MI MU­ÑE­CA SE QUE­JA…

Triatlón - - SWIM BIKE RUN -

La fal­ta de cos­tum­bre o un ex­ce­si­vo des­pla­za­mien­to del pe­so so­bre el ma­ni­llar son las cau­sas más ha­bi­tua­les de las mo­les­tias en las mu­ñe­cas, al ver­se obli­ga­das a tra­ba­jar con una so­bre­car­ga a la que no es­tán ha­bi­tua­das. Pue­de que lle­ves el si­llín ex­ce­si­va­men­te al­to res­pec­to al ma­ni­llar.

Si te mue­ves por zo­nas ba­chea­das y no lle­vas sus­pen­sión de­lan­te­ra lle­gó el mo­men­to de po­ner­le una hor­qui­lla con amor­ti­gua­ción a tu bi­ci, ve­rás có­mo tus mu­ñe­cas no se re­sien­ten tan­to. Ade­más la hor­qui­lla ele­va­rá li­ge­ra­men­te la po­si­ción de tus ma­nos, lo cual es tam­bién be­ne­fi­cio­so pa­ra ata­jar tu pro­ble­ma. Si ya te­nías sus­pen­sión de­lan­te pue­des cam­biar a una po­ten­cia al­go más al­ta o un ma­ni­llar de do­ble al­tu­ra (cur­va­do ha­cia arri­ba). Com­prue­ba que no es por cau­sa de que la ta­lla es gran­de pa­ra ti. ¿Lle­vas guan­tes acol­cha­dos? Amor­ti­gua­rán par­te de las vi­bra­cio­nes que ha­cen que te due­lan las mu­ñe­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.