La ca­rac­te­rís­ti­ca fun­da­men­tal de las ca­rre­ras de fon­do es que re­quie­ren una gran pre­pa­ra­ción (que abar­ca va­rios me­ses an­tes de la ce­le­bra­ción de la prue­ba). Ya en com­pe­ti­ción, aun­que la pre­pa­ra­ción ha­ya si­do óp­ti­ma, su­po­ne un gran es­fuer­zo fí­si­co y psi­col

Triatlón - - SWIM BIKE RUN -

Pe­ro, ¿qué ti­po de pen­sa­mien­tos se su­ce­den du­ran­te la prue­ba? En no po­cas oca­sio­nes es­cu­cha­mos a de­por­tis­tas, des­pués de una re­ti­ra­da, ex­pli­car que se blo­quea­ron men­tal­men­te, o que su ma­la ac­tua­ción fue más un pro­ble­ma men­tal que fí­si­co. Tam­bién, cuan­do el ren­di­mien­to es ex­cep­cio­nal, es­cu­cha­mos que és­te fue de­bi­do a que su men­te fue más fuer­te, lo que le hi­zo so­bre­po­ner­se a la fa­ti­ga fí­si­ca. Co­no­cer nues­tros pen­sa­mien­tos y, de al­gu­na for­ma, ma­ne­jar­los im­pli­ca te­ner un ma­yor con­trol so­bre nues­tro ren­di­mien­to. Asi­mis­mo, An­tes de de­ta­llar las es­tra­te­gias psi­co­ló­gi­cas per­ti­nen­tes pa­ra afron­tar con éxi­to una prue­ba, es opor­tuno re­cor­dar/re­vi­sar cuá­les son los ob­je­ti­vos de las mis­mas pa­ra un de­por­tis­ta ama­teur. Y és­tos no son otros que con­se­guir que se afron­te la ex­pe­rien­cia de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, se fa­vo­rez­ca la con­se­cu­ción de sus ob­je­ti­vos, se ali­vie su su­fri­mien­to, y que se dis­fru­te al má­xi­mo de la ex­pe­rien­cia. En al­gu­nos es­tu­dios rea­li­za­dos con de­por­tis­tas ama­teur an­tes de la com­pe­ti­ción, se cons­ta­ta un al­to gra­do de mo­ti­va­ción por al­can­zar los ob­je­ti­vos pro­pues­tos, pe­ro tam­bién, en no po­cos ca­sos, un ex­ce­so de ten­sión, in­cer­ti­dum­bre y preo­cu­pa­ción re­la­cio­na­do con la tras­cen­den­cia sub­je­ti­va de la prue­ba y la po­si­bi­li­dad de no al­can­zar los ob­je­ti­vos desea­dos

aso­cia­ti­vos o di­so­cia­ti­vos.

Los tie­nen que ver con las pro­pias sen­sa­cio­nes cor­po­ra­les del de­por­tis­ta (per­cep­ción de es­fuer­zo, rit­mo, pul­so…).

Los tie­nen que ver con pen­sa­mien­tos aje­nos a la ac­ti­vi­dad (es de­cir, pen­sar en co­sas que na­da tie­nen que ver con la prue­ba). Las es­tra­te­gias aso­cia­ti­vas fa­vo­re­cen el ren­di­mien­to (co­rrer más rá­pi­do, su­pe­rar mo­men­tos crí­ti­cos, etc), por lo que pue­den ser más opor­tu­nas du­ran­te la com­pe­ti­ción, de­jan­do los di­so­cia­ti­vos pa­ra los en­tre­na­mien­tos. Sin em­bar­go, las ca­rre­ras

sa­ber qué es­tra­te­gias psi­co­ló­gi­cas uti­li­za­ron los de­por­tis­tas que com­pi­ten con éxi­to nos pue­de ser­vir de mo­de­lo pa­ra afron­tar con ga­ran­tías cual­quier prue­ba de fon­do. Du­ran­te la com­pe­ti­ción, los pen­sa­mien­tos del de­por­tis­ta pue­den ser de dos ti­pos:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.