Vien­tos y ve­le­tas

Triatlón - - SINCLEMENCIA -

A me­nu­do en­tre­nan­do, com­pi­tien­do y en las ta­reas co­ti­dia­nas sue­lo apo­yar­me en mi esen­cia. ¿Y qué es eso?... Bá­si­ca­men­te mis for­ta­le­zas, aque­llo que en oca­sio­nes es­tá pe­lea­do con la fle­xi­bi­li­dad pa­ra to­do. He apren­di­do a fo­ca­li­zar es­fuer­zos y a ser me­nos re­na­cen­tis­ta, me­nos '4x4'... Al­go que, ilu­so yo, pen­sa­ba era un po­ten­te va­lor aña­di­do. Esa ca­pa­ci­dad de orien­ta­ción se con­si­gue desa­rro­llan­do los ta­len­tos pro­pios y ahon­dan­do en ellos. No quie­re de­cir que me nie­go a cam­biar, a evo­lu­cio­nar o a ne­gar la mi­ra­da a mis de­bi­li­da­des. Es­tán ahí, pe­ro si ten­go tiem­po pre­fie­ro tra­ba­jar don­de soy más útil, con mis do­nes na­tu­ra­les... Sin for­zar, sin en­ga­ñar­me, tra­tan­do de ser ho­nes­tos. Por eso, si al­gu­na vez no­tas que los vien­tos so­plan en tu con­tra y las ve­le­tas mar­can di­rec­cio­nes im­po­si­bles le­van­tes la vis­ta, acla­res la men­te y si­gas na­dan­do a pe­sar de que de vez en cuan­do una ola te ta­pe o un mo­lino te in­di­que mal ca­mino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.