lo que es un De­fen­der, son las que die­ron una nue­va vi­da como “ur­ba­ni­ta” al rús­ti­co Land Ro­ver y lo con­vir­tie­ron en un mo­de­lo de lo más “hips­ter” en­tre al­gu­nas tri­bus ur­ba­nas, es­pe­cial­men­te en el Reino Uni­do.

A lo lar­go de tan­to tiem­po en pro­duc­ción y con­ti­nua evo­lu­ción, se han ido in­cor­po­ran­do cont­nuas me­jo­ras, a ve­ces pe­que­ños de­ta­lles ca­si in­apre­cia­bles, pe­ro si com­pa­ra­mos uno de los úl­ti­mos mo­de­los con los de ha­ce 25 años, la di­fe­ren­cia es abis­mal, so­bre to­do en er­go­no­mía y co­mo­di­dad in­te­rior. La des­apa­ri­ción del ta­bi­que trans­ver­sal de re­fuer­zo de la ca­rro­ce­ría, si­tua­do de­trás de los asien­tos de­lan­te­ros en el mo­de­lo cor­to, ha si­do una de las evo­lu­cio­nes más im­por­tan­tes que per­mi­tió al De­fen­der 90 ofre­cer una ma­yor ver­sa­ti­li­dad de uso, ya que de esa for­ma los pa­sa­je­ros de atrás po­dían ir sen­ta­dos en el sen­ti­do de la mar­cha. Un sal­pi­ca­de­ro de verdad, con ven­ti­la­ción, ai­re acon­di­cio­na­do y ca­le­fac­ción, ele­va­lu­nas eléc­tri­cos, equi­po de so­ni­do, asien­tos de­cen­tes y otros pe­que­ños de­ta­lles lo hi­cie­ron un vehícu­lo mu­cho más aco­ge­dor y más lle­va­de­ro en as­fal­to. Las va­rian­tes de ca­rro­ce­ría que han exis­ti­do del De­fen­der son ca­si in­nu­me­ra­bles, aun­que bá­si­ca­men­te es­ta­ban es­truc­tu­ra­das en tres lar­gos de ba­ta­lla: 90, 110 y 130 pul­ga­das, en va­rian­tes ce­rra­das, con te­cho de lo­na o pick up, de ca­bi­na sim­ple o do­ble, con cua­tro puer­tas, aun­que tam­bién ha ha­bi­do ver­sio­nes es­pe­cia­les per­so­na­li­za­das en el pri­mi­ti­vo de­par­ta­men­to de Vehícu­los Es­pe­cia­les, en la pro­pia fá­bri­ca de So­lihull. El De­fen­der es y ha si­do un vehícu­lo rui­do­so, in­có­mo­do y po­co agra­da­ble en as­fal­to, pe­ro siem­pre nos ha apa­sio­na­do y nos se­gui­rá apa­sio­nan­do por su ca­rác­ter úni­co, como los au­tén­ti­cos hé­roes.

n A pe­sar de su efi­ca­cia en cam­po, el De­fen­der tie­ne po­cos ele­men­tos tec­no­ló­gi­cos de ayu­da a la con­duc­ción fue­ra del as­fal­to. Tal vez por eso es so­bre­sa­lien­te. Con los años se ha ido re­fi­nan­do pe­ro el ro­bus­to sis­te­ma de trans­mi­sión si­gue sien­do bas­tan­te bá­si­co, de ma­ne­jo du­ro y po­co “er­go­nó­mi­co”. El blo­queo del di­fe­ren­cial cen­tral me­cá­ni­co y el pa­so de lar­gas a cor­tas se rea­li­za me­dian­te una pa­lan­ca en la que acer­tar a la pri­me­ra so­lo se con­si­gue con mu­cha prác­ti­ca. El con­trol elec­tró­ni­co de trac­ción y el de es­ta­bi­li­dad, son op­cio­na­les y su­po­nen la úni­ca ayu­da elec­tró­ni­ca re­se­ña­ble. Pa­ra más so­fis­ti­ca­cio­nes, como blo­queos in­di­vi­dua­les de los di­fe­ren­cia­les, sus­pen­sio­nes re­gu­la­bles, etc. el nu­tri­do mun­do de los ac­ce­so­rios ofre­ce de to­do. 70 años han da­do pa­ra mu­cho. NOS GUS­TA Su es­que­ma de trans­mi­sión es bá­si­co pe­ro ab­so­lu­ta­men­te efec­ti­vo. Si­gue sien­do un re­fe­ren­te pa­ra los to­do­te­rre­ne­ros más pu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.