Evi­ta las mo­les­tias in­tes­ti­na­les

Triatlón - - SALUD DEHIERRO -

“Cuan­do en un Iron­man te sien­ta bien to­do lo que co­mes y be­bes, lo que has en­tre­na­do es­tá ahí y te lle­va has­ta la me­ta”. Re­cu­pe­ro es­ta fra­se de An­dreu Al­fon­so que leí en el re­por­ta­je “Lo Im­po­si­ble” (pu­bli­ca­do en el nú­me­ro 24 de es­ta mis­ma re­vis­ta). Mu­chos otros de­por­tis­tas han ex­pre­sa­do frases si­mi­la­res dan­do a en­ten­der que en el de­por­te una bue­na pre­pa­ra­ción fí­si­ca no lo es to­do, o al me­nos no es una ga­ran­tía de éxi­to. En los triatlo­nes, lo que co­mes y be­bes an­tes y du­ran­te la com­pe­ti­ción va a de­ter­mi­nar en gran par­te el ren­di­mien­to que vas a te­ner. Si tu cuer­po no to­le­ra bien los ali­men­tos que in­gie­res, es pro­ba­ble que apa­rez­can mo­les­tias de di­fe­ren­tes ti­pos y gra­do de se­ve­ri­dad. El ori­gen de es­tas mo­les­tias no tie­ne una cau­sa co­mún, al igual que no afec­ta a to­das las per­so­nas por igual, sien­do al­gu­nos triatle­tas más sus­cep­ti­bles que otros. En ge­ne­ral, un ba­jo rie­go san­guí­neo en la zo­na in­tes­ti­nal, la se­cre­ción de cier­tas hor­mo­nas y una ges­tión inade­cua­da de si­tua­cio­nes con­cre­tas que son co­mu­nes pa­ra mu­chos de­por­tis­tas, pue­den ac­tuar co­mo de­to­nan­te pa­ra que es­tos tras­tor­nos apa­rez­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.