LA MAN­TA A LA CA­BE­ZA

Triatlón - - SINCLEMENCIA - [ PORR CLE­MEN­TE ALON­SO]

Re­cien­te­men­te he­mos te­ni­do el pla­cer de ver al gran Mario Mo­la en­trar se­gun­do en las se­ries mun­dia­les en Au­kland, por de­trás de nues­tro cam­peón, Ja­vier Go­mez No­ya, del que pa­re­ce ya que na­da nos sor­pren­de. Al­gu­nos qui­zá no se­pan que Mario Mo­la se lió la man­ta a la ca­be­za y se fue al ex­tran­je­ro a en­tre­nar, a las ór­de­nes de Joel Fi­lliol, que tie­ne un com­pe­ti­ti­vo gru­po de en­tre­na­mien­to con va­rias fi­gu­ras de dis­tan­cia olím­pi­ca y lar­ga. El que si­ga tam­bién el atle­tis­mo qui­zá se­pa tam­bién de la fon­dis­ta Cris­ti­na Jor­dán, que jun­to a su en­tre­na­dor, ha de­ci­di­do emi­grar a Flags­taff, Ari­zo­na (EEUU) pa­ra unir­se a otro gru­po (squad) de en­tre­na­mien­to allí. No creo que en nin­guno de los dos ca­sos po­da­mos equi­pa­rar­lo a la ima­gen tí­pi­ca que te­ne­mos del emi­gran­te: no lo ha­cen por ne­ce­si­dad, si aca­so por la ne­ce­si­dad que tie­nen de me­jo­rar y de apren­der.

Úl­ti­ma­men­te he­mos oí­do em­pe­zan­do en es­to del triatlón, por­que quie­ro que es­to du­re, qui­zá me pi­lla un po­co tar­de pa­ra ha­cer lo mis­mo, via­jar fue­ra y apren­der y com­ple­tar mi evo­lu­ción co­mo triatle­ta. Y, aun­que me sal­va que si­go te­nien­do mis re­tos y sal­go cons­tan­te­men­te de mi zo­na de con­fort pa­ra se­guir me­jo­ran­do, in­clu­so si con lo que ha­cía ya pa­re­cía su­fi­cien­te pa­ra ren­dir bien, me dan mu­cha en­vi­dia Mo­la y Jor­dán en su aven­tu­ra in­ter­na­cio­nal, fue­ra de esa co­mo­di­dad in­su­fi­cien­te pa­ra los que quie­ren más, pa­ra los que quie­ren cum­plir con su po­ten­cial; to­da una ins­pi­ra­ción, más vi­nien­do de mano de atle­tas jó­ve­nes. Me gus­ta esa ma­ne­ra de per­se­guir me­jo­rar el ren­di­mien­to, me­jo­rar el ni­vel, cre­cer, por cuan­to tie­ne de po­ner la vo­lun­tad y la ac­ción por en­ci­ma de las apa­ren­tes li­mi­ta­cio­nes y la iner­cia con­for­mis­ta; por cuan­to tie­ne de aban­do­nar la fa­ci­li­dad co­ti­dia­na y ha­cer­se más gran­de y me­jor en su tra­ba­jo; por ir a abar­car ex­pe­rien­cias don­de otros no se atre­ven (co­sa que po­dría­mos com­pa­rar, en lo que se re­fie­re a la ac­ti­tud, con los gran­des ex­plo­ra­do­res y pio­ne­ros que se en­car­ga­ron de ir a con­quis­tar el mun­do y ha­cer­lo apa­ren­te­men­te más pe­que­ño, ha­cién­do­se ellos, por el ca­mino, mu­cho más gran­des). Es­ta­mos en un mo­men­to de­li­ca­do aho­ra y no pre­ten­do alec­cio­nar a na­die, ni ofre­cer nin­gu­na pa­na­cea, pe­ro la si­tua­ción ha­ce que, lo que­ra­mos o no, mu­chos se vean en una zo­na de no con­fort mien­tras vie­nen "mal da­das". Es cier­to que la so­cie­dad, el es­ta­do co­mo es­truc­tu­ra en la que se or­ga­ni­za, de­be po­ner los me­dios que de­jen ha­cer a to­dos de una ma­ne­ra jus­ta y equi­ta­ti­va (o al me­nos no ha­cer lo con­tra­rio co­mo a ve­ces ocu­rre), pe­ro sal­va­dos los po­si­bles es­co­llos qui­zá sea el mo­men­to de em­pe­zar a ver la si­tua­ción co­mo una opor­tu­ni­dad de cre­cer y ha­cer las co­sas de ma­ne­ra di­fe­ren­te, de adap­tar­se al cam­bio (que ya nos ex­pli­có Dar­win que era la cla­ve de la su­per­vi­ven­cia y, por tan­to, de la evo­lu­ción). So­le­mos te­ner cier­to re­pa­ro con to­do lo que es di­fe­ren­te y re­sul­ta más có­mo­do se­guir la co­rrien­te ge­ne­ral ("mains­tream"), pe­ro to­do lo ma­ra­vi­llo­so, to­do lo ex­cep­cio­nal­men­te bueno, vie­ne de fue­ra de la nor­ma­li­dad, de fue­ra de la co­mo­di­dad, de la valentía (de que "la ins­pi­ra­ción me pi­lle tra­ba­jan­do" co­mo di­jo aquel). Creo bas­tan­te en el de­por­te de fon­do co­mo es­cue­la pa­ra la vida, no só­lo por­que el que re­sis­te ga­na, sino tam­bién por­que hay una se­rie de va­lo­res y ma­ne­ras de ha­cer que fun­cio­nan pa­ra am­bas; la pri­me­ra nos sir­ve, ju­gan­do, pa­ra la se­gun­da, vi­vir, la que cuen­ta. Te­ne­mos por tan­to en "nues­tro" gran Mario Mo­la y su aven­tu­ra in­ter­na­cio­nal (en el "có­mo" y en la ac­ti­tud que im­pli­ca) un ejem­plo pa­ra to­dos los que que­re­mos ha­cer las co­sas me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.