40 VS 44 TO­NE­LA­DAS

En­tre las me­di­das que Ad­mi­nis­tra­ción y car­ga­do­res es­tán pre­pa­ran­do pa­ra dar una vuel­ta de tuer­ca más al sec­tor, el au­men­to de la ca­pa­ci­dad de car­ga de los ca­mio­nes con­ven­cio­na­les re­sul­ta la más po­lé­mi­ca. El pro­ble­ma no es su­bir la MMA a 44 to­ne­la­das, sino

Transporte Mundial - - SUMARIO - AL­BER­TO PUER­TA/TM (Tex­to) IS­RAEL GARDYN (Fo­tos)

Ahora que los car­ga­do­res y los gran­des ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos aprie­tan pa­ra con­se­guir las 44 to­ne­la­das, es­ta prue­ba comparativa sir­ve pa­ra pro­bar cual es el so­bre­cos­te de an­dar con 40.000 o con 44.000 kg.

To­do co­men­zó con el Plan Lo­gís­ti­ca 3 Mi­llo­nes pre­sen­ta­do por la pa­tro­nal au­to­mo­vi­lís­ti­ca An­fac, un pro­yec­to que fi­ja co­mo po­si­ble que nues­tro país pue­da pro­du­cir en el me­dio pla­zo esa ci­fra de vehícu­los pa­ra lo cual, en­tre otras exi­gen­cias, de­be­ría ele­var­se a 44 to­ne­la­das la MMA de los con­jun­tos ar­ti­cu­la­dos con el ob­je­ti­vo de re­du­cir en un 20 por cien­to los cos­tes lo­gís­ti­cos.

A par­tir de ese mo­men­to el “lobby” for­ma­do por los gran­des car­ga­do­res y los gran­des ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos han es­ta­do pre­sio­na­do al go­bierno y a las pa­tro­na­les del trans­por­te con ma­yor re­pre­sen­ta­ción, pa­ra que el sec­tor acep­te in­cre­men­tar en 4.000 kg la ac­tual car­ga má­xi­ma de los tráiler y tre­nes de ca­rre­te­ra. Y en esas es­ta­mos to­da­vía.

Es bien cier­to que en te­mas de pe­sos y di­men­sio­nes la UE es un au­tén­ti­co ca­jón de sas­tre don­de ca­da cual ha­ce lo que más le con­vie­ne a sus in­tere­ses. En Es­pa­ña se­gui­mos a pie jun­ti­llas to­das las di­rec­ti­vas ema­na­das de Bru­se­las y por ello una de las pri­me­ras víctimas fue­ron nues­tros año­ra­dos cua­tro ejes, que al pa­sar de 38 a 32 to­ne­la­das de MMA des­apa­re­cie­ron prác­ti­ca­men­te de nues­tras ru­tas.

Den­tro de la UE las di­fe­ren­cias en­tre paí­ses han ido in­cre­men­tán­do­se en los úl­ti­mos años, de for­ma que son va­rios los paí­ses que acep­tan a ni­vel in­terno los 44.000 kg de MMA, aun­que di­cho sea de pa­so en al­gu­nos ca­sos, co­mo por ejem­plo Gran Bre­ta­ña, siem­pre con la uti­li­za­ción de trac­to­ras 6x2.

Lo que no cam­bia es que a ni­vel de la Unión Eu­ro­pea los trans­por­te in­ter­na­cio­na­les de­ben rea­li­zar­se con un má­xi­mo de car­ga de 40 to­ne­la­das, cues­tión que en nues­tro ca­so obli­ga a que los trans­por­tes con 44 to­ne­la­das sean con tráiler con­ven­cio­na­les, ya que de otra for­ma la in­ver­sión en ma­te­rial ro­dan­te anu­la­ría los po­si­bles aho­rros lo­gís­ti­cos.

Una vie­ja po­lé­mi­ca

Se­gún el úl­ti­mo Ba­ró­me­tro Círcu­lo Lo­gís­ti­co SIL al me­nos el 75 por cien­to de los car­ga­do­res es­tán de acuer­do en in­cre­men­tar la MMA de los con­jun­tos ar­ti­cu­la­dos, mien­tras que un 20,3 por cien­to no mues­tra opi­nión fa­vo­ra­ble o des­fa­vo­ra­ble. Tan só­lo el 4,7 por cien­to de los car­ga­do­res dice NO a las 44 to­ne­la­das.

Más MMA pro­vo­ca­rá una su­bi­da de la ca­pa­ci­dad de car­ga y una pre­sión a la ba­ja de los pre­cios del trans­por­te.

En es­te es­ce­na­rio ha­ce tiem­po que aso­cia­cio­nes de trans­por­tis­tas, car­ga­do­res, ope­ra­do­res lo­gís­ti­cos y Ad­mi­nis­tra­ción han man­te­ni­do en­cuen­tros con re­la­ción a las 44 to­ne­la­das, una posibilidad que los re­pre­sen­tan­tes de los trans­por­tis­tas han ve­ni­do re­cha­zan­do ini­cial­men­te y que ahora en par­te pa­re­cen dis­pues­tos a “ne­go­ciar”.

