JO­SÍN, UN PRO­FE­SIO­NAL DE LOS DE AN­TES

Transporte Mundial - - SUMARIO - AL­BER­TO PUER­TA (Tex­to y fotos)

Una nue­va en­tre­ga de “En tu ca­bi­na o en la mía” con Jo­sé Igle­sias “Jo­sín” co­mo pro­ta­go­nis­ta.

Por de­re­cho pro­pio Jo­sé Igle­sias per­te­ne­ce a una ge­ne­ra­ción de pro­fe­sio­na­les que tie­ne un pie en la an­ti­gua es­cue­la y el otro en las nue­vas tec­no­lo­gías que ca­da vez más se im­po­nen en nues­tro ofi­cio. A sus 51 años Jo­sín es uno de esos chó­fe­res or­gu­llo­so de su tra­ba­jo y un re­fe­ren­te con el que he­mos com­par­ti­do via­je y ca­bi­na.

Za­mo­rano de cu­na y gi­jo­nés de adop­ción Jo­sé Igle­sias “Jo­sín” es un ve­te­rano de la ru­ta, un re­fe­ren­te en cuan­to a pro­fe­sio­na­li­dad y a sus cin­cuen­ta y un años man­tie­ne con te­són una “sol­te­ría” fé­rrea­men­te mar­ca­da por Vicky Ruiz, su pa­re­ja de he­cho.

Si­guien­do el ejem­plo de al­gu­nos “vie­jos ro­que­ros”, co­mo mi maes­tro Imo, Jo­sín ha apos­ta­do por el pa­pel de chó­fer asa­la­ria­do, una de­ci­sión que ha vis­to re­com­pen­sa­da con el res­pe­to y ad­mi­ra­ción de to­dos sus co­le­gas. “El com­prar mi pro­pio ca­mión no fue una cues­tión de va­len­tía, co­sa que ad­mi­ro en los que lo in­ten­tan -nos acla­ra-, sino un po­co de es­pí­ri­tu con­ser­va­dor por­que no to­dos los que lo in­ten­ta­ron lo con­si­guie­ron”.

Jo­sín ate­so­ra las vie­jas vir­tu­des del buen pro­fe­sio­nal y una pues­ta al día en to­do lo que tie­ne que ver con las nue­vas tec­no­lo­gías y el ma­ne­jo de los com­ple­jos sis­te­mas in­for­má­ti­cos que con­for­man un vehícu­lo de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción.

For­jan­do el ofi­cio

Lle­ga­do a As­tu­rias con tan so­lo un año en la in­fan­cia de Jo­sín nun­ca es­tu­vie­ron pre­sen­tes los ca­mio­nes, sal­vo por su pa­sión en ver­los pa­sar por la ca­rre­te­ra.

Con die­ci­ocho años se pu­so a tra­ba­jar en una em­pre­sa de má­qui­nas au­to­má­ti­cas a la som­bra de su pa­dre, pe­ro co­mo las tra­ga­pe­rras no eran lo su­yo tras sa­car­se los car­nés de ca­mión co­men­zó co­mo chó­fer de re­par­to, aun­que él as­pi­ra­ba a pi­lo­tar un trái­ler de ru­ta.

Pe­se a su ju­ven­tud le ofre­cie­ron un pues­to de chó­fer del pes­ca­do y sin du­dar­lo Jo­sín se lan­zó a la aven­tu­ra. “Cuan­do ca­re­ces de fa­mi­lia­res que te ini­cien en el ofi­cio tie­nes que in­ge­niár­te­las y es­toy agra­de­ci­do a mu­chos com­pa­ñe­ros que me fue­ron po­nien­do al día de for­ma de­sin­te­re­sa­da”, pun­tua­li­za.

To­dos los puer­tos del nor­te de Es­pa­ña fue­ron po­sa­da y fon­da en la siem­pre exi­gen­te ta­rea de trans­por­tar pes­ca­do fres­co, con días y no­ches al vo­lan­te ju­gan­do con los tiem­pos, el ta­có­gra­fo y las ma­reas. “Cuan­do re­cuer­do los si­tios en los que tu­ve que en­trar a car­gar creo que aho­ra no se­ría ca­paz de ha­cer­lo”, re­cuer­da con nos­tal­gia.

Es­ta eta­pa sir­vió pa­ra que Jo­sín se car­ga­ra de la ex­pe­rien­cia pa­ra bus­car al­go más lle­va­de­ro, en­con­tran­do co­bi­jo en Trans­por­tes Nu­ño don­de aca­bó de for­jar­se co­mo con­duc­tor. “Re­cuer­do con ca­ri­ño a Na­ta­lio, que era más ami­go que je­fe”.

Cuan­do ce­rró la em­pre­sa tu­ve el acier­to de con­tra­tar­lo en mi úl­ti­ma eta­pa co­mo trans­por­tis­ta y nun­ca me he arrepentido de ello, por­que du­ran­te do­ce años más que un asa­la­ria­do fue un gran co­la­bo­ra­dor, por lo que pue­do re­la­tar to­dos sus mé­ri­tos y vir­tu­des en pri­me­ra per­so­na.

En to­dos es­tos años de con­vi­ven­cia pro­fe­sio­nal nun­ca hu­bo una pa­la­bra de más, un mal ges­to an­te un “em­bo­lao”, una

Com­par­tir via­je a Ca­ta­lu­ña con Jo­sín es to­da una ex­pe­rien­cia pa­ra ha­cer una ra­dio­gra­fía de es­te ve­te­rano pro­fe­sio­nal que lu­cha por la dig­ni­dad del ofi­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.