Rock­wall

Trail Run - - SUMARIO - TEX­TO Y FO­TOS: MAR­TÍN FILOMENA

Rock­wall es un es­pec­ta­cu­lar trail de 54 ki­ló­me­tros y 2.500 me­tros de des­ni­vel po­si­ti­vo que se ce­le­bra en el co­ra­zón de las mon­ta­ñas ro­co­sas de Ca­na­dá, con­cre­ta­men­te en el Par­que Na­cio­nal de Koo­te­nay, pro­vin­cia de Bri­tish Co­lum­bia. El tra­za­do es­tá con­si­de­ra­do co­mo unos de los re­co­rri­dos más bo­ni­tos del país. Te trans­por­ta­mos has­ta él. ¡Dis­frú­ta­lo!

La Unes­co de­cla­ró en 1984 co­mo Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad el es­ce­na­rio por el que dis­cu­rre es­te ma­ra­vi­llo­so even­to de al­ta mon­ta­ña. Mi­les de per­so­nas de to­dos los rin­co­nes del mun­do vi­si­tan las Ro­co­sas ca­da año, pe­ro son muy po­cas las que se atre­ven con es­ta ru­ta. La épo­ca del año que per­mi­te re­co­rrer­lo es muy cor­ta, des­de me­dia­dos de ju­lio a pri­me­ros de oc­tu­bre, de­bi­do so­bre to­do a la acu­mu­la­ción de nie­ve, ya que se lle­gan a al­can­zar los 2.350 me­tros de al­ti­tud.

El lu­gar se en­cuen­tra a po­co más de dos ho­ras de Cal­gary y a me­nos de una ho­ra de Banff o Can­mo­re, don­de se pue­de dis­fru­tar del trail des­de el mis­mo cen­tro del pue­blo.

Co­mo to­da ac­ti­vi­dad que se ha­ga en la mon­ta­ña, uno siem­pre de­be te­ner en cuen­ta que el tiem­po pue­de cam­biar muy rá­pi­da­men­te, pe­ro en las Ro­co­sas, ade­más, hay que con­si­de­rar la pre­sen­cia de ani­ma­les sal­va­jes. Es im­pres­cin­di­ble ha­cer es­te re­co­rri­do pro­vis­to de un spray pa­ra osos. Otro de­ta­lle a des­ta­car de Rock­wall es que no ne­ce­si­ta­rás car­gar con agua, ya que hay mu­chos pun­tos don­de uno pue­de re­co­ger­la. Eso sí, es más que re­co­men­da­ble lle­var­se un fil­tro. Pa­ra com­ple­tar el re­co­rri­do se ne­ce­si­tan dos co­ches o ha­cer ‘au­to-stop’ pa­ra vol­ver al pun­to de par­ti­da.

SU­MER­GI­DO EN­TRE TRES­MI­LES

La ru­ta se pue­de ha­cer in­dis­tin­ta­men­te de nor­te a sur o vi­ce­ver­sa, aun­que si uno em­pie­za des­de el sur ha­rá unos 200 me­tros más de des­ni­vel po­si­ti­vo y, so­bre to­do, la ma­yo­ría de pen­dien­te se pre­sen­ta­rá en los pri­me­ros 25 ki­ló­me­tros. En nues­tro ca­so el re­co­rri­do de sur a nor­te, co­rrien­do, nos lle­vó unas ocho ho­ras y me­dia. La es­ti­ma­ción pa­ra quie­nes lo com­ple­ten os­ci­la en­tre las ocho y on­ce ho­ras.

El pun­to de par­ti­da es el par­king de la­go Floe, a unos 1.325 me­tros, des­de don­de ini­cia­mos una subida con­ti­nua por bos­que de ca­si 11 km y 800 m pa­ra lle­gar a una de las pri­me­ras ma­ra­vi­llas de es­te re­co­rri­do: el la­go Floe. Ha­bla­mos de un lu­gar úni­co, ro­dea­do de mon­ta­ñas de 3.000 me­tros y gla­cia­res.

Des­de aquí nos di­ri­gi­mos ha­cia Nu­ma Pass, el pun­to más al­to del re­co­rri­do (2.355 m) y uno de los tres pa­sos de al­ta mon­ta­ña que en­con­tra­re­mos. Las vis­tas des­de nues­tra po­si­ción son im­po­nen­tes. To­ca aho­ra des­cen­der has­ta los 1.525 m du­ran­te unos 8 km de di­ver­ti­da ba­ja­da en­tre bos­ques de pi­nos y zo­nas lla­nas con mu­cho co­lo­ri­do por las va­rie­dad y can­ti­dad de flo­res que hay. Por el ca­mino cru­za­mos in­fi­ni­dad de arro­yos y ria­chue­los de los que po­de­mos apro­ve­char­nos pa­ra hi­dra­tar­nos y re­fres­car­nos, ya que en pleno ve­rano el ca­lor va a apre­tar. Des­de es­te pun­to, Nu­ma Creek, nos to­ca­rá un as­cen­so de 700 m en 4,8 km has­ta lle­gar al se­gun­do pa­so, Tum­bling Pass. Es­ta subida se ha­ce du­ra pe­ro se dis­fru­ta por sus pai­sa­jes, pa­re­do­nes de 3.000 m y el gla­ciar de Tum­bling. Nue­va­men­te las vis­tas des­de es­te pa­so son una au­tén­ti­ca ma­ra­vi­lla que bien me­re­ce de­di­car­le un des­can­so. A con­ti­nua­ción una ba­ja­da téc­ni­ca y muy rá­pi­da de dos ki­ló­me­tros y me­dio pa­ra lue­go su­bir otros 350 m y lle­gar a nues­tro úl­ti­mo pa­so de al­ta mon­ta­ña: Rock­wall (2.250 m).

El nom­bre se le de­be a una im­po­nen­te pa­red de unos 9 ki­ló­me­tros de lar­go con pi­cos de más 3.000 me­tros de al­ti­tud. Ire­mos co­rrien­do su fal­da en­tre lla­nu­ras re­ple­tas de flo­res y pa­san­do dos la­gos gla­cia­res has­ta lle­gar a una de las ca­ta­ra­tas más al­tas de to­das las ro­co­sas, las ca­ta­ra­tas Hel­met. Fi­nal­men­te, des­de allí nos to­ca­rá ir des­cen­dien­do a lo lar­go de unos 15 km por un fron­do­so bos­que, cru­zan­do puen­tes, ríos y arro­yos has­ta lle­gar al fi­nal del re­co­rri­do en el apar­ca­mien­to lla­ma­do Paint Pots. Pa­ra se­guir sor­pren­dién­do­nos, el úl­ti­mo ki­ló­me­tro se ha­ce por tie­rras ro­ji­zas y pe­que­ñas pozas com­ple­ta­men­te ro­jas. Rock­wall es sin du­da uno de los más es­pec­ta­cu­la­res trails de al­ta mon­ta­ña de to­do el mun­do que re­co­ge to­das las ma­ra­vi­llas de las Ro­co­sas ca­na­dien­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.