En el pe­rio­do 2013-2014 se reali­zó una ex­pe­rien­cia pi­lo­to en Ca­ta­lu­ña (ver re­cua­dro) que fi­nal­men­te se ce­rró con re­sul­ta­dos más que du­do­sos. El fra­ca­so de es­te ex­pe­ri­men­to pa­ra­li­zó de mo­men­to la ofen­si­va so­bre las 44 to­ne­la­das y mo­ti­vó que los car­ga­do­res cam­bia­ran de es­tra­te­gia pa­ra apun­tar ha­cia los me­ga­ca­mio­nes de 60 to­ne­la­das.

Una vez com­pro­ba­do que los me­ga­ca­mio­nes no son la úni­ca res­pues­ta pa­ra aho­rrar ese an­sia­do 20 por cien­to de cos­tes lo­gís­ti­cos, de nue­vo ha re­tor­na­do la pre­sión so­bre las 44 to­ne­la­das y eso a pe­sar de que el Con­gre­so de los Dipu­tados ya vo­tó en su mo­men­to en con­tra de la apli­ca­ción de es­ta me­di­da.

Por mu­cho que se quie­ra dis­fra­zar la his­to­ria con su­pues­tas me­jo­ras me­dioam­bien­ta­les y de con­ges­tión del trá­fi­co, la ac­tual es­tra­te­gia es si­mi­lar a la que se apli­có en su día pa­ra pa­sar de 38 a 40 to­ne­la­das. Los car­ga­do­res sa­ben que en un cor­to es­pa­cio de tiem­po esa so­bre­car­ga se­rá gra­tis pa­ra ellos.

La apli­ca­ción en Es­pa­ña de las 44 to­ne­la­das tie­ne dos ver­tien­tes con­flic­ti­vas (téc­ni­ca y so­cio­eco­nó­mi­ca) que po­nen en en­tre­di­cho su via­bi­li­dad y que en am­bos ca­sos per­ju­di­can a los trans­por­tis­tas. Sin en­trar en gran­des pro­fun­di­da­des de ti­po tec­no­ló­gi­co, y con las con­si­guien­tes re­ser­vas, se pue­de afir­mar que los ca­mio­nes ac­tua­les po­drían so­por­tar

el in­cre­men­to de MMA sin gran­des ten­sio­nes estructurales, pe­ro cues­tión di­fe­ren­te es cal­cu­lar el im­pac­to ne­ga­ti­vo que esos 4.000 kg ten­drán so­bre la vi­da útil de los dis­tin­tos com­po­nen­tes.

Cues­tión de cos­tes

En otros tiem­pos y con má­qui­nas e in­fra­es­truc­tu­ras peo­res que las ac­tua­les nues­tros abue­los ya lle­va­ban 44 to­ne­la­das. La di­fe­ren­cia es que esa so­bre­car­ga la co­bra­ban. Es cier­to que se arries­ga­ban a pa­sar por “ta­qui­lla” si eran des­cu­bier­tos, pe­ro si lle­ga­ban a des­tino con esas to­ne­la­das ex­tras se ase­gu­ra­ban el re­torno.

Cual­quier pro­fe­sio­nal sa­be que lle­var 44 to­ne­la­das su­po­ne de se­gu­ro un au­men­to en el con­su­mo, re­duc­ción en la du­ra­ción de los neu­má­ti­cos, des­gas­tes en la ca­de­na ci­ne­má­ti­ca, etc, cues­tio­nes que se tra­du­cen en una pér­di­da de fia­bi­li­dad en los vehícu­los y en un in­cre­men­to de los cos­tes ope­ra­ti­vos. La du­da es­tá en sa­ber de cuán­to es­ta­mos ha­blan­do y quién pa­ga­rá el so­bre­cos­te. Es­ta úl­ti­ma es la cues­tión a re­sol­ver.

Por otro la­do na­die ha­bla, ni si­quie­ra el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to, del des­gas­te ex­tra que los con­jun­tos de 44 to­ne­la­das pro­du­ci­rán en nues­tras ca­rre­te­ras, da­do que ha­cien­do ese ti­po de trans­por­tes con trac­to­ras 4x2 y pla­ta­for­mas de tres ejes se pa­sa­rá

Cuan­do se ha­bla de su­bir a 44 to­ne­la­das con tráiler de cin­co ejes na­die ci­ta el ma­yor des­gas­te que se pro­du­ci­rá so­bre las in­fra­es­truc­tu­ras al in­cre­men­tar­se el pe­so/eje, una bue­na dis­cul­pa pa­ra que la eu­ro­vi­ñe­ta sea una reali­dad a me­dio pla­zo.

Pa­sar de 40 a 44 to­ne­la­das su­pon­drá un es­fuer­zo ex­tra pa­ra las pla­ta­for­mas. He­mos po­di­do com­pro­bar que esos 4.000 kg aña­di­dos tie­nen su im­pac­to so­bre las sus­pen­sio­nes y so­bre los ele­men­tos de fre­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.