Án­gel Mancebo Triatlón co­mo te­ra­pia

Triatlón - - TRIATLETAS - Se­gu­ro que tú tam­bién co­no­ces al­gún triatle­ta ex­tra­or­di­na­rio, pue­des pre­sen­tar­nos­lo man­dan­do un email a:

Ho­la ami­gos, os ex­pli­co bre­ve­men­te mi pe­que­ña his­to­ria en es­te mun­do del triatlón, con la es­pe­ran­za de que pue­da dar fuer­za y mo­ti­va­ción a al­guien pa­ra sa­lir de los du­ros gol­pes de la vi­da. Tras es­tar ca­sa­do 25 años, en 2011 tu­ve que pa­sar por una se­pa­ra­ción muy du­ra. Mi vi­da cam­bió por com­ple­to, no sa­bia lo que ha­cía, y por mo­men­tos pen­sa­ba que la vi­da no te­nía sen­ti­do. Has­ta que a tra­vés de un ín­ti­mo ami­go, Jor­di Oli­ve­lla, me in­tro­du­je en es­te mun­do del triatlón que me ayu­dó a sa­lir del du­ro ba­che y a em­pe­zar a ver las co­sas de otra ma­ne­ra. La vi­da, a tra­vés del de­por­te, me da­ba otra opor­tu­ni­dad. En aquel mo­men­to ape­nas sa­bía na­dar, pe­ro en­tre­nan­do du­ro, día y no­che, con­se­guí na­dar, mon­tar en bi­ci y co­rrer lo su­fi­cien­te has­ta lle­gar en 10 me­ses a ha­cer un Iron­man, el de Lan­za­ro­te. Fue una pa­sa­da aca­bar, y eso me mo­ti­vó a se­guir con más fuer­za en es­te de­por­te… has­ta que en el 2013, en Ca­le­lla, lo­gré ser sub­cam­peón de Es­pa­ña de lar­ga dis­tan­cia en Gru­pos de Edad 50-54. Ahí fue cuan­do tu­ve cla­ro que mar­cán­do­te ob­je­ti­vos y lu­chan­do día a día las co­sas vuel­ven a te­ner sen­ti­do, in­de­pen­dien­te­men­te de ser me­jor o peor que otros. So­lo por aca­bar y pen­sar en el es­fuer­zo per­so­nal rea­li­za­do va­le la pe­na lu­char. Es­pe­ro que es­tas lí­neas con mi his­to­ria sir­van de es­tí­mu­lo a al­guien. Un tria­bra­zo.

triatlon@mpib.es con el asun­to 'Triatle­ta Ex­tra­or­di­na­rio'. Ex­ten­sión má­xi­ma: 4.500 ca­rac­te­res con es­pa­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.